Buscar resultados para manu chao

Manu Chao Ilegal. Persiguiendo al Clandestino

 

Por Kike Turrón y Kike Babas. ‘Los Kikes’ publican de la mano la editorial Bao Bilbao esta rica biografía sobre uno de los artistas más carismáticos de la música en el cambio de siglo, quizá el que más dentro del mundo del denominado ‘mestizaje’. Más de 200 páginas a todo color, con amplio material gráfico y ese diseño de iconografía colorista y alegre que caracterizan todos los trabajos de José Manuel Arturo Tomás Chao Ortega. Un nombre kilométrico para un tipo que ya con Mano Negra se caracterizaba por ser de ninguna parte y que le ha dado la vuelta al mundo en varias ocasiones con su proyecto en solitario. Se inició con Clandestino, un disco del que escribí aquí hace muchos años y que ha celebrado su vigésimo aniversario con una edición especial y, de alguna manera, con la publicación de este libro, que también ha servido para recuperar el documental (hasta hace escasos días) inédito que Manu encargó a los Kikes. Un generoso trabajo testimonial que desvela, no solo los secretos del germen, gestación, grabación y gloria del álbum, sino que también da pinceladas del pasado, de los siguientes discos, recupera material de hemeroteca bien valioso y que, al término de la lectura, provoca tenerles envidia a los Kikes por haber estado allí para contarlo.

Lee el resto de esta entrada

Manu Chao – Clandestino (1998)

Manu Chao ClandestinoNo es fácil hablar de un álbum del que se ha escrito ya lo mundano y lo divino. Y digo lo divino porque la crítica internacional ha situado ‘Clandestino’ de Manu Chao entre los discos fundamentales de la historia de la música. (Robert Dimery en ‘1001 Discos Que Hay Que Escuchar Antes de Morir’, Rolling Stone internacional en discos de la década y un largo etcétera). ¿Es exagerado tanto elogio para el que fuera su debut en solitario después de romperse Mano Negra? La respuesta la tengo muy clara, no. Tanto desde el punto de vista objetivo, musical, como del subjetivo, puesto que el principal valor de este disco es su sentimiento. Y ahora que cumple quince años…
Lee el resto de esta entrada

Rompan Todo… y mil grupos más

Poco antes de las fechas navideñas y durante ellas redes sociales y webs se llenaban de comentarios y artículos sobre Rompan Todo, la serie documental de seis capítulos de Netflix que, aquí el problema, se subtitula ‘La Historia del Rock en América Latina’. Claro, los títulos categóricos dan pie a que te lluevan palos por todas partes. Quizá, en términos lingüísticos, con un simple cambio de “la” por “una” hubiese bastado para curarse en salud ante la avalancha de críticas negativas que tildaban la serie de tendenciosa, muy parcial y un largo etcétera, demonizando casi a Gustavo Santaolalla y resto de productores. Partamos de una premisa clara: ningún documental es ajeno a la mirada reducida. Ninguno. Desde el montaje, como la duración de los testimonios, la variedad de opiniones que se quieran incluir… y un largo etcétera. Después, tengamos claro que es materialmente imposible contar 60 años de rock (aunque solo hablemos del ortodoxo, el de autor, el melódico, algo de blues…, pero poco de heavy, punk o metal) de una veintena de países y en tan solo cinco horas. ¿Os imagináis un documental sobre rock en España en solo cinco horas? ¿Cuántos grupos nos faltarían? A poco que nombremos cien grupos, solo podríamos dedicarle tres minutos a cada uno de ellos. Si asumimos esto, el valor documental de ‘lo que hay’ en Rompan Todo es innegable. Es un dibujo impresionista, sí, y muy focalizado en dos países, Argentina y México, con Chile como actor secundario y Colombia y Uruguay como actores de reparto. Lo de Perú es casi solo un cameo. Así las cosas, es evidente que ‘lo que no hay’ siempre va a ser más. A fuerza de leer artículos y opiniones (Mondosonoro, El País, Juan Puchades, Diego Manrique…) pensé, ¿por qué no completar la playlist oficial de la serie (reducida a 100 canciones de unos 80 grupos)? Y aquí entró mi batalla campal con la búsqueda, a la que tuve que dar fin porque era un laberinto imposible. Es decir, vengo con más de 1.200 grupos. Y sigo siendo consciente de que faltarán el doble. Pero… lo que hay bien está. Y siempre me podéis ayudar a hacerla más grande. Rompan todo… y mil grupos más: una playlist de elchayi y RockSesión. ¡Defiendan, difundan y disfruten!

