Buscar resultados para Lagartija Nick

Lagartija Nick – Los Cielos Cabizbajos

 

No ha habido que esperar demasiado para que Lagartija Nick regrese con nuestro trabajo discográfico tras Crimen, Sabotaje y Creación (2017). Atrás quedan los largos seis años de secano tras Zona de Conflicto (2011). Y la respuesta del porqué de esta inquietud tiene el nombre de un Arias bien definido: Jesús (ideólogo del Omega con Enrique Morente, ya saben). Su fallecimiento inesperado en esa maldita tarde en la que nunca apareció a comer por casa de sus padres ha dado alas a un Antonio Arias, siempre devoto y orgulloso del impulso creativo de su hermano. Si en la anterior entrega ya se recogían muchas ideas esbozadas por Jesús, como ese fantástico ‘Exilio/Adagio Súbito’, entre otras, pasando por las versiones de Qüasar ‘Europa, Europa’ y ‘Agonía, Agonía’, ahora todo ha sido mucho más intenso, meditado y cuidado al extremo. Cientos de notas, partituras, demos y apuntes para este Los Cielos Cabizbajos, autodefinido como “un poema sinfónico de Jesús Arias interpretado por Lagartija Nick”. Firma todas las letras y muchas de las composiciones musicales, apoyado la mayoría de las veces en José Ángel Arias y otras en David Montañés y el propio Antonio. Arreglos orquestales para una partitura de guerra y desolación. Ambientación a cielos grises, a dolor por la muerte impuesta. Obsesiones constantes en una obra conceptual que solo podía ejecutar Lagartija Nick.

Lee el resto de esta entrada

Lagartija Nick – Crimen, Sabotaje y Creación

Los granadinos Lagartija Nick, tras un intenso año de promoción del inolvidable Omega junto a Enrique Morente, con motivo de la edición especial por su vigésimo aniversario, acaban de publicar su decimotercer trabajo de estudio. Una muesca más donde aparecen muchos de los denominadores comunes de su obra: la aparición de referencias propias de su Granada, la sordidez poética, la querencia al flamenco, a la revisión histórica y a la densidad conceptual bien equilibrada con formas que se mantienen dentro de una accesibilidad que no los hace hostiles a los no iniciados, el punto lorquiano y Jesús Arias muy presente en todo momento, con varios textos o canciones de su autoría. Y es que Antonio Arias demuestra una vez más, desde una discreción que sorprende dado que le sobran bastante más motivos que a otros para tener el ego por las nubes, su capacidad para hacer que al final todas las piezas inconexas (a priori) encajen, que la banda de su estreno (Hipnosis, 1991) suene con la frescura de hace casi treinta años, con la emotividad y virtuosismo precisos. Una colección de canciones que los resitúa en un punto más coherente, dejando atrás del todo los devaneos experimentales de la pasada década.

Lee el resto de esta entrada

Enrique Morente y Lagartija Nick – Omega (1996)

morente-omega-rocksesionConfieso que desde que abrí RockSesión he sentido las ganas y la necesidad de traer este disco a la crítica remember de los viernes. Como en el caso de La Leyenda del Tiempo, de Camarón de la Isla, por buscar un referente equiparable, siempre pensé que no tenía nada nuevo que decir. Que, parafraseando a Los Deltonos con las canciones descartadas para versionar en su Six Pack volumen 2, “el mundo no necesitaba un artículo más sobre este disco”. El imparable pequeño reloj que marca el paso del tiempo manda festejar aniversarios y en este 2016 Omega ha cumplido 20 años. La reedición del álbum, remasterizado de su versión original, con la añadidura del tema que interpretó con Sonic Youth, junto con un segundo disco de temas inéditos, demos y mezclas alternativas y el documental de José Sánchez-Montes y Gervasio Iglesias, me ha infundido el valor para ello. No era necesario, pero es lo debido.

