Sandré – Gestiones Fáciles

Justo tres años después de que os trajese la crítica de Ave Muñón, el 5 de diciembre de 2019, llega ahora la de Gestiones Fáciles, el segundo larga duración de esta banda barcelonesa que hace de la furia punk su leit motiv constante. Aquellos once temas nos deslumbraron con once descargas de velocidad, acidez y animalismo sin menor concesión al resuello, reconocido por cierto entre nuestras platas de Los Discos del Año 2019. Ahora, después de descerrajar el EP Trúnel en 2020, supuestamente más refinados según han dicho ellos mismos: «Hablamos más en primera persona, es un poco menos impulsivo y a ratos tiene un aire más dark que nuestro primer trabajo, pero el humor y la ironía siguen siendo el denominador común en todos los temas», vuelven con la rabia igual de cargada. Y tanto. Sandré sigue siendo un cuarteto formado son Marc a la batería, Stefania al bajo, Rosa a la voz y Carles a la guitarra. Como el primer álbum, esta nueva entrega ha sido grabada y producida por  Borja Pérez en los estudios Ultramarinos Costa Brava de Sant Feliu de Guíxols con mezcla de  Santi García, la masterización es de Víctor García en Ultramarinos Mastering en Barcelona. La portada del vinilo es obra de David de las Heras y el diseño de Somcuore.

Sigo pensando en cualquier caso lo mismo que apunté en aquella crítica de hace tres años. «Los compartimentos estancos en los que se divide la música en nuestros días (aquí, resistiremos) me hacen intuir que, por temas de sonido o actitud, Sandré acabe entrando con mayor facilidad en los circuitos indies que en los del punk-rock al uso. Es decir, que veo más fácil que comparta cartel con El Columpio Asesino que con Gatillazo (de ahí que insista una y otra vez en que no rechacéis todo lo que sale en los carteles), pero os aseguro que la descarga vale la pena, para quienes gocen con la velocidad y lo cortante del género». Y no son los únicos. Pero os aseguro que un cartel que incluya a Sandré, Biznaga, Pantocrator, Menta, Mausoleo o Parquesvr es mucho más punk que lo que pueda tener Viña Rock.

Esta decena de temas se abre con “Millones”, un tema en el que nos recibe un riff destartalado pero compacto, presentado en dos tiempos variando con la melodía. La productividad como obsesión centra el tema que aborda con tino los males de la sociedad actual. De la enfermedad productiva al consumismo, las apariencias, el maniqueísmo… «Gestiones Fáciles ha sido un viaje en montaña rusa, una sesión de terapia sin nadie al volante, una gestión para nada fácil», explican.

En “Miedo La Vida” el tempo es más pausado y pautado, con añadido de percusión metálica en la segunda parte del fraseo. No es extraño por tanto que las «neuras, iras y traumas» se arropen con un punto metalero. Más acelerada y con un rollo del psycho explota “Perro”, un tema en el que se condensa la fuerza en el fraseo mientras que el estribillo es una liberación melódica tanto en voces como en guitarras. Una de las más heterogéneas de la lista será “Hade”, desde la inclusión del catalán, al break instrumental de bajo y batería y unas guitarras especialmente afiladas y cortantes.

Con aires bailables desde las guitarras y la base y con voces más limpias, Sandré explota el hallazgo del motivo principal de “Katalina” en un corte al que se le aprecian algunas influencias Pegamoides. En “Peor” continúa la tónica gamberra en otro texto corrosivo muy del modo Siniestro Total con ese afán de querer escalar en la desgracia: «Yo mal, tú peor». En “¡Malas!” se sacudirán todavía más los malos rollos en el armazón más punki del álbum.

En el tramo final destaca en “Yoga Facial” la densa línea de bajo y un ejemplo claro de lo que la propia banda definió como “más dark”, hasta el punto de abrazar por momentos el post punk más clásico. Mención especial para un nuevo crescendo vocal en el que Rosa se encuentra de lo más cómoda. “Cosas” será el corte más extenso de la lista y a la postre el único que sobrepasará los tres minutos de duración, con un retrato contra el consumismo (hasta el punto en el que las cosas parecen consumir personas). El estruendo de base rítmica y voz es un desahogo de rabia de lo más certero. Como ‘outro’, “Buenu Buenu” es una travesura casi a capela que cierra otro trallazo sucinto y casi impermeable. Sandre sigue siendo un grupo de lo más recomendable.

Lista de canciones – tracklist:

  1. Millones
  2. Miedo La Vida
  3. Perro
  4. Hade
  5. Katalina
  6. Peor
  7. ¡Malas!
  8. Yoga Facial
  9. Cosas
  10. Buenu Buenu

Publicado el diciembre 5, 2022 en Críticas Discos y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: