Buscar resultados para tierra santa

Tierra Santa – Quinto Elemento

Treinta años se cumplen en este 2017 del nacimiento de Tierra Santa, la banda riojana de heavy metal que, sin demasiadas estridencias pero siempre con un incesante trabajo concienzudo, se han convertido por mérito propio en una de las más asentadas del género. Y han decidido conmemorarlo con nuevo material. Un disco que representa el décimo de estudio de su trayectoria. Números redondos, como los diez cortes que lo componen. El éter aristotélico se despliega en una decena de canciones que, una vez más, nos ofrece los puntos fuertes que han caracterizado a la formación durante tantos años: riffs pegadizos, un envoltorio que siempre suena épico, especialmente por la tesitura y esa manera de masticar las palabras de Ángel San Juan y el desprendimiento más absoluto de florituras innecesarias. Sin buscar las galopadas rítmicas veloces de antaño, ni aflojar tanto el pistón como en Mi Nombre Será Leyenda, este Quinto Elemento suena potente, reposado y reflexivo. Y siempre seguro.

Lee el resto de esta entrada

Saratoga. Tierra Santa. La Skala de Richter. 22 de agosto

74 Saratoga1

Sí, sé que ha pasado demasiado tiempo para lo que es habitual en mí, pero el trabajo ha sido absorbente en los últimos días, hasta el punto de no poder recuperar la crónica del concierto que abrió las fiestas grandes de Almería. Fue en el Pabellón de los Juegos Mediterráneos, que cada vez se escucha mejor, el sábado 22 de agosto, con dos grupos indiscutibles del rock duro del país y con los almerienses La Skala de Richter que me parecieron menos brutos de lo previsto y con un potencial bastante admirable. Os dejo la crónica que alguno de vosotros ya ha leído en otros medios. Las fotos son de Ricardo García.

Lee el resto de esta entrada

Tierra Santa – Sangre de Reyes (2001)

101 Tierra SantaSi bien nunca llegaron a estar en niveles de popularidad (con lo que eso conlleva para bien y para mal) de otras bandas como Mägo de Oz, el momento dulce de Avalanch, los posteriores Warcry o Saratoga, Tierra Santa ha sido siempre una banda ilustre y de primer nivel dentro del heavy metal hecho en España. Quizá porque Ángel siempre se ha alejado del corte de vocalista agudo y virtuoso del gorgorito. Eso, sumado a la gran capacidad para aglutinar épica sin caer en exceso y grandes riffs de guitarra veloces y adictivos hacen de la banda un reducto de ‘pureza’ estilística. Tras un poderoso debut con Medieval, en el que dan una lección de ritmo, y los más batalladores Legendario y Tierras de Leyenda, Sangre de Reyes es el cuarto disco del grupo, con el que dieron el salto definitivo y donde alcanzan el sonido más equilibrado de las diferentes facetas que han desarrollado en sus casi 20 años de vida. Un señor discazo que ronda los quince años.

Lee el resto de esta entrada

Tierra Santa – Esencia

Tierra Santa - EsenciaQue los riojanos han sido (son) una de las formaciones más importantes del heavy metal estatal es una afirmación irrefutable. Su sello inconfundible se ha basado en grandes riffs y un protagonismo guitarrero descomunal, una base rítmica veloz y cíclica que reforzaban el carácter épico de los temas. Sus canciones se convirtieron en leyenda, palabra habitual en múltiples canciones. Pero la edad, el paso de los años, la evolución musical no nos viene a todos por igual. Hay quien sigue a piñón fijo toda su carrera y los hay que, por los motivos que fueren, desean cambiar o remozar el sonido. Tierra Santa ya lo hizo en su último disco en estudio, Mi Nombre Será Leyenda. No es que se pasaran al pop como vienen a decir los fundamentalistas del heavy metal, pero era un disco más pausado, con más aire y otros tempos. En Esencia vienen a hacer lo mismo, pero con temas legendarios, nunca mejor dicho, de su repertorio, tanto en eléctrico como en acústico. No están todos los que son, pero sí son todos los que están.

