Buscar resultados para guadalupe

Guadalupe Plata. Sala Madchester Club. 23 de octubre

Guadalupe Plata RockSesionDicen en las entrevistas que ellos se suben igual a un escenario grande de cualquier festival, como en un pequeño bar de cualquier localidad del país. El trío ubetense Guadalupe Plata lo hizo ayer sobre las tablas de la sala Madchester Club de Almería después de unas cuantas citas por el país mejicano. Suma y sigue. Estos artesanos del rock, porque es lo que transmite con su entrega, ofrecieron anoche una muesca más de su directo vigoréxico, Rock pantanoso y engrasado a base de blues acelerado y primigenio, una capacidad rítmica envidiable y una conjunción entre los tres componentes que hace que no les sea necesario ni llevar un guión previo. Todo se improvisa sobre el escenario mientras el público se deja llevar por las pulsaciones. Y todo esto con un gigantesco ‘sold out’ en la puerta. (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos).

Lee el resto de esta entrada

XXXIV Candil Rock 2022. El Drogas, Casino y Los Tiki Phantoms

Suma y sigue Candil Rock su pequeña gran historia contando ya su trigésimo cuarta edición, pasando todo tipo de avatares a lo largo de su vida, con un receso por pandemia incluido. Después de que tuvieran que suspender la de 2020 y celebrar una edición de esas de sillas, distanciamiento y mascarilla con Los Enemigos como cabeza de cartel en 2021 (esa me la tuve que perder, andaba viendo por primera vez a Califato ¾ en Cooltural Go!, producido igualmente por Crash Music), que le sirvió para cambiar el emplazamiento, del campo de fútbol Villa de San Pablo a los aparcamientos del Edificio Polivalente del Paseo del Generalife, anoche era el momento de volver a una edición ‘normalizada’, con uno de esos carteles que vienen a reflejar el carácter que ha tenido el festival de día casi desde su fundación. Un gran nombre propio (El Drogas), una banda notable pero menos habitual (Los Tiki Phantoms) y un apoyo a la escena local (Casino). Un festival de modesto formato en Huércal de Almería, pero por el que han pasado prácticamente todos los grandes nombres de nuestro rock. Por ejemplo: Loquillo, Joaquín Sabina, Enemigos, Barón Rojo, Ñu, Hamlet, Burning, Barricada, Mägo de Oz, Ska-P, Warcry, Sôber, Los Suaves, Saratoga, Tierra Santa, Sínkope, Ilegales, Siniestro Total, Fausto Taranto, El Último Ke Zierre, Obús, Lujuria, Gritando En Silencio, Def Con Dos, Canallas, Raimundo Amador, Los Muertos de Cristo, La Polla Records, Boikot, Reincidentes, Porretas, Mártires del Compás, Mojinos Escozíos, Hermanos Dalton… y desde hace mucho, además, con entrada gratuita. Allí anduvimos. (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión).

Lee el resto de esta entrada

Uoho – Interpretaciones – Acto 1

Pues no hay manera, oye. Hay quienes se empeñan en establecer una dicotomía de si estás con él estás contra mí y viceversa. No hay manera. Ni siquiera en el mundo del rock, que se presupone más ‘enrollao’ y tolerante, parece haber un raciocinio elemental y básico que permita entender que que te guste algo no lleva implícito que no te guste lo otro, o que te parezca mejor, o que tengas que colocar un nombre sobre el otro por narices. Que si uno crea obras maestras de la nada el otro ‘pierde’ porque al final lo que hace son versiones. O que porque te guste más una voz que otra se desprecie un trabajo que, desde ya anticipo, me parece de lo más disfrutón y gozable del mundo. Hay tantas cosas que comentar… Joder, qué agobio. Pues no hay manera, oye. Hoy ha salido el primero de los cuatro actos de Iñaki Antón ‘Uoho’, compuesto de ocho temas seleccionados de las bandas de su vida (Platero y Tú, Extremoduro, Inconscientes, más adelante vendrá Extrechinato) y ya hay quien ha desdeñado toda una carrera porque no ha superado las dos leyes innatas, no ha escrito nada propio, no canta como les gusta… Joder, qué pelmazo. ¿Que es respetable que a alguien no le guste? Por supuesto, pero es que el 90% de las opiniones que leo es puro ‘frentismo’. ¿Uoho canta bien? Pues no destacaría como vocalista en un concurso televisivo, no. ¿Pero lo haría Robe, Yosi, Kutxi, Rosendo…, un bluesman de los años 50, cuya voz era solo una excusa para desarrollar lo instrumental? No es un derroche de virtudes, pero tampoco demonicemos que, salvo algún verso arriesgado, cumple más que de sobra para la propuesta musical que destila. Que hablamos de rock sucio, negro, cargado y al hígado, al cuerpo a cuerpo… No de bel canto. Hablamos de unos tipos que nos han hecho volar durante más de 30 años, 20 de ellos junto a un capitán insustituible, y con solo verle ilusionado y tirando pa’lante “con la pura bandera de su raza” es motivo de alegría y de disfrutar, de otra forma, del poder de la música y su capacidad de generar emociones, sensaciones y ambientes. Todas las polémicas estériles o declaraciones extramusicales que se digan “‘en medio del salón’, no me interesan”.

