Archivo del Autor: elchayi

Os Resentidos – Fai Un Sol De Carallo (1986)

Todos y cada uno de los discos que pasan por la sección semanal de los ‘remembers’ están por derecho propio pero, como ya sabéis, la elección de alguno de ellos a veces viene determinada por la actualidad. Y es que hay tantos y tantos trabajos pretéritos de los que escribir, que si alguna semana los acontecimientos facilitan la elección y, además, como en este caso hablamos de un grupo al que alguna vez he hecho referencia pero que no había estado nunca, pues miel sobre hojuelas. Os Resentidos es una banda a la que conocí, como otras muchas, gracias a los vinilos de mi hermano mayor. Tenía un Split con Siniestro Total que me volvía loco, el Surfin CCCP. Toda una delicia fruto de la devoción y el pavor social a la todopoderosa URSS en los ochenta, que siempre tenía su rollo molón por el tema espacial, la selección de basket, Karpov y Kasparov y Gorbachov y su mancha como los Cárpatos, que diría Julián Reyes en La Hora Chanante mientras le pega al vodka a palo seco en plano secuencia.  El caso es que ya casi estoy terminando el párrafo introductorio y aún no he dicho el motivo. ¿Os suena eso de las ruedas de las televisiones? Pues a Antón Reixa, su líder y cantante, lo cesaron como presidente de la SGAE por querer destapar y destripar la silenciosa ganancia de unos pocos.

Lee el resto de esta entrada

Los Benito – El Rincón De Mi Cabeza

Hablando del grupo, hace ya algunos años, en el foro de Maneras de Vivir alguien los definía como ‘los Guti’ del rocanrol. Algo así como una gran promesa con muchas cualidades y momentos brillantes, pero que nunca habían llegado a ser la gran estrella a la que podrían apuntar o llegar. La afirmación, además de la coincidencia del apellido Benito, no la suscribí al ciento por ciento, pero sí que, visto en perspectiva, se hubiese podido esperar algo más, pero no ya de la banda, sino del reconocimiento/acercamiento por parte del público. Es cierto que Buena Energía (2011) no alcanzó el nivel de su anterior de estudio Sueños Con Traje De Tinta (2007) o Sin Trampa Ni Cartón (2005), pero sí que recuerdo que las sensaciones con ese álbum concluían en que estaban ‘creciendo’ en el sonido de una manera mucho más natural y efectiva que Marea, que por aquel entonces lanzaba su En Mi Hambre Mando Yo (2011). El sonido de los valencianos no supeditaba las guitarras a las letras, compartían lecho, seguía habiendo fuerza… aunque no dejaba de ser una pequeña bajada de nivel. Seis años después y tras un escarceo en solitario de Quini, Los Benito vuelven sin Kamelas y con ilusiones renovadas.

Lee el resto de esta entrada

Rosendo – De Escalde y Trinchera

La gerusía era un órgano de gobierno de la antigua Esparta en la que un comité de sabios ancianos (más de sesenta años, cifra nada desdeñable en la época) eran los encargados del poder legislativo. El concepto de consejo de ancianos se ha repetido a lo largo de la Historia, por ejemplo tras la revolución francesa, y en numerosas civilizaciones, como la maya. Si extrapoláramos esto al mundo del rocanrol patrio, Rosendo es de pleno derecho un gurú de sabiduría ante el que todos escuchan cuando habla y canta. Y es así porque se lo ha ganado manteniendo una constancia implacable desde los tiempos de Leño hasta con la inicial incomprensión hacia su carrera en solitaria y la posterior consolidación y ganarse la pleitesía absoluta de más de una generación de rockeros, más allá de aquello de rock urbano. Una etiqueta que hace tiempo que le quedó pequeña por lo encorsetado del calificativo. Rosendo reflexiona y apunta sin tener que dar nombres, juega con las palabras como un gran maestro de las letras. Si unos lo hacen con las emociones, el jefe Mercado tira de retruécanos, expresiones castizas, refranero, juegos de palabras… Muy meritorio tras más de 200 canciones en la espalda.

