Buscar resultados para estopa

Estopa – Fuego

 

Estopa es una de las numerosas excepciones ajenas al rock-punk-metal-heavy que nos marcamos en RockSesión en nuestra ya de por sí heterogénea forma de entender la música y, por tanto, de elegir los discos que traigo al escaparate de las críticas. Y, como diría uno de sus referentes, nos sobran los motivos para ello, muchos de los cuales ya he detallado en distintas publicaciones en esta casa (Estopa. Gira ‘Rumba a lo Desconodido’. Almería, 26 de agosto, Estopa – Rumba a Lo Desconocido, Estopa – Estopa (1999), Estopa – Crónica ‘A Solas’. 31 de mayo. Auditorio Maestro Padilla). En el día que se cumplían 20 años del lanzamiento de su exitoso debut, veía la luz el octavo disco de estudio del dúo de Cornellá, David y Jose Muñoz. Fuego no viene ni a repetir las fórmulas del éxito (como bien dicen, esas canciones ya están hechas) pero tampoco vienen a poner una ruptura hacia ningún sitio. Sin embargo, y hemos hecho que lo lógico parece que sea una excepción, sí que se aprecia una lógica madurez en la manera de encarar los textos (menos salvajes, más reposados) y, especialmente, en la forma de cantar de ambos hermanos, que relajan la tesitura para hacer todo más natural (lo que ha ido haciendo Robe con el paso de los años, vaya), como también ocurre con la música, que suena lo más elemental y relajada posible. Estopa entra con muy buen pie en su primer disco con la decena de los cuarenta.

Lee el resto de esta entrada

Estopa. Gira ‘Rumba a lo Desconodido’. Almería, 26 de agosto

estopa 2'16 Ricardo garcia (5)Los hermanos Muñoz, David y José, Estopa, congregaron a más de 3.000 personas del más variado corte y edad. Desde adolescentes recién llegados al calor de la música en streaming, hasta otros más ‘talluditos’, los que vivieron aquella revolución que supuso su debut allá por 1999, un éxito masivo nunca repetido ni igualado para un grupo novel en España. Diecisiete años más tarde, el gran triunfo de Estopa es mantener con una credibilidad pasmosa la naturalidad sobre el escenario. No hay nada impostado en su presentación, no hay grandilocuencias ni aires altivos. Sonríen, se sonrojan, se equivocaban, viven el sueño constante de una Cenicienta que ha conseguido la fórmula secreta para que la medianoche no llegue y, claro, esa felicidad se transmite en todas y cada una de las canciones. Y eso que anoche la lista llegó a la treintena. El nuevo recinto de conciertos al aire libre del Ferial recibió anoche la segunda de las actuaciones programadas por el Área de Cultura, Educación y Tradiciones del Ayuntamiento de Almería para esta #AlmeriaenFeria que apura ya sus últimas horas.

Lee el resto de esta entrada

Estopa – Rumba a Lo Desconocido

Estopa Rumba a lo DesconocidoAunque hasta cinco temas han sido destripados desde la última quincena del mes de junio hasta una semana antes de su salida, el 2 de octubre, Rumba a Lo Desconocido es el nuevo trabajo con nuevas canciones del dúo catalán Estopa, cuatro años después del discreto Estopa 2.0. Un álbum que viene con doce temas en los que los hermanos Muñoz parecen haberse centrado en la tarea. Un lanzamiento que viene aparejado de un diseño y película comic-motion con la que se granjean el visto bueno de un importante sector de público (por cierto, muy extenso precisamente en Cataluña). Nada es casual, está claro. Pero ciñéndome a lo musical, se nota en el tono generalizado que David y Jose vienen oxigenados de la gira acústica de éxitos que, en cierta manera, les sirvió para reencontrarse con algunos sonidos y con la forma de encarar las canciones. Ese ‘alma’ se deja sentir en el disco a diferencia de sus antecesores.

Lee el resto de esta entrada

Estopa – Estopa (1999)

118 EstopaTodavía lo cito como un ejemplo de olfato precoz. La primera vez que escuché ‘Tu Calorro’, el tema que abre el debut epónimo de Estopa, estaban muy lejos de dar el pelotazo descomunal que dieron conquistando con los doce temas a todo tipo de público: los rumberos, los transgresivos (los guiños a Extremoduro son claros en este disco), los fans de Sabina, que veían la misma canalla, los comerciales, los amantes del mundo ‘kinki’ (como el cine), de autenticidad barrial. Dos chicos, hermanos, salidos de una fábrica de automoción, ponen banda sonora al recién estrenado año 2000. En todos los bares y garitos te podía sonar cualquier canción porque todo el mundo se las sabía. Solo sacaron dos singles oficiales pero para el público eran doce. Estaban en todas partes y en su momento de más tirón llegué a ver por algún bar de Madrid carteles que decían: “lo sentimos, no ponemos ninguna canción de Estopa. No las pidáis”. Después de escuchar aquel tema, me compré el disco, que costó encontrarlo. Aquello estaba claro, eso era Estopa “y se iban a comer a dios por una pata”.

Lee el resto de esta entrada

Estopa – Crónica ‘A Solas’. 31 de mayo. Auditorio Maestro Padilla

Estopa PortadaLos hermanos Muñoz se encuentran celebrando sus primeros quince años sobre los escenarios y lo hacen con una gira que han denominado ‘A Solas’. Tan solo David y Jose con sus guitarras, decoración de barrio y mucha complicidad con el público, como se explicará en estas líneas. Era la primera vez que veía a Estopa y no porque no me gusten desde sus inicios. Sumergido de lleno en el mundo del rock, nunca encontré el impulso suficiente para verlos en una gira ‘eléctrica’. No me llamaba de ellos el espectáculo que podían dar de luz, distorsión y gran escenario. Me gustaban sus letras, su actitud, sus quiebros, su malditismo rumbero, sus dobles voces tan deudoras de las tres canciones acústicas de Robe Iniesta en la reedición del Rock Transgresivo. Por eso nunca encontré el momento… salvo con esta gira porque, como ellos mismos explicaron, las canciones sonaron tal y como son concebidas, como son compuestas en primera instancia. La forma más pura. Y más cercana.

Lee el resto de esta entrada

Eskorzo y El Niño del Albayzín. Cooltural Go! 4 de junio

Como el amor, cuando es de verdad, Eskorzo siempre ha estado ahí, desde hace ya 25 años. Nunca ha fallado, siempre atento al menor movimiento para ofrecer lo mejor de su música, a veces festiva, a veces canalla, otras incendiaria y otras tan pasionales como el profundo dolor de las penas que se curan cantando. Es de esas bandas que forman parte del paisaje musical del rock independiente, inventores del sonido ‘mestizo’ cuando esto no significa poses de marca ni mensajes internacionalistas de paz mundial. Con lo que ‘me he peleado’ con el azar y las casualidades para poder disfrutarlos en directo, se puede decir que se me antojaba casi improbable que pudiera verles dos veces en dos giras consecutivas y apenas año y medio de una a otra. Menos todavía podría imaginar que, en medio, descabalgara toda una pandemia ignominiosa. Pues el ciclo de conciertos de Cooltural Fest, Cooltural Go! me brindó la oportunidad de repetir y bichear por este nuevo formato ‘A Fuego Suave’, con el que se han llevado a terrenos cálidos parte de su ya inabarcable cancionero. A partir de este momento, os dejo con la crónica realizada para el Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería y como jefe de prensa de Cooltural Fest. Salud. (FOTOS: Cooltural Fest).

Lee el resto de esta entrada

Derby Motoreta’s Burrito Kachimba – Hilo Negro

Me gusta leer crítica musical de otros medios y portales, sin tanta sistematización como escucho las novedades, pero lo suficiente para ver qué se cuece y qué hay por otros lares. Diré, también, que casi siempre lo hago de discos de los que no voy a escribir aquí en RockSesión o, como mucho, de los que ya he escrito. Quizá sea una manera de evitar verse influenciado por otras opiniones antes de compartir la propia. Una manera de ser lo más honesto posible con la impresión que os comparto y expreso. Luego es un placer coincidir con otros compañeros, o llevarse las manos a la cabeza por cosas que se leen por ahí. Seguro que a ellos alguna vez les ha pasado conmigo. Así es y debe ser este juego. Leal y en constante aprendizaje, sin aprovecharse de manera directa del trabajo de los demás, sino incorporar conocimientos y seguir creciendo, cada uno con sus criterios propios. Os cuento todo esto porque con el segundo disco de los sevillanos Derby Motoreta’s Burrito Kachimba, este robusto Hilo Negro que sucede a su debut homónimo DMBK, se puede decir que hice una excepción. Como no he recibido la información promocional de quien les ha producido y grabado el álbum, busqué por Google y encontré, para mi sorpresa, que Jenesaispop les había dedicado unas líneas. Me parece un portal muy interesante para estar al día en bandas de indie, de canción ligera, nuevas tendencias, en fin, todo muy hiper-cool pero ya digo, bastante interesante para alguien que solo se cierra a Los Planetas como un servidor. También se caracterizan por dar palos de manera ostentosa y nada reprimida. Normalmente, cuando aquí traigo algo alejado de ‘la línea editorial’ (ya de por sí muy abierta, como sabéis) es porque lo quiero hacer llegar a los más abiertos, porque considero que ‘vale la pena’. Pensé, anda, los de Jenesa han abierto miras, como hago aquí con el indie… Pero no, la colección de palos fue generosa y gratuita. Pues nos rompemos la camisa por ellos.

Lee el resto de esta entrada

Ella Baila Sola – Ella Baila Sola (1996)

Llevaban tiempo en el bombo y les ha tocado al fin. La culpa la tiene NoProcede, que en su concierto desde la sala Moby Dick Club retransmitido en streaming improvisaron una versión de ‘Amores De Barra’ y, por ello, dieron el espaldarazo definitivo (siempre quise colocar esta expresión en una remember) para que aparezca rutilante en este viernes, coincidiendo además con el día del padre. ¿Por qué no? Dos chicas. Claro que sí. Marta y Marilia. Marilia y Marta. Dos estudiantes de la misma promoción (ambas nacidas en 1974) que se conocen en COU (paso de buscar la equivalencia actual, mi sobrino todavía no ha llegado a ese curso, ya me enteraré entonces) y que pocos años después, después de actuar como coristas y tener su grupo iniciático (The Just) dan con el visionario adecuado en el momento adecuado (Gonzalo Benavides, de Hispavox, en un concierto del entonces muy mediático Javier Álvarez) y les produce uno de los debuts más exitoso de la historia de la música en España, tras David Bisbal y Estopa, con más de un millón de discos vendidos. ¿Demasiado para dos jóvenes artistas de 22 años? El caso es que reescuchando el disco con los oídos de hoy, tiene el destacado honor de haber envejecido bien, de tener un (por entonces) no impostado discurso feminista, y suena con una sinceridad y organicidad tal que no parece el típico producto de laboratorio que se hace para vender discos como churros. Sencillamente, antes un disco de guitarras acústicas, semieléctricas, batería, bajo y piano, podía vender un millón de discos, como quien tiene un millón de amigos. Pero quien empieza por la cima solo puede descender y, por ello o no, las cientos de miles de copias de los dos siguientes los años siguientes hicieron que llegara la disolución cinco años más tarde y que la relación se rompiera para siempre.

