Buscar resultados para arco

Lichis, Arco, Guiu Cortés y Mr. Kilombo. Final de Cooltural Go! 18 y 19 de septiembre

Con el deseo de que ‘los coolters’ siempre recuerden el amor a la musica desplegado durante cinco meses, el ciclo de concierto de Cooltural Fest, Cooltural Go! echó este fin de semana el telón definitivo a su segunda temporada. Y es que este mediano festival almeriense tiene corazón de gigante y una pasión inusitada (con la que nos sentimos tan identificados) por la música en directo que no ha habido pandemia que haya podido con él. Si ya el pasado verano organizaron una veintena de conciertos desde julio a septiembre (de los que se tuvieron que caer los últimos por una subida de la incidencia en lo que vino a ser -creo- la tercera ola), este 2021 la apuesta se multiplicó por tres y ha desarrollado una programación con más de 50 convocatorias (entre secret shows, ruta gastromusical, cooltural kids, cooltural comedy, conciertos principales…) con más de 70 grupos y artistas en los escenarios. Casi nada, para lo que ha costado. Aquí el hashtag #culturasegura lleva luciendo más de quince meses. Después de tanto, como decía, este fin de semana tocaba cerrar con un ‘secret show’ de Lichis y con el fin de fiesta de Lichis, Arco, Guiu Cortés (Niño de la Hipoteca versión más íntima) y Mr. Kilombo. ¿Qué deparará 2021? ¿Habrá Cooltural Fest en su edición festival normalizada? ¿Habrá otro nuevo ciclo Cooltural Go!? Estaremos para contarlo en cualquier caso. A  partir de este momento, os dejo con la crónica realizada como redactor del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería, mediante Pisadas En La Luna, y jefe de prensa de Cooltural Fest. Salud. (FOTOS: Cooltural Fest).

Lee el resto de esta entrada

Antonio Arco – 40 Años, 40 Canciones

El próximo viernes, 5 de febrero, verá la luz 40 Años, 40 Canciones, el libro con el que Antonio Arco repasa sus primeras cuatro décadas de vida, pautando el relato con otras tantos temas que ha compuesto tanto en su etapa de El Puchero del Hortelano como en la de su carrera en solitario. Os ofrecemos en exclusiva la crítica de un libro que supera las 250 páginas en el que, también, tenemos un álbum fotográfico que ilustra en buena medida todo lo que nos va contando en su viaje (no cronológico, lo que lo hace más dinámico) y se acompaña de dos discos con las citadas cuarenta canciones vueltas a grabar. Del Puchero tenemos cuatro temas de Candela (de 2005), otros tantos de Harumaki (2007), siete temas de El Tiempo De Manuel (2010), tres de su 2013 (2013). Mientras que de su carrera en solitario son la mayoría de Uno (2016), 100 Veces (2020) y Abril (2018), en este orden. Una ingente cantidad de material que, ahora que lo dejo por escrito, refleja en mayor medida si cabe la constante y trabajada carrera de un artista del que ya os he contado cosas buenas tanto con la banda como a solas. Os diré, por culminar esta entrada a la crítica, que el libro se lee a una velocidad considerable, porque Antonio escribe sin artificios, como canta y busca letras a sus melodías que siempre revolotean por su cabeza. No cuenta toda la verdad, pero sí es verdad todo lo que cuenta. Y se nota. Y lo que hay es vibrante. Hace reír, hace llorar, hace sentir lo injusta y cruel que es la vida y lo bonita e ilusionante que puede llegar a ser. Por el camino, música y más música. Canciones y más canciones. Y unas ganas de vivir con el corazón y el amor, antes que con cualquier otro sentimiento.

Lee el resto de esta entrada

Arco. Cooltural Fest. 5 de diciembre

Hay personas que sí, hay personas que no. La magia, duende, ángel, llámenle como quieran, es un intangible que afecta a todos los ámbitos de la vida, donde se pueden hacer las cosas mal, regular o bien. En los oficios ocurre lo mismo y, por suerte, hay quien tiene esa magia para que lo que crea, lo que ofrece, tenga una luz especial. Llevo encontrándome con las canciones de Arco desde los tiempos de El Puchero del Hortelano, acompañando emociones y sentimientos fundamentales de mi vida y ahora sigue haciéndolo con sus tres discos en solitario. Aunque no se lo he dicho, pese a ser buen amigo (gracias por ese café antes del concierto), mi vida no sería la misma si no fuera por muchas de sus canciones. Ni a veces hubiera encontrado ese sonido, esa estrofa, ese estribillo perfecto con el que definir un estado, con el que encontrar una salida, con el que romper a llorar o con el que bailar. Después de verlo con su Puchero en casi media docena de ocasiones, tocaba la hora de verlo por primera vez a solas… Aunque fuese sin su banda, guitarra en mano y con lo mejor de los tres discos publicados en su nueva etapa y con algunos de sus temas más celebrados de su banda anterior. Hoy, gracias al ciclo de Cooltural Fest con el Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería, saldaba la deuda con un autor mucho más grande de lo que su humildad y modestia merece. Canciones, corazón, solo se trataba de eso. A partir de aquí os dejo mi crónica de agencia como jefe de prensa del festival y como Área de Cultura. Salud.

Lee el resto de esta entrada

Arco – 100 Veces

Hay varias reglas máximas en esta casa que conviene recordar para los recién llegados. Una de ellas es la de que aquí aparecen, el 98% de las veces, discos que me llaman lo suficiente la atención para bien como para que merezcan ser conocidos por más oyentes y/o álbumes de las bandas más punteras de la escena rockera independiente (que no indiependiente). Por eso es poco frecuente que leáis una crítica en la que ‘despiece’ a algún grupo por amor al arte, por el escarnio. Mejor siempre construir que destruir. Por otro, también en esta casa somos respetuosos con quienes nos han movido el corazón de forma límpida, directa e inolvidable, otorgándoles para siempre la reverencia del buen recuerdo. Luego, con el paso de los años, podrá gustar más o menos sus pasos, sus devaneos, su evolución, especialmente crítica en aquellas casuísticas en las que, como es el caso, hablamos de emprender una senda en solitario, dejando atrás el camino con la banda madre. Antonio Arco fue durante casi dos décadas la voz inconfundible y motor principal de El Puchero del Hortelano. En su momento de más éxito popular, llegando incluso a tocar en ‘prime time’ en uno de los escenarios principales de Viña Rock, el grupo decidió poner fin en un inolvidable concierto en su Granada natal en octubre de 2015. Allí empezaba, aunque venía haciéndolo ya y es sin duda lo más honesto, romper el camino si tu cabeza ya está en otro sitio, la senda en solitario que, por el momento, nos ha despachado ya tres discos: Uno, que fue Oro en los discos del año de la web en 2016, y Abril, que repitió medalla en los de 2018, y este 100 Veces que nos ocupa hoy. ¿Repetirá? Lo vemos el 5 de enero.

Lee el resto de esta entrada

Isabel Marco – Nada Será Igual

 

Para los que nos dedicamos a esto de la música y para los oyentes que lo viven con la misma pasión, resulta de lo más gratificante seguir los viajes musicales, las búsquedas y los crecimientos de un artista, viviendo junto a él cada paso en el aprendizaje y en la evolución. Ese es el caso de Isabel Marco, encargada durante años de la voz femenina de la banda aragonesa Insolenzia y que, hace aproximadamente doce meses, inicio su camino en solitario como Isabel Marco, con Quiero Ser Agua. Aquel debut ofrecía, ante todo, momentos de fragilidad y valentía, la que es necesaria para despojarse de las caretas y la protección que ofrece la distorsión y la actitud más macarra. Ese fue su principal valor y el paso necesario para un desarrollo que viene de manera más sólida en Nada Será Igual. Un disco que mantiene esa aparente sencillez, pero que destaca en las sucesivas escuchas por la gran cantidad de matices y de mezclas que vienen firmadas, de nuevo, por Pablo Martínez (Desakato) en Ovni Estudios. No hay necesidad de buscar la sonoridad acústica para ser más sensible. Entendido esto, las guitarras eléctricas se despliegan mucho más sólidas y personales, también los arreglos de teclados y hammond, los coros, y una línea de bajo sobria pero latente. Un paso más para un camino que se antoja, en la nueva etapa, con más posibilidades.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Narco

 

Muchos de los #Mis10de de este especial mes de julio, lo confieso, son por auténtico gusto. Luego, en la práctica, cambios sustanciales ha habido en casi todos, pero en términos generales ha sido una cuestión de apetencia clara. Desde este punto de partida, si hay algún grupo que realmente ‘necesitaba’ la reedición y revisión era Narco, teniendo en cuenta que la primera versión se realizó en 2012, antes de que sacaran sus discos Dios Te Odia y Espichufrenia. Mucha mandanga en esos dos discos como para que no entren varios temas. Por otro lado, van calmándose las aguas soliviantadas semanas atrás con la salida de Vikingo MD. Aunque mi editorial del próximo número de la revista Rock Estatal tocará el tema de lleno, concluiré aquí que nadie se separa porque quiere, ni tira piedras contra su propio tejado. A todos nos encantaría que en el rock todo fuese idílico, que las bandas no se peleasen, que siempre se mantenga todo con la formación original y, si puede ser, que saquen siempre los discos como el que a mí me gusta. Pero, ay, la vida no es tan sencilla y un grupo, como cualquier relación interpersonal, está abocada a los mismos riesgos de afinidad, respeto, convivencia. En The Juergas Rock Festival tendré la oportunidad de ver cómo suena la banda ahora con el nuevo vocalista pero, por favor, insultos ninguno, por respeto a una profesión. Y el tiempo que vaya marcando el futuro. (Foto: Marina Ginés para RockSesión).

Lee el resto de esta entrada

Isabel Marco – Quiero Ser Agua

Conocidas y elogiadas las virtudes del rock furioso y de tintes poéticos de Insolenzia, la formación de la que Isabel Marco es guitarrista y una de las vocalistas, la artista aragonesa ha decidido sacar a la luz su trabajo más personal, bajo su propia firma. Un proyecto que nació sin pretensión alguna, con un par de temas que se alejaban de la línea compositiva de la cabecera madre que iban a ser registrados a guitarra y voz, pero que, poco a poco, fue creciendo de la mejor manera posible. Sin agobios, sin grandilocuencias, de manera natural hasta contar con un buen lote de canciones (siete) que necesitaban ‘algo más’ que una simple acústica. Así, se apostó por percusiones, hammond, arreglos cuidados y la producción de un viejo conocido y lector de esta casa, Pablo Martínez, guitarrista y vocalista de los asturianos Desakato. Así, Isabel Marco registró este Quiero Ser Agua en los estudios OVNI y con masterización en Sonobox en el pasado verano. Un disco refrescante y amable, que ofrece una cara más accesible y, también, personal y reflexivo.

Lee el resto de esta entrada

Arco – Abril

Segundo álbum para el trayecto más personal de Antonio Arco, que comenzara con brío en un poliédrico Uno que, a la postre, fue uno de los oros más claros en Mis Discos del Año 2016. Tras más de veinte años de camino y un legado imponente con su Puchero del Hortelano, Arco se ha ganado por derecho el no tener que demostrar nada a estas alturas. Su forma de cantar, musicalizar emociones y quereres, de narrar emociones es tan natural que parece ser un viejo amigo que nos hablar de tú a tú. Sin la menor de las imposturas. En la sencillez de su grandeza reside el secreto de un artista que es capaz de desplegar las canciones de amor más sinceras, de reconfortar con la sonoridad de una guitarra que pierde en cadencia flamenco, pero que gana en luminosidad armónica. Que se afana y se aplica en cantar cada vez mejor, sin renegar de su acento andaluz pero sabiendo controlarlo para que las distintas formas que se presentan (rock, folk, pop, autor, rumba también, claro) no se supediten a su tesitura. Su transparencia a la hora de ponerse en nuestros oídos es tal que parece implicarnos en cada paso que da, llevándonos a su lado por ese camino de exploración y necesidad creativa. Arco, en la diana una vez más.

Lee el resto de esta entrada

Narco – Espichufrenia

Se han visto arrasados por su propia dinámica festiva. Los sevillanos, que llevan de gira desde que volvieron hace ya cerca de diez años, han ido trasmutando su sonido dando mayor protagonismo a los graves y a la electrónica hasta parir un álbum como Espichufrenia, que ni siquiera da concesión al mono. Muy centrado en el mundo de las drogas, con bases limpias y estilosas del rap al punk oscuro, del rock al drum’n’bass, al ragga o los sonidos industriales que vienen de la mano de un amplísimo abanico de colaboraciones. Todo ello confiere al álbum un espíritu hedonista (pasote, diría yo) que hace que el tono generalizado sea de mucha, ¿demasiada?, diversión a cambio de sacrificar la oscuridad de discos pretéritos. Un moderno y efectivo ejercicio que (entiendo) ha de ser tomado como una compilación de estilo, de una necesidad puntual, que como una llegada a meta que marque la constante para tiempos venideros. Bronce en los discos del año de esta casa.

Lee el resto de esta entrada

Arco – Uno

Arco UnoPoco esconde Antonio Arco cuando habla, cuando canta, ni siquiera en la elección de la portada de lo que supone el debut de su camino en solitario después de componer y cantar durante más de una década al frente de El Puchero del Hortelano. El artista granadino ya venía trabajando en material nuevo, para su camino en solitario, desde bastantes meses antes de que se hiciera público que la banda ya no tenía más camino. Decisión valiente porque ese fin llegó en el momento más dulce (en cuanto a reconocimiento público). Incluso llegando a visitar festivales que pueden parecer más alejados a su corte, como el Viña Rock o el The Juerga’s Rock (dos años). Y es que cuando la música es sobresaliente, los condicionantes y las limitaciones saltan por la ventana. Uno es el debut de Arco, catorce nuevas canciones en poco más de 44 minutos dejan clara una media de canciones cortas y directas. Como su sonido. Menos y más y tanto la pluma, como los acordes y la voz de Antonio Arco siguen afilados, en estado de gracia. Así vivimos nosotros Uno.

Lee el resto de esta entrada