Buscar resultados para stones

Los Enemigos – Bestieza

 

Hay con Los Enemigos una sensación de eterno retorno. Viajar por sus discos es navegar entre bisagras que abren puertas que se interconectan entre sí y, de veras, poco importa que hayan estado varios años ‘de parón’, que volvieran de gira, que se marcaran un disco con todos sus ingredientes conocidos en la coctelera (lo que le restó algo de identidad) en La Vida Inteligente y que ahora, vengan desenfrenados, acelerados, más livianos y frescos. Todo es familiaridad con el cuarteto, si bien en esta ocasión viene remozado en una de sus guitarras y en la producción. Manuel Benítez decidió dedicarse exclusivamente a Porretas y su salida a las seis cuerdas ha dado paso a la entrada de David Krahe, guitarrista de Los Coronas, Corizonas y habitual en los últimos tiempos de Josele Santiago, como bien queda registrado en su último directo Conde Duque. Santiago vuelve a firmar guitarras, voz principal (menos uno) y los temas, compartiendo autoría en tres de ellos con el almeriense Fino Oyonarte, bajista. La batería corre a cargo de Chema Pérez. La producción en este caso viene refrescada por un productor emergente y viejo conocido de la banda, como es Carlos Hernández, antiguo técnico de sonido y actualmente responsable de la producción de bandas como nuestros aplaudidos Carolina Durante y Airbag y Triángulo de Amor Bizarro. Con estos mimbres y liberados de las inquietudes personales, Enemigos firma la continuación lógica de Nada, de hace nada menos que más de veinte años.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Kiss

La banda del maquillaje eterno. Una manera de entender el rock de manera espectacular y estilosa. Piel, lujuria, lenguas, mitos entre la leyenda y la realidad, con vacas de por medio…. Así cualquiera. Paul Stanley y Gene Simmons son los miembros fundadores y eternos de Kiss, la banda norteamericana que camina incansable hacia su próximo cuarenta aniversario. Es cierto que cuando la zarandaja es tan grande, la música siempre parece quedar en un segundo plano. Se cuentan casos por decenas. Pero, en particular, siempre ha habido un respeto unánime hacia Kiss. Sin importar que se deslizaran más hacia el power pop en algunas ocasiones. Su hard rock con ligeras pinceladas de heavy metal. Su muy mucho de glam… Sus números son estratosféricos. Casi tanto como su colección de merchandising, que incluye todo tipo de rarezas varias, entre el que no falta una máquina de pinball, monopoly, vino, tarteras (imagino que para poner mantequilla de cacahuete y otras sustancias lúbricas) y hasta un ataúd. La edición original de #Mis10de de Kiss la realicé en twitter el 20 de octubre del lejano 2013. Buen rollo para el domingo. ¡Salud!

Lee el resto de esta entrada

Discípulos de Otilia – En Blanco y Negro (2007)

La crítica remember de hoy viaja al quinto disco de los catalanes Discípulos de Otilia. Banda de ska clásico y, considero, bastante minusvalorada para lo sólido de su propuesta. Recuerdo, de aquí en adelante, la crítica del disco y la entrevista que les hice para el número 1 de la revista Rock Estatal. Salud: Cinco discos en quince años no parece un gran bagaje para una banda tan activa e inconformista como Discípulos de Otilia, pero pese a todo no pierden fuerza. El grupo catalán conmemora el aniversario con el estreno de su propio sello discográfico. Un álbum de estudio formado por 17 cortes, que viene aderezado con un interesante DVD en el que se recoge y da testimonio de su primera gira por México, tres videoclips y varias de sus apariciones televisivas, en las que, eso sí, prima más el valor estrictamente documental que la calidad de las imágenes. En esta entrega, Discípulos de Otilia ofrecen un sonido mucho más potente y cercano al rock que en oportunidades anteriores, pero sin perder un ápice de ese descaro skatalítiko que les ha dado nombre entre los puristas del estilo. Pese a ello, los temas más pegadizos y bailables continúan siendo los que centran sus melodías en la sección de vientos. Como ‘Ecuación’, ‘Perro Pinoccio’, ‘Dieguito El Malo’ – versión de The Clash-). Historias vividas en primera persona por los componentes de la banda (‘La Insólita Estatua de la Plaza de Tetuán’), diversión y juerga (‘Tequila Me Kills’), compromiso y denuncia social (‘Flor de Abril’ o ‘Palestina’) inspiran los textos. Entre las colaboraciones, destacan las de, nada menos, Fermín Muguruza, Julián Hernández de Siniestro Total y Fundación Tony Manero.

