Buscar resultados para metallica

#Mis10de Metallica

 

Hace unas semanas entrevistaba para el próximo número impreso de la revista Rock Estatal a José Carlos Molina, el gran líder de Ñu, una de las bandas del rock duro y heavy metal de nuestro país imprescindibles. Ya sabéis los más puestos que Molina tiene toda la merecida fama de no callarse casi nunca lo que piensa (aunque ahora, a sus sesenta y pico a veces se arrepienta de ello). El caso es que hablando de algo que no tenía nada que ver, salió a relucir el nombre de Metallica… Y los puso finos. Que si un cantante que no tiene claro nada, que si un batería que no sabe tocar, que su mejor canción se parece a otra de Jethro Tull. La verdad es que lo razonó todo bastante bien, al hilo de que las bandas nacionales no tienen nada que envidiar a las de fuera, “que solo llevan luces y chapas más grandes”, pero no deja de ser una opinión bastante impopular. Posiblemente no habría que endiosarles tanto (realmente, a nadie), pero creo que sí se han ganado el derecho a ser uno de los referentes indiscutibles. Otra cosa es la continuidad del estado de gracia en estudio o algunas decisiones sobre el sonido, pero… que nos quiten lo bailado. Metallica tenía que estar en las revisiones especiales de este mes de julio. Por nombre y porque en lo persona el S&M me voló la cabeza durante más de un año. Allá vamos.

Lee el resto de esta entrada

Entrevista a Kutxi Romero: “Rockeros en este país quedamos cuatro y por eso estamos en la obligación de cuidarnos”

Por mucho que uno sepa de la persona que va a entrevistar o que haya crecido con ella, viendo sus evoluciones como personaje público, uno siempre tiene la duda de cómo se va a desarrollar la entrevista por primera vez. Realmente, incluso haya habido más de una. Es la eterna incertidumbre del periodista que aún conserva las mariposas en el estómago porque, imagino, no ha perdido la ilusión por su oficio todavía. El recuerdo de la primera entrevista con Kutxi fue especial por muchísimos motivos. Por ello, porque se cumplían seis meses sin mi padre y quería hablarle de ‘Pájaros Viejos’, que luego dedicó en el escenario aquella noche… Sobran motivos. Fue, eso sí, una entrevista muy guionizada. Sin embargo, cuando volví a coincidir y a entrevistar a Kutxi en el marco de Escenario Literario (compartió sesión con el bajista Rafa J. Vegas, de Rosendo), los momentos previos hablamos tanto sobre música, libros, actualidad con una naturalidad tan grande, que con motivo de su regreso a Almería en el marco de su gira acústica, le propuse a la familia del Dromedario el hacer un encuentro sin guión. Una conversación grabada, que se pudiera luego transcribir y dar testimonio. A lo que saliera. La respuesta de Kutxi no solo fue un “al Chayi, lo que quiera”, sino que me dieron su móvil para que pudiéramos concretar la hora por nuestra cuenta. Finalmente, entre sus conciertos de la semana y mi estrés en la oficina, quedamos tras la prueba de sonido el mismo día del concierto, que pude contemplar gustosamente. Al terminar, nos sentamos en la zona del backstage como dos anacrónicos en la terraza de un bar. Por el camino, su ‘familia nómada’ y también su hijo, entrando, saliendo, interviniendo, ayudando, bromeando, participando… Dos horas bastante especiales que dieron para más de esto, pero que en esto se queda. Salud. (FOTOS: Juan Jesús Sanchez Santos para RockSesión, realizadas durante el concierto que ofreció a continuación).