Lee el resto de esta entrada

C Tangana – El Madrileño

Sabéis que en esta casa, con frecuencia, nos tomamos licencias más allá del nombre de la cabecera, porque no entendemos la música como una guerra de clanes y terrenos vallados sino como algo de lo que disfrutar, aprender y conocer sin demasiados prejuicios. (Ya lo dijo El Drogas, “los compartimentos estancos dicen mucho de la capacidad intelectual de quien los maneja”). Nos gustan las guitarras y la distorsión, sí, pero eso no impide que la gama se reduzca a eso. Por eso me gusta traer cosas ajenas, sobre todo cuando encuentro que el objeto en cuestión lo merece y necesito compartir impresiones. Hay decenas de ejemplos y, hoy, C Tangana y su disco El Madrileño entran a formar parte de ese grupo de anotaciones aparte. También reconozco que, como el salmón, me puede el ir contracorriente o, quizá, el sacar la espada de madera ante causas imposibles. Mis muros (rockeros de pro, incorruptibles) se llenan de numerosas críticas sin sustancia, de ese golpeo tendencioso que provoca cualquier artista cuando se le atribuyen todos los méritos a la sobreexposición en los medios de comunicación, al marketing y un largo etcétera y empieza esa rueda contraria de desprecio por el simple hecho de tener éxito. Una mezcla resultante del síndrome de Solomon y de la frustración que sienten por el triunfo de los demás. ¿Pensamos en nuestro rock? Mägo de Oz, Ska-P, Extremoduro, Héroes del Silencio, Pereza-Leiva,… Cualquiera que triunfa de manera ‘masiva’ se merece aquel famoso calificativo de ‘vendido’. Porque se tolera la victoria siempre y cuando no se salga de su ‘círculo de acción’ o ‘público potencial’. Por eso, cuando C Tangana se movía, de forma cronológica, en mundos de rap, trap y reguetón, era un personaje circunscrito a un cubículo determinado que no molestaba demasiado. Los problemas llegan cuando se rompen las fronteras. Y aquí, no nos gustan.

Lee el resto de esta entrada

Elbicho – Elbicho (2003)

Igual no tiene nada que ver pero, no sé por qué, el asunto este del anuncio de Cruzcampo ‘reviviendo’ a Lola Flores me había ‘picado’ para tirar la crítica remember de los viernes a una querencia aflamencada. De hecho, durante toda la semana he barajado dos opciones con ‘aje’. Una de territorio más clásico y de porte solemne. La otra de revolución de social, como lo fue en su día el debut de Estopa. Pues, miren, al final, ni la cosa ni la otra. La bombilla de las ganas al sentarme en el despacho ha sido la de mis añoradísimos Elbicho, a quien les dediqué precisamente un #Mis10de, al loro, en diciembre de 2019. Antes de la pesadilla pandémica, les presentaba así: “Una formación que más allá de lo que quieran decir las voces críticas tiene el corazón en la boca en cada una de sus canciones. Verlos en directo hace ya unos 12 o 13 años me impresionó como lo ha hecho pocos conciertos. Algo que queda bien reflejado en el directo que editaron en su momento elbich8deimaginar, también de lo más recomendable. La esperanza que siempre guardé es que, aunque Miguel Campello, ‘chatarrero’, tenga una carrera en solitario más o menos estable y notable, la banda nunca ha cerrado la opción a volver a reunirse. Siempre han dicho que no han dejado de existir, sino que están separados temporalmente. Ojalá que este #Mis10de sirva de pequeña chispa para prender la mecha y en 2020 los tengamos de nuevo sobre los escenarios. Todo es posible en esta vida. Conozcan y disfruten #Mis10de Elbicho. Todo es posible… Conciertos en 2020… Nostradamus, aparta que voy. Eso sí, si tenemos este 2021 en vilo, a ver si con suerte nos alegran 2022. Vamos con su debut. Que lo disfruten.

Lee el resto de esta entrada