Lee el resto de esta entrada

Heredeiros Da Crus – Derretidos

 

Llevaba tiempo queriendo escribir de esta banda gallega de lo más recomendable, pero es cierto que desde que abrimos la persiana de RockSesión hasta ahora solo sacaron el Jard Rock Con Fe, que me cogió a contrapié, y que en la crítica remember de los viernes nunca se ha producido esa chispa aleatoria para elegir un disco suyo. Al final, el tiempo se ha encargado de que llegase ese momento con este Derretidos, su nueva entrega de estudio. Un álbum de doce canciones en las que estos gallegos demuestran seguir igual de locos y ardientes que siempre, sin que por ello renuncien a ponerse sensibles y a marcarse unos medios tiempos y baladas repletas de madurez generacional. Con unas guitarras repletas de roll y una capacidad rítmica envidiable, Heredeiros despachan un álbum solvente de principio a fin, divertido, adictivo, provocador y reflexivo. Popularizados como tantas bandas alternativas gracias al programa infantil de la televisión galega, Xabarín Club (curiosamente este fin de semana Silvia Superstar ha protagonizado el #Mis10de del sábado con sus The Killer Barbies), a mí me llegaron con Los 100 de Tipo, Heredeiros son el clasicismo del rock en su máxima expresión. El que bebe del blues y el hard rock y el que stoniza sus riffs para deleite máximo. Derretidos funde cualquier tipo de resistencia al aburrimiento.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de AC/DC

 

Estuvieron cerca de entrar en la sección internacional de la sesión de revisiones del pasado mes de julio. Pero al final los ocho elegidos fueron The Rolling Stones, The Beatles, Iron Maiden, Led Zeppelin, Queen, Metallica, Muse y Bruce Springsteen. Estaba claro que a ellos no les podía faltar demasiado y me parecía una pareja de altura para el fin de semana en el que hemos despedido a Burning de los escenarios. AC/DC es una banda (de las pocas) a las que les sienta bien el sota-caballo-rey. Y es que no hay fórmulas matemáticas en esto del Rock. Igual que somos capaces de vilipendiar a un grupo o artista por hacer siempre lo mismo, somos capaces de elogiar esa virtud en otros. El caso es que los australianos afrontaron con valentía la pérdida de Bon Scott con un descomunal Brian Johnson y los hermanos Young se encargaron de poner riffs al asunto. Curiosamente, su famosa Gibson SG protagoniza mi tatuaje de dos guitarras cruzadas. Que después Axl Rose aceptara el reto de cantar con la banda, no lo comparto, pero tampoco soy de los que se sumaron a la cruzada y el escarnio. Sea como fuere, hoy reedito #Mis10de AC/DC, que tiene un par una bajada y subida de posiciones y poco más. Espero que lo disfrutéis.

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Burning

 

Hoy en La Riviera Burning dice adiós para siempre, 45 años después de sus comienzos. Nadie hay como Stanley Kubrick para ejemplificar la capacidad de realizar un género predefinido, marcando en tu creación los arquetipos de forma clara y canónica. De romanos con ‘Espartaco’, ciencia ficción con ‘2001 Odisea En El Espacio’, bélica con ‘La Chaqueta Metálica’ o ‘Senderos de Gloria’, terror con ‘El Resplandor’, cine negro con ‘Atraco Perfecto’, thriller psicótico con ‘La Naranja Mecánica’. Si pusiéramos en sus manos la creación de un grupo que recogiera a la perfección el rock ampuloso y socarrón de The Rolling Stones, Kubrick inventaría a Burning. Una banda marcada por el 9 de mayo. El día en el que se fueron Toño Martín (1991) y Pepe Risi (1997), dos de los miembros legendarios de formación y del rock en España, junto con Johnny Cifuentes, que ha mantenido con estoicidad en pie el legado de un grupo por el que es imposible no sentir simpatía. Y los seguidores no son los únicos. También los músicos. No conozco caso de alguien que hable mal de una banda que en 1974 hizo suyas las lecciones foráneas para llevarlas al castellano. Es cierto que esa hercúlea tarea se le otorga a Miguel Ríos, pero Burning aprovecha la senda abierta y fagocita a su manera el desarrollo Stones para tamizarlo de casticismo y chulería madrileña, macarrerío socarrón que no pierde elegancia pero que engancha, hace bailar y disfrutar. Incluso en discos como Pura Sangre (se llevó uno de nuestros oros en 2013) demostró Cifuentes que estaba a la altura.

Lee el resto de esta entrada

Circodelia – Circodelia (2002)

 

Circodelia regresó a los escenarios el pasado fin de semana, el último de septiembre. Lo hizo en las fiestas del barrio El Tubo, de Zaragoza. Diez años habían pasado de su último concierto. En 2009, debido a la salida de su último batería, Javier Planelles, y que Víctor Pérez, su vocalista y letrista, la cosa no dio para más, quizá también auspiciado porque ‘los mass media’ habían dejado de prestarle atención, después de haber convertido en 2002 a ‘Las Chicas de las Canciones’ en la segunda canción más radiada del año. Fundados entre 1994 y 1995, Circodelia era entonces una banda madrileña que venía curtiéndose en pequeños escenarios y locales, haciendo versiones de The Clash, los Stones, Faces… Puro hedonismo y tocar entre colegas. Llegaron los primeros temas propios y las primeras victorias en concursos. El famoso Villa de Madrid les supuso el espaldarazo definitivo y todo comenzó a ir demasiado rápido. Pep Record’s (la casa discográfica con la que debutó Malú en 1998) vio claro el filón y contó con el productor ‘de oro’ del momento: Alejo Stivel. Venía de subir en una catapulta la carrera de Joaquín Sabina con 19 Días y 500 Noches, antes hizo lo propio con el debut de La Oreja de Van Gogh, venía de subir al carro de la accesibilidad a M-Clan con Usar y Tirar. Llegaría el debut de El Canto del Loco, el equilibrio entre la canalla y lo popular de La Cabra Mecánica en Vestidos de Domingo… Entre otros muchos éxitos artísticos y comerciales. Todo cuadraba. Circodelia nacían bendecidos y el glam rock hizo el resto.