Lee el resto de esta entrada

Kike Babas & Kutxi Romero – La Sangre Al Río

“Palabras y agasajos de ida y vuelta”. No engañaba el algodón y tampoco lo hace el subtítulo de este libro epistolar entre dos truhanes, dos señores, como Kike Suarez ‘Babas’ y Kuxti Romero. Nuevo libro editado por la familia de Desacorde Ediciones, que se ha convertido en habitual de esta casa si tenemos en cuenta que en el último mes también les he dedicado unas líneas al España En Guerra de Albert Pla, al Ni Política, Ni Religión, Ni Fútbol, de Óscar Sancho de Lujuria y, más atrás, Mil Demonios de Fortu Sánchez de Obús o Qué Dura Es La Vida Del Artista de Evaristo Páramos. La Sangre Al Río es una compilación que viene a dar orden y valor (fija, limpia y da esplendor) a la relación profesional y personal de ambos personajes, punta de lanza de la escena rockera en nuestro país, cada uno en sus competencias, muchas y variadas, como poetas, letristas, artistas, vocalistas, escritores y demás virtudes talentosas. De ninguno de los dos es necesario explicar demasiado si eres habitual por estos lares. Solo hay que dejarse llevar y disfrutar como espectador silente de cómo se narra o se infiere, a partir de las misivas, el crecimiento y fortalecimiento de una verdadera relación de amistad y compadreo, puesto que, esto es así, nada une más en el mundo que cuando notas a las primeras de cambio que hablas el mismo lenguaje, sientes fuego por las mismas cosas o, como diría mi padre, están tocados del mismo ala. Quien entiende la amistad así sabe de lo que hablo. Todo ello bien datado, documentado, con un generoso reportaje fotográfico y una cronología que nos hace sentir que el tiempo vuela y, por otro, que seguimos vivos pese a tamaño recorrido. Contagiado del tono de la lectura y para que intuyáis qué encierran estas páginas, les mando mi carta a modo de crítica inusual.

Lee el resto de esta entrada

Muchachito Bombo Infierno – Vamos Que Nos Vamos (2005)

 

Al hilo de la crítica remember de hace varias semanas, con la que ‘nos tiramos de cabeza’ a los leones con Melendi (aunque luego al final la sangre no llegó al río y salieron más aplausos que detractores), comentaba en redes sociales aquel movimiento y resurgimiento rumbero surgido entre finales del siglo pasado y principios de la década de 2000. Una fórmula triunfante que, como todas, acabó siendo agotada de tan manida. Pero antes del agotamiento, en su intención de sobrevivir, como los virus, se generaron mutaciones que permitieron alargar más el proceso. Una coctelera a la que se le echó a la rumba mestizaje y el ingrediente festivo de la vía Manu Chao. A saber (y en distintos grados), Los Delinquentes, Ojos de Brujo, Canteca de Macao, Amparanoia, El Puchero del Hortelano, Tomasito, Elbicho, Mártires del Compás, La Kinky Beat, Eskorzo, etcétera, etcétera. Como digo, cada uno puede estar más pegado a la rumba, otros al rock ska, otros a territorios de flamenco menos ‘adulterado’. El caso es que en esa amalgama de aquelarre buenrollista surgió otra estrella con fuerza, llamada Muchachito Bombo Infierno. Hoy Muchachito, a secas, el nombre artístico de Jairo Perera. Músico de calle que lleva más de dos décadas trasladándola a los escenarios y los discos. Ya era hora, nos acordamos por fin en la crítica remember de los viernes de su debut en Vamos Que Nos Vamos. Si alguien sabe pintar, que mientras lea la crónica se marque un dibujo.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Amparanoia