Lee el resto de esta entrada

Efecto Lucifer – Coraje

Efecto Lucifer es una banda de rock alternativo que tiene su origen en torno a la figura de JM Gómez, como ya explicamos aquí con las críticas de sus dos discos anteriores. En el año 2008 autoedita de forma personal De Lo Previsto y Aleatorio… En 2011 repite fórmula publicando Efecto Lucifer. Aquel fue un trabajo mucho más contundente y compacto que sirvió de base para el despegue del proyecto con dicho nombre pasando a ser la cabecera del grupo. Fue en el año 2012 cuando Sergio Ortuño a la guitarra, Jesús Puche a la batería y Mario Marco al bajo se suman para consolidar el proyecto como banda sólida. En marzo de 2015 publicaron el primer larga duración como grupo, Siembra. El disco lo constituye una colección de canciones llenas de rabia que te transportarán a paisajes sonoros con la mirada puesta en el rock de los setenta y noventa y el stoner rock. En 2017 llegaría Cadáver, un EP de seis temas con el que dan una vuelta de tuerca a su personal sonido, transitando territorios más psicodélicos y experimentales, pero sin perder el espíritu contundente. Posteriormente, Sangel Toledo (que es quien ha grabado el disco, su puesto lo ocupa ahora Daniel Abrisqueta) sustituye a Jesús Puche a la batería y Sergio Ortuño abandona la banda, pasando la formación a ser lo que se viene denominando ‘powertrío’. Este Coraje viene a ser un retoño de su tiempo, canciones de superación y de ligera esperanza pese a la demolición, que fue compuesto, grabado y mezclado por el propio Gómez durante los dos años pandémicos, 2020 y 2021 en Estudios Aleatorios. La masterización fue realizada por Álvaro Delgado en Pro On Line Mixing en octubre del pasado curso. La portada es de José Azorín y ‘lo de dentro’ suena así.

Lee el resto de esta entrada

El Lunático – Se Diga Como Se Diga (2008)

Cada provincia, cada ciudad, tiene en su historia más reciente una serie de grupos, bandas y artistas de esas que igual no salieron mucho de sus terrenos pero que, de alguna manera, marcaron una era dentro del circuito más localista. En una semana que he decidido dedicar a nombres propios de mi tierra (con Juan Trece, Antonio Álvarez, JJ Fuentes y Los Ruina –es muy probable que el lunes tengamos un bonus track-) quería cerrarla, en la sección de las críticas remember de los viernes, con otro grupo de la zona. Y, aunque lo tenía claro, tras la de ayer tenía claro que los protagonistas iba a ser ese combo llamado El Lunático. Tras una maqueta prometedora, uno de los productores de moda del principios de milenio, Alejo Stivel (que había dado el pelotazo llevando a Sabina a sus terrenos naturales, además de producir otros pelotazos como los debuts de La Oreja de Van Gogh y El Canto del Loco, Usar y Tirar y Sin Enchufe de M Clan) se fija en ellos, aumentando su alcance. Llegarían a formar parte de la banda sonora de El Loco de la Colina, programa de Jesús Quintero, realizarían el himno de la UD Almería… Tras el disco homónimo de 2006, llegaría este Se Diga Como Se Diga que estuvo producido por José Luis Salmerón, que había trabajado con gente como Lagartija Nick o el mismísimo Enrique Morente. Un álbum en el que contarían con la colaboración del fallecido Kike San Francisco o de Gini Téllez, vocalista de Hojarasca. Sus conciertos tenían los suficientes ingredientes para convertirse en una auténtica fiesta haciendo que nombrarlos en la ciudad todavía despierte sonrisas de aprobación y algo de nostalgia.