Lee el resto de esta entrada

Miguel Campello. Recinto de Conciertos de Almería. 13 de agosto

Aunque es de esas bandas que tienen un halo que despierta casi las mismas pasiones que rechazos, en esta casa hemos sido siempre devotos de la música de Elbicho. Más allá de lo que quieran decir las voces críticas, es de esos grupos que tiene el corazón en la boca en cada una de sus canciones gracias a un inconfundible y carismático Miguel Campello. Y en cuanto a la música… Verlos en directo hace ya unos 13 o 14 años me impresionó como han hecho pocos conciertos. Algo que queda bien reflejado en el directo que editaron en su momento elbich8deimaginar, también de lo más recomendable. La esperanza que siempre guardé es que, aunque Miguel Campello, ‘chatarrero’, tenga una carrera en solitario estable y notable, la banda nunca cerró la opción a volver a reunirse. Siempre han dicho que no han dejado de existir, sino que están separados temporalmente. El caso es que anoche me tocaba cubrir el concierto de Miguel Campello, un artista al que le fui perdiendo la pista con sus discos de estudio y que vi alguna que otra vez de pasada en el Viña. Las sensaciones no pudieron ser mejores. Sea por el alma o por la perfección de su propuesta, el concierto fue magnífico. Cuando vi que el telón de atrás tenía su nombre con la tipografía de Metallica lo primero que pensé, sinceridad manda, “qué flipado”. Pues no, no. Le dio pero bien a eso de las eléctricas. Fuego del rock, candela flamenca. Incendio asegurado. Bravo. A partir de este momento, os dejo con la crónica realizada como redactor del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería. Salud. (FOTOS: José Antonio Holgado para Contraportada – Pisadas En La Luna)

Lee el resto de esta entrada

Vuestros Discos del Año 2020. Listas y playlists

Después de algo más de dos semanas de votaciones, ya tenemos los resultados definitivos tras vuestros numerosos votos y reparto de 3, 2 y 1 punto. La lista, vista con perspectiva más allá de los datos numéricos, ofrece un amplio catálogo de lo que musicalmente fue el de por sí extraño 2020. Con ella hemos elaborado dos playlists Spotify (hay unos pocos discos que no están) que ofrecen un variado abanico de sonidos al que os animamos que os acerquéis. Tanto de aquí, como de fuera. Ese es su principal valor. Descubrir. Esperamos que no os quedéis solo con lo que conocéis, sino que exploréis en aquellos grupos que están en la lista y que os sirva para apreciar cosas que os sorprendan y llenen, verdadero valor de este tipo de acciones. Los tres primeros en cada lista tienen tres temas, el resto de top 10 tienen dos temas cada uno. El resto uno. Recordad que la lista editorial de Discos del Año de RockSesión estará, como siempre, el 5 de enero. ¡Pasen!

Lee el resto de esta entrada

¡Vota por tus discos de 2020 hasta el 1 de enero!

Como cada año desde que existe esta casa, en RockSesión te animamos a votar por tus discos del año. Sí, TUS discos del año. Porque son muchos los álbumes que salen a lo largo de los doce meses como para limitarte solo a uno. Te animamos a que votes por tus TRES discos del año. Y además en dos categorías diferentes: discos nacionales y discos extranjeros (sé que la mayoría de nuestros lectores tendéis al nacional, pero así separamos para que la nómina no sea kilométrica, al tratarse de listas abiertas). Puedes votar en los comentarios con el sistema de puntuación ‘de toda la vida’. 3 puntos para el primero, 2 para el segundo, 1 punto para el tercero de grupos nacionales. Y otros 3, 2 y un punto para grupos internacionales (los hispanoamericanos van a la lista nacional). Con la lista definitiva crearemos una playlist en Spotify para todos. VUESTRA lista con lo mejor del año. Cada cierto tiempo actualizaré el ranking (se indicará hora de última actualización). Puedes votar hasta el viernes, 1 de enero (inclusive), y el sábado, 2 de enero, daremos la lista definitiva. Mi habitual lista (como editorial) la publicaré el martes, 5 de enero. Además sortearemos un lote de casi medio centenar de discos entre los que se encuentra material de Extremoduro, Poncho K, Lichis, NoProcede, Desastre, Siniestro Total, The Locos, Jorge Salán, The Buyakers, Ultraligeros

Lee el resto de esta entrada

Sphinx – Mar De Dioses (2003)

El tema este de la ‘pequeña’ pandemia que nos ha tocado vivir y que muchos se toman importante o banal en función de lo que diga o haga el del bando de enfrente, en lo que al mundo musical se refiere, ha trastocado decenas, cientos, de proyectos musicales, de lanzamientos, giras, años sabáticos que se han roto, o frenado el impulso de nuevas andanzas. Sphinx es uno de los muchos ‘damnificados’ (si es que se puede usar esa palabra cuando miles de personas han perdido a sus seres queridos sin poder darse un abrazo). La banda gaditana, de parón indefinido desde 2014, anunció su regreso a la escena en noviembre de 2019. El grupo lo explicaba así: “Nuestro largo camino comenzó en 1992, y tras recorrerlo durante 22 años, en septiembre de 2014, anunciamos nuestra separación indefinida. Tal como os dijimos en esa despedida, era necesario e imprescindible tomarnos un descanso para retomar fuerzas y recuperar la ilusión que habíamos derrochado y que acabamos perdiendo en ese camino, no exento de dificultades. No han sido pocos los amigos que nos han pedido a lo largo de estos 5 años de silencio, que la banda volviera. Y eso, junto a la nostalgia por Sphinx que se ha ido apoderando de nosotros en los últimos meses, ha provocado que estemos de nuevo llenos de ilusión y de ganas por volver a despertar a la durmiente magia de la esfinge”. Llegaron unas primeras fechas confirmadas (Sevilla, Madrid, Leyendas del Rock), pero todo se rompió al soltarse la cadena que ataba al reloj a las horas. Hoy recordamos su segundo disco, aunque también aconsejo de manera fervorosa el siguiente, Paraíso En La Eternidad.

Lee el resto de esta entrada

El Reno Renardo – Rarezas Raras

 

Pura risión veraniega. Si a que ya de por sí el verano suele ser bastante improductivo en lo que al número cuantitativo de lanzamientos de nuevos discos se refiere y cualitativo porque ‘los grandes’ se suelen reservar para otras épocas del año, se le suma el frenazo en seco que ha supuesto el confinamiento y la incertidumbre posterior de la desescalada y la ‘nueva normalidad’ para el sector musical, nos encontramos ante uno de las temporadas estivales más tristes que se recuerdan para las novedades. En este secano, como un oasis, aparece El Reno Renardo que ‘nos regala’ casi de improviso un disco extra antes del que ya estaban preparando de nuevas canciones para comienzos de 2021. Así que, doble regalo. Por un lado, nos regalan una bola extra y nos alegran el letargo con el humor marca de la casa, con el que rebozan vuelta y vuelta una serie de temas que si con regrabación por aquí, supuesto remix por allá, versión dance, orquestal, acústica, en directo en escenario y en directo en estudio. De postre, tres instrumentales inéditas en las que en una de ellas, recitan frases de cuñado fácilmente reconocibles en los tiempos donde las frases de manual se repiten en ausencia de cualquier atisbo de pensamiento propio. En fin, que muy bien, Reno, muy bien por este Rarezas Raras.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Radiohead

 