 

Sin proclamas vacuas ni sectarismos polemistas, en RockSesión nos sumamos a la conmemoración del Día Internacional de la Mujer un año más. Lo hacemos con contenidos. Ayer compartía la crítica remember del quinto disco de estudio de Luz Casal, quizá la artista que ha sufrido aquello del ‘techo de cristal’ en el mundo del rock. Hoy, día para un grupo nacional, la elegida es Amparo Sánchez, alma de Amparanoia. Que por cierto, ayer tuvo lanzamiento. Después de tres años de intensa gira internacional como Amparanoia, dos años al frente de Mamita Records y una carrera reconocida como productora, Amparo Sánchez reactiva su faceta en solitario produciendo y publicando Hermanas, un álbum junto a la poeta brasileña Maria Rezende, editado en noviembre de 2019, y coincidiendo con la tercera edición de su autobiografía La Niña y el Lobo, el 6 de marzo publicará la BSO La Niña y El Lobo Vol.1. Aquí retomamos y remozamos un poco el #Mis10de hecho hace unos años en twitter. Buenas vibraciones y ganas de que la sonrisa no abandone los rostros aunque vengan mal dadas. Sus ritmos cálidos, a veces cercanos al son, otras a la rumba, otras al ska o la patchanga lo hacen posible. Feliz día. (FOTO: Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión)

Lee el resto de esta entrada

Balkan Bomba – Psychotrip

 

Llevan tiempo granjeándose una fama festivalera cimentada en un sonido festivo fácilmente identificable a otros referentes. Grupos como ellos los hay a decenas. Sobre todo con denominación de origen levantina, donde las escuelas de bandas y agrupaciones musicales dieron como caldo de cultivo a numerosos conocedores del viento-metal, esto es, trompetas, trombones, etcétera. Como la pólvora, tan levantina, la semilla se ha extendido a todos los territorios del país, hasta, por ejemplo, llegar a Toledo, como es el caso que nos ocupa con la numerosa formación Balkan Bomba. Una banda que, además de presentar candidatura a suceder en el calor de la épica, la fiesta y los metales a La Raíz, recupera también el lado más internacionalista de gente como Manu Chao -alguien a quien de alguna manera todos toman, como diría mi buen amigo Míchel Molinera- (algo que Ska-P supo manejar también muy bien con apenas cuatro frases), incluyendo en su repertorio muchas referencias anglosajonas. En definitiva, una coctelera bastante conocida que ha caído en gracia, también con una puesta en escena de uniforme futbolero… como los bosnios de Dubioza Kolektiv, por ejemplo. Es decir, ¿si no tenemos nada nuevo bajo el sol, por qué tanto revuelvo con ‘los Balkan’? Pues porque detrás de todo ello se encuentran unos pies en el suelo, un buen management, un sin prisa pero sin pausa, y un saber trabajarse las cosas en el local. Psychotrip es su reciente nueva entrega.

Lee el resto de esta entrada

Sandré – Ave Muñón

 