Lee el resto de esta entrada

Los De Marras – Reamanecer

Suele ser habitual que cuando un grupo alcanza con un álbum las cotas más altas de su carrera sea, precisamente, el siguiente el que se antoja como más complicado. Hay más ojos (más oídos), más expectativas, más ganas y más interrogantes sobre cómo va a ser la venidera entrega. Me pasaba como seguidor y consumidor de música y me pasa a día de hoy como crítico, con inquieta curiosidad. Sobre todo por ver la opción elegida por el grupo en cuestión (no diré de marras, aunque sea la expresión que viene al pelo). Los De Marras reventaron cualquier tipo de barrera con su excepcional Surrealismo. Y es que siempre fue un grupo simpático y pintón, pero con ese álbum pegaron un justo puñetazo en la mesa para dar un salto de calidad y cantidad. Sus videoclips ya alcanzan las cientos de miles de visitas o hasta el millón, en el caso de ‘Hoy’.  Reamanecer llega dos años y medio después y lo hace con catorce nuevos cortes en los que encontramos las señas de identidad de siempre: muchas ganas de decir cosas que hacen largos los textos, variedad de ritmos y una naturalizada tendencia a mezclar llaneza y poesía, rabia y emociones.

Lee el resto de esta entrada

El Mondongo – Jubilandia (2002)

Mi reconocimiento a aquel lector asiduo de esta web que los conozca o recuerde. Porque yo hasta hace una semana, no. Jubilandia es el primer y único disco de El Mondongo, una banda vallisoletana nacida por casualidad de la inspiración de Fernando Su, un veterano de la escena local. Es uno de esos descubrimientos que se hacen gracias a vosotros, los lectores. Resumo, un colega de un buen amigo me habló de ellos la pasada semana, al hilo de la afición común que tenemos ambos por otro grupo de esos ‘extraños’, Bad-F-Line, ese grupo de rock-tecno del que os hablé hace unos años. Claro, con esas referencias lo primero que hice al día siguiente, el domingo pasado, fue buscar el disco y, por suerte, comprobar que está entero en YouTube gracias a que lo tiene subido, justo, un usuario llamado Fernando Su. Por los pelos, porque en Spotify no está y la cosa fue tan limitada que el álbum anda algo descatalogado. Editado por Zero y Desobediencia en 2002 al resultar ganadores de un concurso denominado Norte Rock, esta es la historia de la Jubilandia de El Mondongo: rock, electrónica, modernidad, muchas historias sobre cocaína, influencias de la Velvet, de Buffalo Springfield, de Tricky, Massive Attack, trip hop y hasta del hinduismo y las melodías orientales. Demasiado, ¿no?

Lee el resto de esta entrada

Eveth – Entelequia

Heavy metal sin artificios. Igual de mágico y complicado es conseguir innovaciones que aporten modernidad a tu música como hacer bien lo que ya está inventado. Los mallorquines Eveth siguen perfeccionando su sonido álbum tras álbum y en esta tercera ocasión parecen haber conseguido la fórmula definitiva. Su nuevo Entelequia, que sucede a los anteriores La Condena Del Tiempo (2011) y El Legado De Los Sueños (2013), nos trae diez cortes y una introducción en los que, partiendo con el heavy como base clara, podemos encontrar tintes de power metal, con su correspondiente dosis de épica, hard rock, algo de progresivo que aún les queda de su debut y hasta algún ramalazo de thrash. Es decir, los vecinos más próximos de un género que en ellos tienen un baluarte de continuidad una vez escuchadas sus nuevas canciones. Una muy buena producción, gorgoritos y punteos, arreglos de cuerda y las ideas claras hacen de este un disco certero, rotundo y consistente.

Lee el resto de esta entrada

Fumangie. Teatro Apolo. 9 de junio

En septiembre de 2012 Fumangie se proclamaba ganador de la primera edición del Rock In Lei, certamen para el apoyo de bandas noveles. Un galardón que les sirvió para iniciar su camino con la grabación de un EP titulado La Paz De Los Idiotas. Casi cinco años más tarde, la banda, más curtida, volvía al mismo escenario para presentar su primer larga duración, Nunca Volveremos a Ser Los Mismos, una manera de cerrar el círculo y completar así una evolución constante que ha hecho que sus canciones, ya de por sí cuidadas en música y texto, hayan ganado una luminosidad y energía especial en esta nueva entrega. Así quedó reflejado en el concierto de anoche, una de las últimas citas del programa para la ‘Primavera Cultural’, puesto en marcha por el Área de Cultura, Educación y Tradiciones del Ayuntamiento de Almería.