Lee el resto de esta entrada

Casino – Mentiras Maquilladas

 

Hay escena, como en casi todas las ciudades del país, pero hay que reconocer que la perdurabilidad de las formaciones rockeras en mi Almería natal no tiene un porcentaje muy alto. Quizá tampoco su alcance más allá de un radio de operaciones de corto diámetro sea un halagüeño panaroma. Sólo Nixon en los últimos tiempos ha roto ‘fronteras’ para colarse en los grandes festivales de etiqueta ‘indie’, aunque su música va mucho más allá (mucho más recomendable) de los tópicos del género, ya que sus influencias tienen mucho de rock oscuro y tribal. Dicho esto, también es cierto que hay un patrón de rock clásico en buena forma, gracias a nombres como el de Rolenzos (de quienes ya hablamos por su paso en la última edición de The Juergas Rock Festival), Brasi (de quien también hemos escrito alguna que otra vez) y, el caso que nos ocupa, Casino. Con el nombre no engañan a nadie… Y más si tenemos en cuenta que su anterior nombre de cabecera era Casino Boogie. Como el cuarto corte de Exile on Main St, el disco de The Rolling Stones de 1972. Igual que los riojanos Vuelo 505 lo toman de la canción del Aftermath. Una declaración de principios que viene a poner en situación a una estilosa forma de entender los riffs, las interpretaciones vocales, con un plus de melodía con unos elegantes teclados que se cuelan por aquí y por allí. Mentiras Arriesgadas, no va más.

Lee el resto de esta entrada

Marea, Bocanada y Vuelo 505. Almería, 22 de agosto

 

Era consciente de que iba a ser una noche especial, por muchos motivos, y al final superó con creces lo que uno podía pensar. Después de hablar con él hace tres años, tuve la oportunidad de entrevistar a Kutxi Romero en camerinos, era el día en el que se cumplían seis meses de la muerte de mi padre y sabía que ‘Pájaros Viejos’ dolería… Hablamos de ello en los tres cuartos de hora de conversación. Lo que no podía imaginar es que Marea, en la presentación del tema, explicara que viene por Ventura, el padre de Kolibrí y que además me incluyeran en la dedicatoria. Tampoco podía imaginar que uno de los amigos de esta casa, harto de pedirme que hiciera camisetas nuevas, se hiciera una versión ‘2.0’ y que me regalara una. Y así, entre unas cosas y otras, todo fue una celebración de sentirnos vivos. Sentir que vivir es el mejor homenaje que se puede hacer a los que ya no están, de los que venimos. Con las emociones a flor de piel me reencontré con Marea once años después y se volaron de un plumazo también las dudas sobre afinaciones, sobre estados de forma y sobre otras cuestiones. Sí, más de 3.000 personas celebramos ayer sentirnos vivos. (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión).

Lee el resto de esta entrada

#Mis10de Muse

 

Si el primer fin de semana (que es cuando al especial de julio le sumo el bonus internacional) tuve claro que era bueno arrancar con la clásica dualidad Stones/Beatles, continuando con mi programación y por las ganas de revisar a Queen, también tuve claro que para emparejarlo uno de las mejores opciones era Muse. Que nadie se lleve las manos a la cabeza, no los estoy comparando. Pero sí es evidente que en toda la discografía, especialmente en el maravilloso The Resistance, sí hay un cierto paralelismo en cuanto a la fanfarria sinfónica y el tratamiento de las voces. El tiempo ha ido haciendo maquinal a la banda de Bellamy (no tengo nada en contra de la electrónica, lo sabéis) y aunque sus discos bien querrían ser firmados por el 95% de los grupos de este planeta, es cierto que me siguen haciendo vibrar las canciones de antaño. Escribo estas líneas sin saber cómo va a quedar la revisión, así que si no hay muchos cambios, disculpadme y al menos recordamos la época dorada de Muse. Para mí lo merecen porque el de Resistance en el Palacio de Deportes (por entonces) fue uno de los mejores conciertos que he visto en mi vida (que son unos cuantos) y no lo digo solo por los efectos especiales y por las chapas y luces más grandes. (FOTO: Jeff Horney)

Lee el resto de esta entrada