Aunque en esta casa le damos sobre todo al espectro nacional, los domingos nos reservamos la mirada al circuito internacional con la sección de #Mis10de. Y, después de darme el gusto de reeditar a El Último Ke Zierre, EUKZ, ayer, su compañero de baile también es una debilidad personal hasta el punto de que es uno de esos pocos grupos extranjeros que escucho con la misma habitualidad y con el mismo conocimiento de causa que grupos de nuestra escena. (En esa categoría, ya saben los viejos del lugar, incluyo a Muse, Mastodon, SOAD, Rammstein, Zeppelin, Manson, Metallica, Dylan, Cohen…) Y es que Radiohead siempre me ha servido para estimular emociones y conexiones cerebrales donde no llegan otros grupos. Esa es la grandeza de la música cuando te dejas absorber por ella, cuando su esencia te atrapa. Quizá por eso mi alta estima a la banda de Thom Yorke y compañía, que inicialmente se iban a llamar On A Friday. Llegan donde otras no y, cuando quiero esas sensaciones, no tienen casi rival. Además, comulgo con ellos en el punto intermedio. Sí, me gustan los primeros discos, más guitarreros, que tendrán fuerte presencia en la selección, pero su progresiva experimentación electrónica y la ruptura de los estándares completaron mi admiración por ellos. Sí, OK Computer es uno de los mejores discos de la historia, pero para mí Kid A se lleva poco con él, y Amnesiac es una delicia. Sea como fuere, cerramos mayo con #Mis10de Radiohead. Que lo disfruten.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Black Sabbath

 

Después del recordatorio musical al incuestionable legado de Barón Rojo, polémicas aparte, deslizando por el historial apareció pronto su compañero de baile internacional para compartir fin de semana: los míticos Black Sabbath, con su formación más clásica y fundamental, Terry ‘Geezer’ Butler al bajo, Bill Ward a la batería, Tony Iommi a las guitarras y Ozzy Osbourne a la voz. Y aunque la lista incluirá temas del siglo XXI (un par, no nos pasemos), está claro que el grueso y lo mejor de su carrera se encuentra en sus dos primeros discos, Black Sabbath y Paranoid, también Master of Reality y, como canto de cisne antes del desbarre final por las consecuencias de los excesos, el Volumen 4, que se iba a llamar Snowblind, por si hacía falta dar pistas sobre de qué iba la historia. Si Led Zeppelin puede ser tomado como el precursor del heavy metal por su sonido afilado y los agudos, Black Sabbath tiene el honor de aportar la oscuridad siniestra, algo impostada, pero impactante para aquellos años, completando el círculo y fundando, quizá sí, en mayor grado, el género. No sería el único porque lo denso y la tonalidad de las guitarras también inspiraron de forma clara al grunge. Su aura negra, casi con más recursos jazzísticos que de blues, caló hondo no sólo para el resto de formaciones de su generación, sino que su influencia ha llegado a nuestros días. Ave, Sabbath.

Lee el resto de esta entrada

Código Vinagrio – Rock Mañanero

 

En Las Alturas fue para esta casa el debut más destacado de todo el año 2017. La banda madrileña Código Vinagrio se marcó un disco de ocho temas en los que mostraban sobrados argumentos para ponerle lo que yo suelo denominar como ‘la pestaña de seguimiento’. Es decir, en un mundo en el que es imposible escuchar todo lo que se publica gracias a la mayor accesibilidad para poder realizar grabaciones, les sobraron motivos para estar pendiente de sus próximos pasos y lanzamientos. Calidad, variedad, sobriedad, versatilidad y distintas aristas que le dan a un sonido bastante aguerrido y guitarrero, una voz sin alardes pero en su sitio y una base rítmica muy hardrockera y latente. Un estreno en el que el punk, el rock, el metal y el heavy se fusionaron en distintas dosis para dar como resultado un sonido original, agresivo, fresco a lo que ayuda que las letras no caigan ni en lo panfletario, ni en los clichés del poetismo, ni en la pesadumbre, leitmotivs frecuentes de unos y otros géneros. Demasiado tiempo después para mi gusto, llega el siguiente paso de los madrileños. También en un formato en el que no creo demasiado (sobre todo después de una ausencia tan larga) como es el EP, y de tres temas… Pero lo han vuelto a hacer con solo esos tres temas y sin tampoco ser un derroche de originalidad, las formas vuelven a ser efectivas, con variaciones y con ingredientes variados, con melodías y fraseos o estribillos adictivos y una ejecución intachable. Este vino agrio viene bendecido, sin duda. Lee el resto de esta entrada