Lee el resto de esta entrada

Nacho Vegas – El Manifiesto Desastre (2008)

Decía un viejo amigo (tan viejo amigo que, de tan antiguo, posiblemente ya ni lo sea) que era un amante de defender causas perdidas. No diría yo tanto o quizá el carácter me ha vuelto más condescendiente con algunas cosas, pero el caso es que algo de eso marca muchas semanas mi elección de las críticas remember de los viernes. Sin pensar demasiado (agenda apremia) traje a Triana en el inicio de la polémica de Eduardo Rodríguez Rodway con el grupo tributo (hace un año, aunque algunos medios especializados han parecido enterarse ahora), hablé del Minage de doña Mónica tras la vengativa crónica de El País, hablé de Ramoncín en pleno juicio, hice la remember de Albert Pla en plena cancelación masiva de conciertos… Vamos, que si hay un fuego igual voy con azufre en lugar de con manguera. De un tiempo a esta parte a Nacho Vegas se le está repartiendo por los titulares que distintos medios van salpicando por ahí. Que si la derrota de clase obrera enciende a la izquierda premium, que si declararse antimadridista porque de niño recordaba la testiculina patriota de Juanito… El caso es que lo que más me enerva es ver comentarios a su música cuando, en la inmensa mayoría de los casos, ni siquiera han escuchado un disco suyo. España, país de tertulia de bar, hoguera de Twitter y de opinólogos que no son capaces de leer un párrafo, como para leer entre líneas. Hoy hablo de El Manifiesto Desastre, porque es un terrible y absoluto discazo. Tanto, que me inspiró una novela que ya casi doy por imposible.

Lee el resto de esta entrada

WarCry – Donde El Silencio Se Rompió…

Levantado el pedal del acelerador desde unos años, recordemos que en los primeros tiempos la media de tiempo transcurrido entre un lanzamiento y otro apenas pasaba de doce meses, WarCry vuelve con nuevo disco en estudio, el noveno de su intensa carrera, Donde El Silencio Se Rompió… Como en cada una de sus entregas, los asturianos dan un pequeño pero apreciable vuelta de tuerca a los cánones de su sonido, consiguiendo a la vez que el álbum no sea ni continuista ni rupturista. Como seguidor incondicional desde sus inicios, avanzaré que a la banda le ha sentado bien estos casi cuatro años sin publicar nuevas canciones. Había algo de collage en Inmortal que no le permitía brillar en su plenitud y que, para mí, le convertían en el disco más flojo de la banda (nunca prescindible en cualquier caso, pues recordemos que tiene algunas joyas como ‘Siempre’, ‘Como Un Mago’, ‘Huelo El Miedo’ o ‘Mi Tierra’). Con un concepto más meditado y trabajado Donde El Silencio Se Rompió… nos ofrece cierta novedad en la estructura de las canciones, pequeños detalles en las mezclas, un sonido muy compacto y contemporizado. Más de golpe certero que de técnica.

Lee el resto de esta entrada

Código Vinagrio – En Las Alturas

A veces un debut, y más en estos tiempos en los que la autoedición y las redes hacen más sencillo tener a nuestra disposición una constante oferta musical, es solo un ejercicio iniciático, en el que suele haber más ideas que buena ejecución. Determina a qué grupo poner esa ‘muesca de seguimiento’ para ver la lógica evolución, si la hubiere al cosechar la medida atención, o por el contrario otros muchos se quedan en ese estreno ante la decepción o la falta de diferenciación. Hace unos días llegó a mis oídos este En Las Alturas, un disco de ocho temas que despachan los madrileños Código Vinagrio, de los que tampoco tenía demasiadas referencias. La primera escucha ya te gana en calidad, pero es que las dos siguientes uno acaba satisfecho por la variedad, sobriedad, versatilidad y distintas aristas que le dan a un sonido bastante aguerrido y guitarrero, una voz sin alardes pero en su sitio y una base rítmica muy hardrockera y latente. Sin lugar a dudas, les digo que uno de los debuts del año y que tienen mimbres sobrados para tener un largo recorrido.

Lee el resto de esta entrada