Cero A La Izquierda – No Ha Dejado De Llover

192 Cero A La Izquierda No ha Dejado De LloverTres años después de su debut La Vela Muda y pasando de ser un quinteto a ser un cuarteto, los navarros Cero A La Izquierda regresan más maduros y con las ideas mucho más claras con No Ha Dejado De Llover. Segundo trabajo que viene de la mano de El Dromedario Records, el sello de Alén Ayerdí, entre otras cosas baterista de Marea y Ciclonautas, con los que compartirán gira de presentación por una decena de localidades (de hecho empieza el fin de semana próximo en Granada y Murcia, donde podré ver a ambos, si todo va bien). Con la confianza que da tener el respaldo de profesionales contrastado alrededor, la banda ha aprovechado su segundo disparo con un álbum compuesto de once cortes a los que se les coge cariño rápido. Rocanrol de toda la vida con pequeño toque metalero por allí, algo de AC/DC por allá y los referentes del castellano bien respetados.

Producido, como su ópera prima, por Iñaki Llarena y grabado, mezclado y masterizado en los Estudios Aberin, la apuesta crece con esa experiencia añadida que supuso la grabación en Konk Studios de Londres con Josh Green a los mandos. Y es que escuchando el resultado de No Ha Dejado De Llover parece mentira que el cuarteto formado por Javi Robles a la voz, Dani Lafuente al bajo, Sergio Pérez a la guitarra y coros y Lucas Nicolay a la batería, se mueva en torno a los 19 y 22 años. Sobre todo porque la entereza y credibilidad de su sonido y sus canciones está muy por encima de los que muchas bandas que llegaron a grandes podían soñar con edades tan tempranas.

En No Ha Dejado De Llover no inventan el rocanrol, pero sí que tiene la suficiente identidad propia como para sonar fresco, divertido y también vibrante, cuando toca, pero sin caer en melodramas estériles.

Tanto ‘Mis Lamparones’, elegido como primer videoclip, y ‘Sobre La Piel’, los dos temas que abren el disco, se mueven por el mismo terreno potente en el que los riffs y sonidos de guitarra le hacen guiños al metaleo. Algo que compensa la melódica y bien definida voz de Javi, que la arrastra al rocanrol con un resultado equilibrado y aguerrido. Dos trallazos que dejan claro que no les asusta la potencia. También ambas canciones ofrecen otra de las claves, el enorme trabajo que existe en lograr estribillos bien definidos (y eso que en el segundo tarda en aparecer, mucho más abierto y melódico que en el primero), que con el paso de las escuchas acaban resultándote viejos conocidos.

Paso posterior a esta energía nos llega ‘La Raíz’, un medio tiempo creciente y descarnado que ofrece una declaración de amor precisa y empática en un texto extenso y, sin ambages, sobresaliente. ‘Latitudes’ por su parte se presenta más hedonista y también más ligera en las formas, con un gran solo por cierto, algo que agradece la dinámica del álbum, pero sin perder la buena tónica de textos, referencia a John Nash incluida. ‘Otra Luz’ presenta la colaboración estelar del disco, la Enrique Villarreal ‘El Drogas’, si bien es mucho más discreta de lo que suele ser habitual. Un tema alejado de la distorsión que abre la puerta a un terreno acústico que sí explotarán y de qué manera en ‘El Abuelo’.

En el ecuador de la lista, ‘Se Refugia’ se diferencia del resto por su carácter más hard-rock que se hace aún más patente en los coros en “oh”, los únicos de toda la lista. Con ‘Malas Noticias’ llegamos al tema más corto del disco, que destaca por el desencanto vocal y la buena cadencia del fraseo con un estribillo, bien hilvanado, como siempre: “otoño tumoral, cortés con los desnudos, vacío emocional, infiel con los sentidos”. Momento sensible y reconicimiento a mayores con ‘El Abuelo’, ahora sí con brillo acústico, colaboración de Gabri Gainza a la voz y lap Steel de Iñaki Llarena con una texto emocionante.

En el último tramo del disco hay un cierto regusto a rock latino en ‘Mano a Mano’, sobre todo por la melodía principal y el remate vocal del fraseo. El estribillo, de nuevo adictivo. Un riff entrecortado muy AC/DC ilumina ‘Sobrevivir’, por el contrario, el estribillo es más pausado, pero con uno de los mejores versos: “saludó la voluntad con los dedos corazones, carcajadas y al final, ¿Qué más?”. El cierre lo echa ‘Caminos’, una canción que se presenta como balada pero que, a la postre el corte más largo del álbum, crece y crece en intensidad, como canto cantinero, hasta desbarrar en un sobresaliente solo de guitarra.

Enorme salto de calidad por tanto de Cero A La Izquierda, que ahora debe demostrar esa tendencia también sobre los escenarios. De seguir la evolución mostrada, por su juventud y con el nivel que tienen ahora, podemos estar ante una de las bandas rockeras más importantes de la próxima década.

 

En Spotify.

Tracklist:

  1. Mis Lamparones
  2. Sobre La Piel
  3. La Raíz
  4. Latitudes
  5. Otra Luz
  6. Se Refugia
  7. Malas Noticias
  8. El Abuelo
  9. Mano a Mano
  10. Sobrevivir
  11. Caminos

 

 

 

Anuncios

Publicado el marzo 18, 2015 en Críticas Discos y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: