Buscar resultados para carolina durante

Carolina Durante – Cuatro Chavales

Ni se escondían antes, ni lo hacen ahora. Ni se les subieron aires de grandeza cuando el éxito viral les hizo crecer a una velocidad irreal, ni tampoco se achican porque ahora las reproducciones de sus canciones estén muy lejos de ser millonarias. ‘Detectamos’ en su día madera de punk y pasotismo frente a las opiniones de los demás en Carolina Durante y lo siguen demostrando así en Cuatro Chavales, su segundo larga duración tras el epónimo de 2019, uno de nuestros discos del año en aquel curso. Si en aquel disco daban un paso adelante restando pretenciosidad haciendo gala de entereza guitarrera y sobrada de actitud, Cuatro Chavales es una vuelta de tuerca más al mismo concepto. Canciones sin artificios, que suenan crudas, potentes, rudas, aguerridas. Con un descreimiento total hacia el presente, con una dosis de realismo hacia el pasado idealizado, con una mirada irónica y mordaz hacia lo que intentaron que fueran y todo ello con un nivel lírico que no busca grandilocuencias pero que araña cuando dice de entrar en terrenos más filosofales, de una pesadumbre sin poca salida. La pandemia les cortó las alas en el mayor momento de popularidad, en pleno estallido de, posiblemente, una burbuja cimentada en ese par de éxitos generacionales de lo que ellos mismos se ríen en el primer corte del disco. Ahora, con el mismo morro y descaro, se marcan doce temas de una calidad media de lo más notable. Melodía y accesibilidad con aires de languidez, sorna y muralla de sonido. Al segundo largo Carolina Durante se confirman como un maravilloso verso suelto en el engranaje de los carteles coloristas. Una falla en el sistema del moderneo indie, como León Benavente, Los Punsetes o Novedades Carminha, que además muestra el realismo de ser conscientes de que todavía no han hecho nada y les queda mucho por recorrer y crecer todavía tras estos convulsos cinco primeros años. Se celebra.

Lee el resto de esta entrada

Carolina Durante. Cooltural Fest Almería. 15 de agosto

 

Lo he escrito alguna vez: igual que el punk nació como reacción contraria a las largas composiciones progresivas, Carolina Durante se antoja como un caballo de Troya para romper muchas de las tonterías de un circuito que comienza a dar síntomas de agotamiento y degeneración. Porque va siendo hora de que a los clones se les vea el plumero. Que separemos la paja del grano. Y en esta casa ponemos nuestra lanza a favorde Carolina Durante, y anoche, la segunda vez que los vi en directo, me convencieron más. A partir de este momento, os dejo mi crónica de agencia como jefe de prensa de Cooltural Fest y como Área de Cultura municipal. Salud. De todo el ciclo de conciertos de Cooltural Go!, el formato en el que se ha adaptado la edición de Cooltural Fest de este año, que organiza Crash Music y el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería, la de anoche estaba marcada como la más eléctrica y veloz de todo el calendario de eventos. La razón tenía dos poderosos nombres compuestos: la banda madrileña Carolina Durante y la formación almeriense Compro Oro. (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión).

Lee el resto de esta entrada

Carolina Durante – Carolina Durante

Fuera de prejuicios y después de que hace aproximadamente 14 meses hicieran de su ‘Cayetano’ un pelotazo de los marcan época, de esos que son tan aplaudidos por los que se ríen de la ridiculización de un personaje fácilmente reconocible, como por los que se sienten identificados con el mismo y lo llevan a gala (esto es, como ocurre con el personaje rancio de Santiago Segura), llevo semanas escuchando el primer larga duración de los madrileños Carolina Durante. Un cuarteto que parece vivir a toda velocidad desde que dieran su primer concierto hace poco más de dos años. Un par de Ep’s de tres temas, alguna canción suelta… y decenas de festivales de los de moderneo y masividad del corte indie incluso antes de que lanzaran este ’estreno’, que ahora nos ocupa. Diez canciones en las que el grupo no recupera ninguno de sus hits previos (el ‘Cayetano’, ‘La Noche de los Muertos Vivientes’ o ‘Perdona (Ahora Sí Que Sí)’ con Amaia). Un paso adelante al que restan pretenciosidad y grandilocuencia, dado con naturalidad, como lo son sus movimientos por más que se genere alrededor de ellos un halo que busca las fallas mínimas para desacreditar.  Porque igual que el punk nació como reacción contraria a las largas composiciones progresivas, Carolina Durante se antoja como un caballo de Troya para romper muchas de las tonterías de un circuito que comienza a dar síntomas de agotamiento y degeneración.