Lee el resto de esta entrada

Hora Zulu – Limpiar, Fijar y Dar Esplendor

A pocas bandas de nuestro país se le podría ocurrir o, más allá, sentar mejor el uso de la histórica leyenda de la Real Academia de la Lengua como título de un disco. Teniendo en cuenta que llevan años “manejando a su antojo el lenguaje”, que en su día su vocalista, Aitor Velázquez, intentó la machada de leerse el María Moliner al completo y que el álbum va de pulir, perfilar y sacar lustre con el sonido y sabiduría actual a una colección de canciones de sus dos primeras entregas (Me Duele La Boca De Decirlo (2002) y Crisis De Claridad (2004)), inferimos que tiene todo el sentido del mundo, con Paco Luque a la guitarra, Javi Cordovilla a la batería y Álex Bedmar al bajo. ¿Cuántas veces sea ensoñado aquello de ‘me gustaría volver a los 20 años pero sabiendo todo lo que sé ahora’? Empujados por el lado tenebroso ‘del negocio’, que les ha llevado a grabar las canciones para recuperar los derechos de autoría de las mismas, este álbum va de eso. Es un ejercicio que casi siempre es ingrato (porque siempre te dirán aquello de que ‘antes era mejor’, por ahí ya pasó Extremoduro, Soziedad Alkohólika, etcétera) pero del que Hora Zulu sale del todo victorioso, con corona láurea y vítores merecidos. Un sonido mucho más grueso (cada vez más), un tono, por lo general, más sobrio en lo vocal, unas guitarras repletas de arreglos y sonoridades que enriquecen las líneas melódicas de las originales, un bajo muchísimo mejor mezclado y una batería más afilada y contundente. Como resultado, un sonido más fiel a lo que le venimos escuchando en el escenario antes de la pandemia y la madurez de unas canciones que nos calentaron las venas con 20 años, pero sonando con el empaque y la seriedad que queremos a los 40. Si la pena es que se hayan dejado la otra mitad de cada uno de ellos.

Lee el resto de esta entrada

Opium Tea – Mundo Muerto

Siete años después de su debut epónimo, Opium Tea (que toma su nombre de una de las canciones de Nick Cave & The Bad Seeds, por lo que nos situamos ya de inicio en un espectro sonoro determinado) vuelve a la carga con Mundo Muerto. Sí, todo con el mismo halo de oscuridad que posee su música, una suerte de dark electrónico donde los matices punk y post punk son muy acusados, nada de extraño si tenemos en cuenta, como decía, el origen de su nombre. Pero si tenemos en cuenta que este dúo está formado por Txarly Cuevas ‘Usher’ y Pablo Lázaro ‘Peibol’, la cosa adquiere otra dimensión. Al bueno e hiperactivo de Usher lo tenemos con una personal trayectoria en solitario, también con Los Ejemplares (uno de nuestros discos del año del pasado 2020), con Radiocrimen, Radio X (con Placi de los Segis), Los Carniceros del Norte… y mucho más. Un alma inquieta que se mueve siempre entre las sombras con una elegancia e interpretación vocal siempre certera y magistral. En esta aventura se acompaña de Peibol, otro viejo conocido de la escena bilbaína, entre el rock, la electrónica y la producción y que se ha cruzado, además de en Opium Tea, con Txarly en multitud de ocasiones a lo largo de los años, como en homenajes a Parálisis Permanente, por ejemplo. El año pandémico ha servido para que uno compusiera la música y el otro las letras y regalar (está en descarga gratuita en su bandcamp, aunque también se ha editado en formato físico) un segundo disco al Mundo Muerto, que así se llama, bañado en lo conceptual de varias ciudades.

Lee el resto de esta entrada

Playlist RockSesión por el Día Internacional del Flamenco

Que el flamenco comparte mucho con el rocanrol (más bien es al contrario, si nos remontamos a la antigüedad de los respectivos orígenes) es algo que, conceptualmente, he defendido siempre. La actitud sangrante en la interpretación buscando conmover en el sentimiento. La inquietud por buscar nuevas fórmulas expresivas y distintas variaciones que vengan a enriquecer y variar el resulto final ya conocido. Los elementos transgresivos que, de repente, se saltan ‘las reglas del juego’ y saltan tres escalones de una tacada. El punto hedonista de los cantes festeros con la triada mágica de los tres ingredientes consabidos. Por eso, y porque soy consciente de que en esta casa hay lectores que tienen su mente y sus gustos musicales tan abiertos como yo o que se dejan llevar para descubrir nuevas cosas, quiero celebrar este año el Día Internacional de Flamenco con una playlist seleccionada. Dejo claro que no pretender ser categórica ni tener ínfulas de autoridad. Sencillamente, están una buena serie de cantaores que a lo largo de los años, desde mi infancia gracias a mi padre, me han acompañado por el camino y me han ayudado a establecer conexiones entre intérpretes, cantes, otros géneros y un largo etcétera. También daremos cabida a conexiones con el rock y el metal… y el trap. Porque las fronteras de poco valen a la hora de hablar de música. Y de otras cosas. Ya el año pasado improvisé un hilo en twitter sobre el asunto, pero hoy lo dejamos todo bien empacado. Por supuesto, esta lista crecerá y crecerá con los años. Porque la lista sería infinita. (Recomiendo ‘El Gran Libro del Flamenco’ de Manuel Ríos Ruiz y empezar con los documentales de ‘Rito y Geografía del Cante’, emitidos en los setenta en RTVE). No hay fin cuando lo bueno te acompaña toda la vida. Salud.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Leonard Cohen