Lee el resto de esta entrada

Tierra Santa – Mi Nombre Será Leyenda

Tierra Santa Mi Nombre Sera LeyendaCoherencia es la palabra que mejor define no ya ‘Mi Nombre Será Leyenda’, el noveno álbum en estudio de los riojanos Tierra Santa, sino toda su carrera discográfica desde que aparecieran con fuerza en 1997. Un trabajo con el que continúa la evolución en estilo que viene realizando el grupo, apartándose con firmeza del power metal tradicional a un concepto muy amplio de rock y gusto por un heavy evolucionado. Donde las melodías de guitarras o están muy presentes pero buscando más vibrar que atronar. Cambiando potencia gratuita o de pose por el intento de generar sensaciones. Y ahí es donde Tierra Santa demuestra coherencia y una evolución considerable…
Lee el resto de esta entrada

Bloque – Hombre, Tierra y Alma (1979)

Como si de una conexión neuronal se tratara, escribir ayer de Topo y recordar a Asfalto y aquel final de la década de los setenta me trajo a la mente que casi diez años después de que abriéramos la persiana, todavía no había traído a la crítica remember de los viernes a esta excelente formación cántabra. Lo que dice mucho y bien, aproximándonos  a las trescientas críticas en esta sección del inabarcable número de ‘meritorios’ que tiene nuestro rock y nuestra música. A Bloque se le ha encuadrado habitualmente en el mismo movimiento que dichas bandas y aunque es cierto que comparten muchos elementos en común, como el mensaje humanista y ecologista, lo cierto es que el paso del tiempo les ha conferido un punto de rock primigenio y callejero (sumándolo a Leño, Coz y compañía) que no termina de ser correcto. Los de Torrelavega vinieron a ser la respuesta santanderina a las influencias de nombres como The Allman Brothers Band y también Yes o King Crimson. Pero, claro, cuando ellos empezaron a publicar el disco el género ya había declinado en el mundo anglosajón y España no les acompañó en demasía porque, por ese retraso cultural de la dictadura, aquí a principios de los 80 la cosa se sectorizó entre movida y rock urbano o hard rock macarra. Jose Carlos Molina y Ñu sí supieron adoptar esa actitud a su propuesta más compleja, pero Bloque se quedó un tanto descabalgado y acabaría sucumbiendo en 1983, tras despachar cuatro discos. Este Hombre, Tierra y Alma fue su segunda entrega, apenas un año después de su debut epónimo. Y es que venían muy rodados puesto que ya tocaban para grandes auditorios desde 1975. Hoy nos acordamos de ellos.

Lee el resto de esta entrada

Motxila 21 – Ama Lurra. Madre Tierra

En Navarra se respira tanto el rocanrol que hasta la Asociación Síndrome de Down de Navarra tiene entre sus principales herramientas inclusivas una banda llamada Motxila 21. Un nombre que os sonará desde hace un tiempo (realmente es un proyecto nacido en 2005 y que renueva su estructura con el paso del tiempo) porque referentes como Kutxi Romero de Marea o El Drogas han colaborado en con ellos (también El Piñas, Ara Malikian, Fermín Muguruza, Jesús Cifuentes, Fito Cabrales…) y, a través de Enrique, también aparecieron en Un País Para Escucharlo en la visita que Ariel Rot hizo a la región. Lo cierto es que dicha banda, formada por una quincena de chicos y chicas síndrome de down. Y evito el ‘con’ porque hay que recordar que el síndrome no es una enfermedad, sino una alteración genética del cromosoma 21 y, de ahí, el número que aparece en la cabecera de la banda. Guitarras, voces, batería, bajo, sección de saxos… La música con todo su carácter inclusivo ha vuelto a hacer de las suyas para el nuevo álbum de Motxila 21, que viene a suceder al EP No Somos Distintos. Y como la experiencia es la mejor manera de sentir el dolor de la discriminación y la importancia de inculcar buenos valores, Ama Lurra está lleno de canciones que cantan por el respeto al medioambiente, a la integración, al amor, al compromiso social y al feminismo. Un disco que tiene la nobleza de la ausencia de segundas intenciones y que es en sí mismo un puro ejercicio de celebración y alegría. Con ese espíritu, nos unimos al canto de Motxila 21 y su Madre Tierra.

Lee el resto de esta entrada

Supersubmarina – Santacruz

Llegó el esperado segundo disco de los de Baeza. El primero con multinacional, Sony y sus grandes medios. Pero antes, contextualicemos un poco. Lejos de polémicas estériles, ‘Electroviral’, su primer larga duración era un disco excepcional. Acusado de monótono  o simple, de vendidos por querer vender más que cualquier ‘indie’ de pura cepa que se precie, de blandos, de mil cosas a la vez (algunas contrapuestas), era un conjunto sólido de canciones de rock accesible y pegadizo. Tanto que podía ser tomado por pop, que también lo había, pero siempre insistiré que en menor grado. Lo accesible no quita lo rockero. Bien. Dicho esto, ‘Santacruz’…
Lee el resto de esta entrada

Saratoga – XXX

De las múltiples formas que hay de celebrar una efeméride tan significativa como la del trigésimo aniversario, Saratoga ha escogido la de regrabar temas de su carrera, adaptados a los nuevos tiempos y hechuras de alineación. El caso de la banda de la iguana es excepcional. Con el denominador común constante de Niko del Hierro, al pie del cañón durante las tres décadas salvo por un año escaso de ‘parón indefinido’, pocos grupos hay en nuestra escena que pese a contar con cinco vocalistas y cinco bateristas distintos (en la guitarra solo Tony Hernando tiene el honor de haber estado los años que Jero Ramiro se centró en Santelmo) su poder de convicción y de atracción jamás ha disminuido. Tampoco su calidad, que siempre se cimenta en un heavy metal de corte clásico, sin zarandajas, afilado en las seis cuerdas, machacón en la batería y bajos cuando hay que darle al power metal y esos agudos mágicos desde el micrófono. Lo cierto es que un tipo de grabación como la que nos ocupa tiene más sentido si cabe con ellos por ese mismo motivo, aunque no han querido ser sistémicos a la hora de elaborar el repertorio, finalmente catorce canciones. Hay canciones de casi todos los discos, incluso de los propios de Tete Novoa que, contra viento y marea, se ha convertido por derecho propio en el cantante que más años ha estado al frente de la banda, más que Leo Jiménez y, por supuesto, por encima de Gabi Boente y Fortu Sánchez. (Recordamos que Tony Domínguez no llegó a grabar disco). Así, es de justicia reconocerle de una vez por todas sus méritos sin tener que compararse con nadie. Un verbo (el de comparar) que ahora se centra en el nuevo motor a las baquetas: nada menos que El Estepario Siberiano.

Lee el resto de esta entrada

Rompan Todo… y mil grupos más

Poco antes de las fechas navideñas y durante ellas redes sociales y webs se llenaban de comentarios y artículos sobre Rompan Todo, la serie documental de seis capítulos de Netflix que, aquí el problema, se subtitula ‘La Historia del Rock en América Latina’. Claro, los títulos categóricos dan pie a que te lluevan palos por todas partes. Quizá, en términos lingüísticos, con un simple cambio de “la” por “una” hubiese bastado para curarse en salud ante la avalancha de críticas negativas que tildaban la serie de tendenciosa, muy parcial y un largo etcétera, demonizando casi a Gustavo Santaolalla y resto de productores. Partamos de una premisa clara: ningún documental es ajeno a la mirada reducida. Ninguno. Desde el montaje, como la duración de los testimonios, la variedad de opiniones que se quieran incluir… y un largo etcétera. Después, tengamos claro que es materialmente imposible contar 60 años de rock (aunque solo hablemos del ortodoxo, el de autor, el melódico, algo de blues…, pero poco de heavy, punk o metal) de una veintena de países y en tan solo cinco horas. ¿Os imagináis un documental sobre rock en España en solo cinco horas? ¿Cuántos grupos nos faltarían? A poco que nombremos cien grupos, solo podríamos dedicarle tres minutos a cada uno de ellos. Si asumimos esto, el valor documental de ‘lo que hay’ en Rompan Todo es innegable. Es un dibujo impresionista, sí, y muy focalizado en dos países, Argentina y México, con Chile como actor secundario y Colombia y Uruguay como actores de reparto. Lo de Perú es casi solo un cameo. Así las cosas, es evidente que ‘lo que no hay’ siempre va a ser más. A fuerza de leer artículos y opiniones (Mondosonoro, El País, Juan Puchades, Diego Manrique…) pensé, ¿por qué no completar la playlist oficial de la serie (reducida a 100 canciones de unos 80 grupos)? Y aquí entró mi batalla campal con la búsqueda, a la que tuve que dar fin porque era un laberinto imposible. Es decir, vengo con más de 1.200 grupos. Y sigo siendo consciente de que faltarán el doble. Pero… lo que hay bien está. Y siempre me podéis ayudar a hacerla más grande. Rompan todo… y mil grupos más: una playlist de elchayi y RockSesión. ¡Defiendan, difundan y disfruten!

Lee el resto de esta entrada