Lee el resto de esta entrada

Menta – Un Momento Extraño

Sigue empeñado Sonido Muchacho en convertirse en uno de los sellos discográfico con mejor cartel de los que se puede echar hoy uno a la oreja en estos tiempos convulsos. A saber: Airbag, Carolina Durante, Cariño, Depresión Sonora (hablaremos de nuevo de ellos en unos días), Hinds, Javiera Mena, Judeline, Kokoshca, La Bien Querida, La Trinidad, Los Punsetes, Mujeres… y un largo etcétera del que hoy nos centramos en Menta, el quinteto madrileño que le dio por debutar cuando estábamos todavía noqueados por el confinamiento (junio de 2020) y que tras varios singles y un epé que ejerció de laboratorio de ensayo, afinan mucho más el tiro en este larga duración que viene con diez temas muy aprovechables. Después de ese primer aperitivo en el que Carlos Hernández quiso revestirles de un atisbo de modernidad homogénea, con sintes y rollito indie al uso, la banda acierta en la ironía de limpiar las producción de aderezos que no van con ellos para ensuciarlo a guitarras, graves y atmósferas más densas y opresiva y una marcada querencia por el estruendo de banda de toda la vida (no en vano se forjaron en local de ensayo de Vallecas y se dejaron 300 euros en su primera maqueta). Aquí con post punk, allí con rock, por aquí más melancolía de madurez precoz por allí rebelión gamberra propia de su todavía juventud no disfrutada por eso… Por un presente que es la continuación perversa de la sucesión de crisis que se vienen desarrollando una tras otra. De valores y de empatía de paso por el camino. Un álbum que refuerza ese desencanto generacional que tan bien y también viene haciendo Biznaga y que suma con Menta una nueva bala para la ruleta.

Lee el resto de esta entrada

Airbag – Siempre Tropical

Hay una costumbre no escrita en esta casa (que no llega a norma, por las posibles excepciones) que dice que cuando una banda ‘entra’ con alguna crónica, crítica previa o crítica remember, tiene la pestaña de seguimiento para las entregas venideras. Siempre y cuando la ocasión lo merezca, está claro, porque aquí (casi) nunca hablamos de discos que no nos gustan. Eso de despellejar gratuitamente a los grupos lo dejamos para algunos portales que hacen de la descalificación su principal valor de interés. Es por eso que aunque Gotham Te Necesita (2015) no me inspiró en demasía para dedicarles unas líneas y que Cementerio Indie me pilló en un momento crítico de trabajo acumulado, tras escribir el año pasado de su Alto Disco de 2008, tenía en el punto de mira el lanzamiento del que viene a ser el octavo trabajo discográfico de estudio de los malagueños Airbag. Un disco que viene de la mano de Sonido Muchacho (que lleva tiempo haciéndose un fondo de armario de lo más pintón –La Bien Querida, Carolina Durante, Judeline, Javiera Mena, Cariño, Los Punsetes, Depresión Sonora, Mujeres, Hinds, Menta, La Trinidad, Kokoshca…-) y que viene de los más variado en sus diez temas y una gamberrada que lo conforman este Siempre Tropical, producido una vez más por Carlos Hernández y con Adolfo Díaz a la voz y guitarra, Juan José Medina al bajo y coros y José Andrés Albertos en la batería. Ni siquiera la colaboración de Jota de Los Planetas empaña su resultado final. (Vale, es un palo gratuito, pero ya sabéis que es nuestro némesis, ya por mera tradición).

Lee el resto de esta entrada

Parquesvr – Si No Fuera Por Estos Momentos, Sería Por Otros

Llegué tarde a su escucha como para traeros en 2019 la crítica de Talego Quini, el debut de Parquesvr, a quienes tenía marcados en rojo desde ese momento, gracias a temas como ‘Tom Petty’, ‘Lance Armstrong’, ‘1992’ o ‘Puretrap’. Temas en los que un corrosivo humor, que nos conecta a otros grandes del género como Juan Abarca y sus Mamá Ladilla, sus hijos putativos Gilipojazz, se presentaba con un rock adusto, cortante y bastardo en su promiscuidad con todo tipo de géneros con personalidad propia. Más adelante, pegaban un repaso del bueno en el single ‘Pero’ a todos aquellos del “no soy machista, pero… No soy racista, pero…” a ritmo de salsa vigoréxica. Por eso, tenía claro que, si mantenían el nivel, su segunda entrega iba a acabar entrando por la puerta grande a esta casa. Así, Si No Fuera Por Estos Momentos, Sería Por Otros se presenta reforzando todo el descaro que la banda ha venido anticipando también en forma de singles previos y que nos ofrecen un combo que partiendo del rock deja que la locura y la ironía sardónica de sus letras impregnen y lleven la presentación formal a donde les pida el cuerpo. Hace tiempo que ‘el rockerío clásico’, a veces excesivamente purista, debería entender que la contemporaneidad de las formas y la apertura en los esquemas es una excelente forma de permitir que, precisamente, el rock no muera. Así lo hemos escrito tiempo atrás con los recomendadísimos (cada uno por distintos motivos) León Benavente, Biznaga, Vetusta Morla, Triángulo de Amor Bizarro, Airbag, Nudozurdo, Carolina Durante, Los Punsetes, Ángel Stanich, Inc, Mausoleo, Sandré, Pantocrator, Depresión Sonora, La La Love You, El Columpio Asesino, Kitai, Sexy Zebras, Varry Brava… Nombres que no pasarían ‘el filtro’ del festival tipo Viña Rock, ni el de la supuesta superioridad moral del rock americano, pero que están muy por encima de eso que más de uno, por encima del hombro, encuadra en el indie.

Lee el resto de esta entrada

Cooltural Fest 2022. Conciertos diurnos. 20 de agosto

En los próximos días y en carácter multilaboral, daré cuenta de la quinta edición de Cooltural Fest, como redactor del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería, como jefe de prensa del festival y como propiamente RockSesión. Además habrá una edición redux en la próxima edición en papel de MondoSonoro. A veces las suelo variar o haceros una introducción previa, pero como la cantidad de escenarios es tan inmensa, me será literalmente casi imposible. Así que, cada día, os traeré las crónicas realizadas como agencia en cada uno de los canales mencionados (por eso la veréis por otros medios sin firma o con firmas ficticias). Ahora, os cuento los conciertos diurnos gratuitos de este sábado en dos escenarios, antes de marchar al recinto principal de nuevo. Salud. PD: Mañana actualizo con más fotos.

La intensa actividad de Cooltural Fest, el festival organizado por el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería y Crash Music, ha continuado hoy sábado, 20 de agosto, con hasta nueve conciertos diurnos que, como en el caso de la fiesta de bienvenida del jueves o el Escenario Chilemúsica del viernes, han sido de entrada libre y gratuita. Seis de ellos (Marcelo Criminal, Sara Curruchich, Maren, Morochos, Jack Bisonte y Mujeres) en el escenario playa que está situado en la Faluca Almariya, frente al Auditorio Municipal Maestro Padilla, y otros tres de la mano de la Ruta Gastromusical, en este caso con la colaboración del Área de Promoción de la Ciudad, con Los Ruina y Meseta junto al Mercado Central y con Alejandro Fuentes en la parte superior del Paseo de Almería.

Lee el resto de esta entrada

Biznaga – Bremen No Existe

Llevo muchos años ‘alertando’ a quienes por sistema rechazan todo aquello que va al saco del ‘indie’ (véase esta categorización a través del tipo de festival donde tocan o por los medios de comunicación que hablan de ellos de manera mayoritaria) que se están perdiendo a una serie de bandas de lo más recomendables. Los ejemplos se pueden contar por decenas, cada uno con sus particularidades específicas. Que si León Benavente, Vetusta Morla, Triángulo de Amor Bizarro, Airbag, Nudozurdo, Carolina Durante, Los Punsetes, Ángel Stanich, Inc, Chica Sobresalto, Love of Lesbian, Los Hermanos Cubero, Mausoleo, Sandré, Sidonie, Depresión Sonora, La La Love You, Alice Wonder, María De Juan, El Columpio Asesiono, Kitai, Sexy Zebras, Varry Brava, Novedades Carminha… En fin… Que como veis la cosa da para mucho. En esa lista de elementos recomendables que no deben circunscribirse a un engranaje excluyente podéis añadir, desde sus comienzos, a Biznaga. Desde su demo y primer EP de hace diez años, rabiosamente punk, a esa búsqueda equilibrada con la melodía forjada con Centro Dramático Nacional (2014), Sentido Del Espectáculo (2017) y Gran Pantalla (2020). Siempre amantes del desencanto y el descreimiento hacia una sociedad en la que sobreviven pero en la que no creen (ni tampoco en su generación, como plasmarán de manera explícita en este álbum), Biznaga terminan de trazar la línea de separación conceptual con su mundo en este Bremen No Existe, trayendo como referencia la Ítaca soñada por los animales que escapaban del sacrificio. Por si hubiera dudas de las intenciones (ya lo decía Bart hace 20 años, “gracias a la televisión no recuerdo ni lo que ha pasado hace ocho minutos”) lo refuerzan en el subtítulo: “Música para otra generación perdida”.

