Buscar resultados para Siniestro Total

Siniestro Total – La Noche De La Iguana

162 Siniestro TotalQuizá sea lo imprevisible del lanzamiento el principal valor del nuevo directo editado por Siniestro Total. Andan los gallegos peleados con la convencionalidad de los procesos habituales de producción musical. Si hace poco más de un año que anunciaban su regreso al single, como proceso inverso a la publicación de discos completos, ahora editan en formato digital el concierto ofrecido en el pasado 2013 en su cita anual en la Iguana Club. Cada 27 de diciembre la banda actúa en aquel santo lugar para celebrar su aniversario, que por cierto este año alcanza el 33. Esperemos que no crucifiquen a nadie. O sí. Depende de la víctima. El álbum encierra quince canciones de todas las épocas de la banda y su valor principal es la cotidianidad que transmite.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Siniestro Total – Ante Todo Mucha Calma (1992)

Siniestro Total Ante Todo Mucha CalmaEl primer disco en directo de los gallegos Siniestro Total, grabado el 22 de noviembre de 1991 en Valencia y editado a comienzos del 92, fue su cénit de reconocimiento masivo. El disco en estudio anterior, ‘En Beneficio De Todos’ venía de conseguir ser disco de oro (de los de entonces) y la gira se prolongó durante casi año y medio de manera ininterrumpida. Así que era el momento que llevaban años esperando y aprovecharon el estrenado contrato firmado con BMG Ariola, tras salir de Dro, para ello. El resultado: uno de los mejores directos que se ha grabado en el rock estatal. ¿Por qué?
Lee el resto de esta entrada

Kaos Urbano – Suburbiales

 

Camino de los 25 años, los madrileños siguen en el campo de batalla que, para ellos, no es otro que las calles de las ciudades. Y cuanto más Suburbiales, mejor. Porque con Kaos Urbano no hay más verdad que aquella que les hizo nacer en 1995, recogiendo en una banda de amigos todas las inquietudes de una juventud de extrarradio oprimida y apresada. Lo que a buen seguro no podrían imaginar es que, pasadas dos décadas, serían una de las bandas referenciales del rock combativo. Ese que se riega con tragos de street punk y que patea los ritmos con cadencia del oi y la potencia del hardcore. Eso sí, igual que los grupos de rock poeta evolucionan con el paso de los años aminorando la velocidad y atemperando las formas en sus carreras solistas, en el caso de bandas como Kaos Urbano la evolución viene de la mano de una mayor ‘accesibilidad’ en el envoltorio. También ayuda la mejora del sonido, la democratización de los medios tecnológicos… y el aprendizaje. Lo que antes sonaba a rayos, a corteza, a rudo, ahora suena más empacado, pulcro, melódico. El eterno debate entre la autenticidad o la edulcoración. Algo bastante superado por una banda que nunca ha escondido su cierta inquietud por añadir nuevos sonidos, por buscar nuevas fórmulas, teniendo clara que su base y su público potencial quiere vitorear sus canciones con el puño en alto.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Billy Idol

 

Desveladas las formas definitivas que tomará la sección en el presente curso, salvo imprevistos no previstos, lógicamente, hoy (el último domingo de cada mes) es el día para una novedad internacional. Y, revisada la lista en estos meses de verano (con detenimiento, créanme) eché en falta una figura bastante icónica en esto del rock. Billy Idol es un personaje extraño, una rara avis. Se marchó de sus islas británicas después de que su grupo punk de manual (Generation X) no terminara de pitar como esperaba y emprendió carrera en solitario desde Nueva York. Quizá su discografía es víctima de las producciones de la época, de baterías programadas y sonido muy manipulado y artificial, pero su carrera nos deja una buena colección de canciones. Aunque el siempre llevará dentro el haber dicho que no a grabar el ‘Don’t You (Forget About Me)’ para la banda sonora original de la película The Breakfast Club, que finalmente se quedarían Simple Minds. También se la ofrecieron a Brian Ferry (del que ya sabéis que Siniestro Total opina que le huele el aliento). El caso es que acabaría tirándose de los pelos para, finalmente, hacer su propia versión muchos años después. Por eso, no estará en esta lista que, en cualquier caso, os animo a conocer.