Seguro que voy a tardar más tiempo en escribir esta crítica que en lo que tardamos en escuchar todo el disco. Valga de referencia para el puñetazo que se ha sacado del cuerpo Sandré para su disco debut. Ave Muñón son once descargas de velocidad, acidez y animalismo sin menor concesión al resuello. Casi os diría (sin hacer demasiada memoria) que puede ser uno de los tres mejores discos de punk publicados este año en nuestra escena. Visceral, salvaje, con retranca, edulcorando la virulencia con las melodías de las voces femeninas que, eso sí, no rebajan por ello su energía. Los compartimentos estancos en los que se divide la música en nuestros días (aquí, resistiremos) me hacen intuir que, por temas de sonido o actitud, Sandré acabe entrando con mayor facilidad en los circuitos indies que en los del punk-rock al uso. Es decir, que veo más fácil que comparta cartel con El Columpio Asesino que con Gatillazo (de ahí que insista una y otra vez en que no rechacéis todo lo que sale en los carteles), pero os aseguro que la descarga vale la pena, para quienes gocen con la velocidad y lo cortante del género. No hay tregua, van a devorar al oyente en un auténtico atropello sónico que, lo peor de todo, engancha. De la portada, con en esos iconos que tanto recuerdan al libreto del ¿Cuándo Se Come Aquí? de Siniestro Total, ni hablamos. Con todos ustedes, desde Barcelona, Sandré.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Mano Negra

Nos hemos venido arriba. Después de la bullanga de ayer con la crítica remember de Eskorzo, la sangre se ha calentado y ha pedido que las reediciones de #Mis10de de este fin de semana sean de las fiesteras y mestizas. Y con esos dos adjetivos, del lado doméstico (aunque el resto de la banda y su domicilio fiscal fuera francés) Mano Negra tenía muchas papeletas de ser elegida. Además, al ver la lista comprobé que necesitaba algo de maquillaje, es decir, cambiar algunos puestos y añadir un par de temas. Esa es ‘la magia’ de #Mis10de, que es un ente vivo, no las tablas de los mandamientos. Es decir, que hoy son estas diez, igual dentro de tres semanas también, pero quizá en dos meses sería otra lista. Las canciones hacen sentir y no siempre sentimos igual. Dicho esto, de Mano Negra poco se puede decir que no se sepa ya. De alguna manera, son los ‘culpables’ de una manera de entender la música que ha sentado cátedra y germinado en miles de bandas que incorporaron vientos, la yuxtaposición, el aporte de jarana al clasicismo del ska. Igual que Leño es el padre de rock urbano, Mano Negra y, como cabeza visible, Manu Chao, lo es de ese otro género… lo que no significa, claro, que todos estén a ese nivel, ni mucho menos. Lo que podría haber sido Mano Negra con producciones actuales y no tan básicas de finales de los ochenta y principios de los noventa… Aquí van mis diez temas.

Lee el resto de esta entrada

Jenny and The Mexicats – Fiesta Ancestral

 

Saben aquel que diu que iba una inglesa, dos mexicanos y un español… Lo que bien podría parecer un chiste de Eugenio, nos sirve de punto de partida para escribir hoy de una banda a la que conocí el año pasado, gracias a su inclusión en el cartel de la segunda edición de Cooltural Fest y que, tras escucharlos entonces y verlos en directos después, se ganaron un hueco en mi masiva lista de alerta ante el lanzamiento de sus siguientes discos. Pues bien, ese momento ha llegado. Hace apenas unas semanas vio la luz Fiesta Ancestral, su tercer álbum tras su estreno en 2014, titulado Ome, tras su segundo capítulo, tres años después, en 2017, con Open Sea / Mar Abierto. Grabaron entre 2018 y 2019 a medio camino entre Los Cabos y los míticos Estudios Valenzo de Ciudad de México, Jenny and The Mexicats han contado con las colaboraciones especiales de artistas nacionales, como Vetusta Morla y El Kanka. Visiones musicales ambas que, ya de por sí, hablan de las múltiples influencias que presenta este combo multinacional y multiestilístico que lo mismo te hace un jazz que pachanga, que se pone rumboso o hace una cumbia, o se marca un reggae o se pone lírica. La etiqueta ‘mestizaje’ le queda muy estrecha porque, por lo normal, suelen ser bandas ‘jugando a’. En este caso los músicos vienen de bandas punk, rockabilly y club de jazz, de guitarras flamencas y de la charanga propia de la fiesta mexicana del día de muertos. Y todo, con una elegancia supina.

Lee el resto de esta entrada