Lee el resto de esta entrada

Los Punsetes – España Necesita Conocer

No es nada habitual que escriba de discos recopilatorios al uso pero en el caso de hoy haré una excepción por numerosos motivos. El principal es que, entre unas cosas y otras, en estos diez años no había traído nunca a la web a Los Punsetes (el quinteto está formado por Manuel Sánchez y Jorge García a las guitarras, Ariadna Paniagua a la voz, Chema González a la batería y Luis Fernández al bajo), una banda que me parece de lo mejorcito que podría encuadrarse bajo la etiqueta del ‘indie’, pero para mí, como numerosísimos casos ya explicados en su momento, son mucho más que eso. Sobre todo porque su humor corrosivo, su actitud en escena y la contundencia de muchas de sus canciones me hacen considerarlos más en ‘ese otro tipo de punk’ que no precisa del exabrupto ni la denuncia al sistema ni el abanderamiento de todas las ideas progresistas que uno pueda encontrar en el manual. Estuve cerca de traer ¡Viva!, de 2017 en su momento, pero la acumulación de álbumes pendientes hizo que me fuera imposible y se me hacía pronto traer a las críticas remember de los viernes el LPIV de 2014. Así que si ellos, con diecisiete años de trayectoria, han aprovechado su reciente entrada en el sello Sonido Muchacho (del bajista, Luis Fernández y donde están entre otros Carolina Durante y Airbag y los también notables Cariño, Depresión Sonora, Mujeres, Hinds, Kokoscha o La Plata) para reunir parte de sus mejores canciones en una compilación de lo más aprovechada y aprovechable (23 temas en 70 minutos), nosotros los servimos en el escaparate de esta semana para disfrute generalizado, con portada del amigo Joaquín Reyes de regalo, que ya les había hecho la de LP2.

Lee el resto de esta entrada

León Benavente – Era

A León Benavente, como le ocurrió a Toundra y Carolina Durante, dos de las bandas de las que he escrito también esta semana, le pilló el estallido de la pandemia en pleno despliegue de gira de presentación de su disco Vamos A Volvernos Locos, publicado apenas seis meses antes de aquel famoso fin de semana de mitad de marzo. Le dio tiempo, al menos, de iniciar la gira de salas y teatros (por suerte pude verlos a tiempo en enero, después de las magníficas sensaciones de su directo festivalero de unos años antes) pero ‘se cargó’ toda la agenda de festivales que se los rifaban, como es normal. Quien los ha visto en directo lo sabe. Son puro fuego y gasolina en una catarsis de euforia, de ejecución enérgica, como un trueno de distorsión, técnica y modernismo. Con las progresivas olas han ido ofreciendo alguna que otra fecha en estos tiempos mientras que daban forma a las diez canciones que, al fin, salen en su cuarto larga duración, titulado Era. Lo que no vimos venir ni críticos ni seguidores era esta vuelta de tuerca a su concepción musical, dicen, por no aburrirse y seguir manteniendo nuevos estímulos. Y es que si uno esperaba la liberación de una furia contenida en forma de canciones vocalmente intensas y de contundencia rítmica y guitarrera, León Benavente presenta un álbum que descoloca en las primeras escuchas precisamente por la ausencia de guitarras al uso y de unas fórmulas rockeras más al uso. Está pero no es lo que prima. En un decidido cambio de roles entre el cuarto, Era representa un salto al vacío con mucho electrónica haciendo el rol de cuerdas de acero, una contención muy acusada en el trabajo vocal y una capacidad melódica y armónica cimentada en tempos algo más pausados. ¿Significa eso que León Benavente se han hecho puretas y sentado la cabeza? En absoluto, sencillamente, han ido un par de pasos por delante, como suelen hacer los más valientes o los más temerarios.

Lee el resto de esta entrada