Lee el resto de esta entrada

Los Nikis – Marines a Pleno Sol (1986)

Estaba claro que alguna vez tendrían que aparecer por aquí y estaba claro que sus posibilidades eran casi de probabilidad plena después de citarlos, ayer, al hablar del primer larga duración de Carolina Durante. Y es que, como estos, Los Nikis tuvieron que vivir siempre con el estigma de ser minusvalorados por venir de familias acomodadas. Lo mismo que le ocurre a los citados Carolina, lo que le ocurre a Hombres G, y a muchos de La Movida, metiendo de manera injusta a todos en el mismo caso. Sobre todo cuando el resultado, la música, que es lo que nos importa, lo hay más que satisfactorio en muchos casos. Curiosamente, el bueno de Jorge Ilegal también viene de familia con abolengo pero, claro, como se te ocurriera toserle igual te embestía con el stick de hockey. Por eso de tocar punk-pop gracioso rollo Ramones pero con polos en lugar de con camisetas con leyendas, pues siempre quita caché. Sin embargo, Los Nikis entroncan con la actitud humorística y ácida de muchos grupos de la época, aunque con el paso del tiempo tomaran caminos distintos. Siniestro TotalGlutamato Ye-YéDinamita Pa Los PollosPistones, Aerolíneas Federales y tantos otros que, insisto, dignifican lo que tan de moda está denostar. Y luego vinieron los del brazo en alto a hacer suya la canción de marras, que pretendía todo lo contrario.

Lee el resto de esta entrada

Polanski y El Ardor – Chantaje Emocional (1983)

No me llevo demasiado bien con las verdades absolutas. Aplíquese a cualquier ámbito de la vida. En el musical, y a lo que este disco en particular respecta, una de las que me afano en contradecir es la que desprecia por sistema La Movida (tampoco es la primera vez que hago referencia a ello, ni a buen seguro será la última, porque me queda mucho de los escribir de aquella ‘hornada’). Claro que, del lado contrario, no significa esto que me lance a encumbrarla. Sencillamente, como en cualquier movimiento cultural o social, hay cosas livianas, otras aceptables, otras notables y otras que merecen ser recordadas y apreciadas. A cada cual lo que trascienda. Como pasa con el rock urbano, con el RRV, con el rock progresivo, el rock poeta o, incluso, el indie. No, no hay verdades absolutas a la hora de valorar un movimiento y las bandas que en él ‘se meten’. Porque también es cierto que hay veces que, por simplificar los esquemas mentales, todo va al saco, sin distinción, y eso tampoco. Que no es el caso que nos ocupa, porque Polanski y El Ardor (con i latina, que la y de la portada es casi como la doble SS de las Vulpes, un invento) sí son hijos de pleno derecho de La Movida. Y de algunas cosas más.

Lee el resto de esta entrada

Medina Azahara. Alamar 2018. 7 de julio

El destino, las casualidades y el azar a veces nos regalan muescas satisfactorias. Cuando se desvelaron los horarios del pasado Viña Rock, la coincidencia más dolorosa para mí fue la que situaba con las mismas agujas a Medina Azahara y a Rulo y La Contrabanda. Dos bandas a las que tenía ganas de ver y con las que llevaba tiempo sin encontrarme. A la hora de tomar la decisión primó el número de años y la potencial ‘oportunidad’ de cara a los siguientes años. Al final me decidí por Rulo porque llevaba siete años sin verlo y tampoco es que sea muy asiduo a mi círculo de acción. Sacrifiqué por tanto a unos Medina que, tras casi 40 años en el escenario, está claro que tienen más cerca el fin. La suerte quise que los cordobeses fueran los encargados de cerrar el festival de músicas del mundo de Almería, Alamar, dando el valor del acierto la decisión de mayo. Medina Azahara es, como Siniestro Total (de quienes escribí la pasada semana), un bellísimo ejemplo de madurez escénica envidiable. Y su público responde con el mismo cariño que ellos transmiten. Es lo que tienen las canciones blancas, los anhelos de libertad y el buenismo de un mensaje que no entiende de odios. Ingenuidad romántica del ‘rock andaluz’ con la que da gusto reencontrarse. (Fotos: Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería).