 

¿Dónde está la salvación que el mortal busca?, cantaba Roberto Iniesta en una de las canciones viscerales de los primeros discos de Extremoduro (a quienes este fin de semana, entre otras cosas, debería haber visto por tercera y cuarta vez en esta aplazada gira de despedida). Quizá la única manera sea conseguir el tres en raya que supone la paz de corazón, cabeza y alma. No es poca cosa si por el viaje llevas acumuladas ‘muchas lanzas’, como canta el otro poeta Kutxi Romero con Marea, “y sus trozos fabricaron mi esperanza, tan sedienta porque al fondo de mi alma hay un pozo pero la soga no alcanza”. #Mis10de hoy vuelven a ser una necesidad. Quizá mi vida entera esté en esta web y en otras creaciones musicales a las que les doy acceso a muy pocos elegidos. Culmino la presentación con un fragmento del artículo que escribí por la muerte del canadiense, que también os comparto también aquí, al completo: Vivo con la obra de Leonard Cohen desde que tengo memoria musical. Me es grato ir encontrando a personas que, sin saber por qué, sintieron fascinación por él también desde niños. Entonces no se entienden los motivos, claro, pero da una sensación de comunidad reconfortante. Uno de los ilustres de esa lista es Igor Paskual, pero también muchos amigos tuiteros que durante años han confesado esa iniciación. Como en el caso del músico, fue mi madre la que lo escuchaba con frecuencia y, como mi tocayo Krahe, forma parte de mis recuerdos de las tardes de colegio mientras hacía los deberes (sin quejarme, sin quejarse). Ironía fina, tanto Krahe, como Cohen: voces cavernosas, cantantes tardíos, por casualidad hasta la H intercalada y, de postre, Javier casado con una canadiense. Recuerdo un casette, una cinta, ‘de las buenas’, de las negras, con sonidos que nunca le había escuchado a nadie. Llévenme al final.

Lee el resto de esta entrada

Los Hermanos Dalton – Una Noche Más (2000)

 

Quizá les perjudicó su territorio intermedio, quizá el no haber tenido la suerte de nacer con el sello de denominación de origen granadino que tanto y tan bueno le ha dado al pop, rock o indie, donde se ‘podría’ encuadrar a esta más que recomendable formación de la gaditana San Fernando. Los Hermanos Dalton, sí, toman su nombre del cómic de Lucky Luke con pleno derecho, puesto que la formación original y habitual está formada por los hermanos Josema (guitarras y voz), Jesús (batería y voces) y Carlos Gómez (bajo y voces). Nacidos como banda en 1991, tuvieron la suerte de ganar un concurso que les permitió tener su primera experiencia en un estudio de grabación, haciendo versiones (algo que jamás dejarían de lado a lo largo de su extensa trayectoria), y de que Julio Ruiz les concediera el premio a maqueta del año en su programa de Radio 3. Eran tiempos en los que, lejos de la sobredosis de oferta que llevó internet y la ‘democratización’ para poder grabar, eso suponía un aval de calidad que abría muchísimas puertas. No suele ser habitual elegir un disco en directo como crítica remember a la hora de abordar a un grupo, pero las particularidades de su discografía, repleta de grandes canciones pero no quizá de un disco por encima del resto, hacen que sea este Una Noche Más, grabado en Madrid y Sevilla, y con invitados, el elegido. Vaya nuestra primera mirada al pasado en este recién estrenado 2020 para Los Hermanos Dalton. Por otro año con los latidos de siempre.

Lee el resto de esta entrada