Lee el resto de esta entrada

Texas Resaca Blues – Ey Ey Mama!!

En los tiempos en los que uno se compraba discos sin tener la posibilidad de escuchar con anterioridad algún single o fragmento uno valoraba las opciones mirando la portada, la contraportada los títulos de las canciones… (Sí, amigas y amigos, esto se hacía). Con esos parámetros, el caso de Texas Resaca Blues sería el de la total transparencia porque tanto la cabecera de la banda, como el título de su tercer trabajo hasta la fecha (tras 5 Classics In Texas Style de 2011 y We Love Rock and Roll de 2018), como el título de las canciones y su portada dejan bien claro de qué estamos hablando. Cuatro altavoces gigantes sobre una vagoneta en la que hay llamas del infierno, puesto que dentro va un simpático y dartañanesco demonio, con un vinilo en las manos. Rayos y potencia en torno al nombre de la banda y, en la carretera, dos direcciones posibles, cielo e infierno. El rollo vintage del rótulo stereo también tiene su encanto. Si giramos el cedé vemos del otro lado al sonriente diablo con el vinilo en las manos y un estiloso logo de la banda, donde leemos como leyenda “we love rock & roll” y de subtítulo “50% blues 50% rock & roll”. Efectivamente, dentro no vamos a encontrar ni cumbias ni autotune, sino un power trío cantando al desamor, a los escenarios y a la perdición a ritmo de los géneros citados y, también, algo de rockabilly y funky blues. Pura transparencia.

Lee el resto de esta entrada

XXXI Candil Rock, 30 de junio

Heterogéneo como siempre en su propuesta, el campo de fútbol de San Pablo, en Huércal de Almería, recibió este sábado una nueva edición del Candil Rock, uno de los eventos festivaleros de un solo día con más solera de todo el circuito. 31 años le contemplan y un historial envidiable. Una nómina que este año se engordaba con Siniestro Total, banda poco frecuente en la zona (la última vez que los vi por aquí fue en un concierto junto a Burning, Loquillo y La Endémica Louise, allá por 2011), Guadalupe Plata (a los que vi en formato más reducido hace un par de años en Madchester Club), la banda de soul catalana con cantante mozambiqueña, The Excitements, y los locales Leña, un tributo al grupo de Rosendo, Penas y Urbano. Un cartel que podríamos denominar ‘sobrio’ y ‘técnico’ con respecto a otras ediciones pero que, dada su gratuidad, volvió a garantizar una buena entrada y que las nuevas generaciones, ahora en la infancia, vayan tomándole el gusto a esto de una velada de música en directo, que así se empieza. (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión).

Lee el resto de esta entrada

Psideralica – Engel Der Nacht (2005)

Mañana sábado se celebra la trigésimo primera edición del Candil Rock (Siniestro Total, Guadalupe Plata… de la que tendréis conveniente crónica aquí). Un festival que, por cercanía, tiene muchos de mis primeros escarceos con el rocanrol en todas sus variantes y asociados. Ayer, os traía la crítica de Aquí Todos Estamos Locos, de Megara. Bien, esas dos conexiones, por delante y por detrás, me llevaron a recordar a esta banda mallorquina, Psiderálica, a los que conocí precisamente en un Candil allá por 2006, abriendo un cartel que se completa con Ganyahmun, la banda por entonces de Rodrigo Mercado, antes de emprender camino en solitario, y, justo, su padre Rosendo, un habitual de las tierras almerienses, pues no olvidemos que lleva años veraneando y componiendo por San José y Cabo de Gata. Y por el otro lado, tiene que ver por la suerte de metal con guiños electrónicos y accesibles de la banda de Kenzy, coincidiendo también en la voz femenina. Para preparar aquel concierto le di muchas vueltas a este disco, que me dejó un par de temas para ‘la maleta de pinchar’. Remember de hoy. Quién me lo iba a decir.

Lee el resto de esta entrada

Lori Meyers. Vinila Von Bismark. El Palmeral. Almería. 21 de junio

Intenso verano de conciertos el que se nos presenta en RockSesión (sin tener en cuenta que no traigo todas las crónicas por lo que os libráis, por ejemplo, de las seis del Festival Flamenco –aunque no descarto que caiga la de Arcángel con voces búlgaras). Y me alegro especialmente de que sean bandas a las que llevaba mucho tiempo sin ver, como Fito & Fitipaldis la pasada semana o, en el caso de ayer, Lori Meyers escoltados por Vinila Von Bismark y The VibroWaves. Todo ello en el marco de la fiesta por el Día de la Música, de carácter gratuita, y como ejemplo perfecto de que cuando se rema en la misma dirección, las cosas salen más grandes y mejor. El evento estuvo coorganizado por la Universidad de Almería, el Área de Cultura y el Cooltural Fest, que se estrena en agosto. La semana que viene, nos toca Siniestro Total, Guadalupe Plata… (FOTOS: Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería)

Lee el resto de esta entrada

The Surfin’ Limones – StereoCosmic

Menos de un año ha pasado de mi crítica al Apolo I, el primer trabajo discográfico de estos mallorquines enmascarados que se hacen llamar The Surfin’ Limones. Un año tan frenético como, parece, asalvajado, puesto que la buena aceptación del álbum, varios videoclips y una gira por todo el país, ha dado vigor a su sonido de por sí energético para dar un empaque rockero a toda su combinación se surf, psychobilly, sonido fronterizo y punk. Un mundo alternativo que, al contrario que la mayoría de grupos de esa gama, no rechaza hacer escarceos hacia lo urbano o el power pop, ampliando así sus registros para llegar a un público mucho más amplio. Tan divertidos como llenos de mensaje, tan camuflados como valientes a la hora de defender su propuesta. StereoCosmic refuerzan las bases fundacionales de The Surfin’ Limones, a los que hay que tener muy en cuenta como refrescante alternativa a lo de siempre.

Lee el resto de esta entrada

Pájaro – Gran Poder

Tras escribir ayer del Electric Sunset de El Twanguero, tenía claro que la siguiente crítica debía ser para el Gran Poder de Pájaro. De Andrés Herrera ya os hablé con su anterior entrega, con He Matado El Ángel, (plata en Mis Discos del año 2016) lanzado también como este, en las cercanías de Semana Santa, como el Santa Leone de 2012.  Y es que el mundo de la corneta y trompeta cofrade acompaña en los cimientos del sonido Pájaro. Un coctelera donde también hay mucho de western, de surfero, de fronterizo, de Morricone, swing, trópico, psycho y canción italiana. Con esas armas y con una trayectoria forjada con los más grandes y libres de la escena sevillana (de Silvio a Pata Negra) tenemos los avales sobrados de que estamos ante un artista que sabe lo que se hace y que siempre está garantizado un alto mínimo común denominador de calidad. Con este Gran Poder, dicen, concluye una trilogía que sí, mantiene conexiones estilísticas, porque es complicado imaginarse a Pájaro entiendo la música de otra manera que no sea así. El interrogante está abierto de cara a la próxima pero, mientras tanto, que nos quiten lo padecido y gozado.

Lee el resto de esta entrada

Celtas Cortos. Huércal de Almería. 5 de mayo

Con la entrada de la primavera y el verano por venir, Celtas Cortos vuelve a ser, un año más y van… muchos, uno de los grupos más solicitados en las programaciones culturales de festejos de pueblos y pueblos de toda España (De hecho, ya tienen 30 fechas confirmadas). Dueños de una gira perpetua ganada a pulso gracias a la integridad incorruptible de su música, que conecta igual con público más ‘transgresivo’ que con otros más ‘convencionales’; tanto como por la voz de un Cifuentes (Jesús) que parece haber hecho un pacto con el diablo, como Jordi Hurtado con la edad, para no perder agudos; y el carácter festivo de sus matices folkies; este pasado fin de semana, después de las tres horas de concierto de Ismael Serrano, llegué a tiempo para verles desde el inicio en este impás extraño que hace que en esta gira ya toquen temas del nuevo disco, Energía Positiva, que sin embargo saldrá en el mes de septiembre. Una explanada del recinto multiusos de la localidad colindante a la capital almeriense recibió el concierto estrella de unas fiestas que tendrán ‘un bonus track’ con su desligado Candil Rock, que cumplirá el 30 de junio 31 ediciones, con Siniestro Total, Guadalupe Plata, The Excitements y un tributo a Leño. (Leña). (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión).

Lee el resto de esta entrada