Lee el resto de esta entrada

XXXI Candil Rock, 30 de junio

Heterogéneo como siempre en su propuesta, el campo de fútbol de San Pablo, en Huércal de Almería, recibió este sábado una nueva edición del Candil Rock, uno de los eventos festivaleros de un solo día con más solera de todo el circuito. 31 años le contemplan y un historial envidiable. Una nómina que este año se engordaba con Siniestro Total, banda poco frecuente en la zona (la última vez que los vi por aquí fue en un concierto junto a Burning, Loquillo y La Endémica Louise, allá por 2011), Guadalupe Plata (a los que vi en formato más reducido hace un par de años en Madchester Club), la banda de soul catalana con cantante mozambiqueña, The Excitements, y los locales Leña, un tributo al grupo de Rosendo, Penas y Urbano. Un cartel que podríamos denominar ‘sobrio’ y ‘técnico’ con respecto a otras ediciones pero que, dada su gratuidad, volvió a garantizar una buena entrada y que las nuevas generaciones, ahora en la infancia, vayan tomándole el gusto a esto de una velada de música en directo, que así se empieza. (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión).

Lee el resto de esta entrada

Psideralica – Engel Der Nacht (2005)

Mañana sábado se celebra la trigésimo primera edición del Candil Rock (Siniestro Total, Guadalupe Plata… de la que tendréis conveniente crónica aquí). Un festival que, por cercanía, tiene muchos de mis primeros escarceos con el rocanrol en todas sus variantes y asociados. Ayer, os traía la crítica de Aquí Todos Estamos Locos, de Megara. Bien, esas dos conexiones, por delante y por detrás, me llevaron a recordar a esta banda mallorquina, Psiderálica, a los que conocí precisamente en un Candil allá por 2006, abriendo un cartel que se completa con Ganyahmun, la banda por entonces de Rodrigo Mercado, antes de emprender camino en solitario, y, justo, su padre Rosendo, un habitual de las tierras almerienses, pues no olvidemos que lleva años veraneando y componiendo por San José y Cabo de Gata. Y por el otro lado, tiene que ver por la suerte de metal con guiños electrónicos y accesibles de la banda de Kenzy, coincidiendo también en la voz femenina. Para preparar aquel concierto le di muchas vueltas a este disco, que me dejó un par de temas para ‘la maleta de pinchar’. Remember de hoy. Quién me lo iba a decir.

Lee el resto de esta entrada

Lori Meyers. Vinila Von Bismark. El Palmeral. Almería. 21 de junio

Intenso verano de conciertos el que se nos presenta en RockSesión (sin tener en cuenta que no traigo todas las crónicas por lo que os libráis, por ejemplo, de las seis del Festival Flamenco –aunque no descarto que caiga la de Arcángel con voces búlgaras). Y me alegro especialmente de que sean bandas a las que llevaba mucho tiempo sin ver, como Fito & Fitipaldis la pasada semana o, en el caso de ayer, Lori Meyers escoltados por Vinila Von Bismark y The VibroWaves. Todo ello en el marco de la fiesta por el Día de la Música, de carácter gratuita, y como ejemplo perfecto de que cuando se rema en la misma dirección, las cosas salen más grandes y mejor. El evento estuvo coorganizado por la Universidad de Almería, el Área de Cultura y el Cooltural Fest, que se estrena en agosto. La semana que viene, nos toca Siniestro Total, Guadalupe Plata… (FOTOS: Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería)

Lee el resto de esta entrada