Archivos Mensuales: mayo 2017

Anni B Sweet. Teatro Apolo. 19 de mayo

Reconozco que el género siempre me ha gustado. Esa mezcla de candidez melódica con cierta garra encubierta, esa incatalogable mezcla de estilos que van del folk al pop, pasando por el indie y cierto toque soulesco. Claro, para juntar todo eso y que suene creíble hay que tener un talento especial, que vaya más allá de lo normal o de lo que suele ser convencionalmente comercial. Anni B Sweet siempre ha estado en mi consideración por encima de otras cantautoras de su generación como Russian Red o Alondra Bentley. Y el próximo año que tendremos su disco en castellano cambiará de pajeras comparativas hacia La Bien Querida o Zahara. Aunque el sonido con banda siempre es necesario, anoche tuve la oportunidad de que me conquistara completamente con sus interpretaciones más acústicas, más cercanas a su génesis, con una interpretación vocal tan certera y vibrante que su resultado era sobrecogedor. ¡Go, Anni Go! (FOTOS: Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería).

Lee el resto de esta entrada

Gabinete Caligari – Camino Soria (1987)

Hubo un tiempo en España en el que la música comercial, la que vendía, no estaba reñida con la calidad. Treinta años han pasado (salió en mayo) de la irrupción de Camino Soria, el tratado de amor y aridez castellana que despachó una de las bandas más importantes del pop-rock del país, encabezados por el tosco pero siempre brillante Jaime Urrutia. Un grande, sin la menor de las dudas. Después de haber hecho evolucionar su oscurantismo gótico a compases de pasodoble y rock, Camino Soria fue toda una sorprendente muestra de grandeza, de madurez y casi solemnidad. El resultado visceral del desamor supurando. Nueve cortes que conforman uno de los mejores discos de nuestra música, de principio a fin. Nueve monumentos al placer de escribir con sentido, de tocar bien, con elegancia, con salero y con un derroche de talento que todavía hoy sigue abrumando cuando uno se sumerge media hora en el viaje. Treinta años de Camino Soria, grabado en letras de oro.

Lee el resto de esta entrada

Vita Imana – El M4l

Con una distorsión vocal entrecortada y un arrope guitarrero espeluznante se abre El M4l. Una muestra perfecta para situarnos ante un disco ambicioso, complejo, oscuro y muy tenso que deja claro una vez más que estamos ante la mejor banda de metal extremo del país. Groove, percusiones, alternancias entre la melodía y la brutalidad y, por encima de todo, una visión que va más allá de la mera creación de canciones. Si ya en Uluh el grupo coqueteaba con la conceptualidad de la influencia de la naturaleza en el ser humano y Oceanidae con la vida en un mundo sumergido bajo las aguas, en esta cuarta entrega (el debut fue En Otro Lugar, tan convencional y mazacote como también imprescindible) la intención se perfecciona creando una obra completa y unitaria en la que asistimos al desarrollo de una historia que va desde la violación inicial en ‘Génesis’ hasta el posterior lamento tras el tormento de ‘Vacío’, su último corte. Un viaje de emociones fuertes que se descongestiona al estar picado en muchos cortes (15 para 46 minutos) y con bastantes pasajes instrumentales e interludios de letras chinas referenciando a los cuatro elementos.

Lee el resto de esta entrada

Samu y Los Acordes Rotos – Historia No Escrita

Con apenas 18 años, Samuel Morales ya se autoeditó a solas su propia maqueta, Sellos de Identidad. Una inquietud artística elogiable y precoz que, cuatro años más tarde se torna en algo bastante más serio en este Historia No Escrita. Con Javier Salas (Nadye) a los mandos, que va ganando enteros para ser uno de los productores más destacados de los próximos años, y una banda igualmente joven, este debut oficial incluye diez cortes que vienen a cerrar en cierta forma una etapa de formación (casi la totalidad de las canciones están firmadas en 2012 o 2013). Con todo, el sonido conseguido tiene un armazón compacto y una versatilidad en las mezclas que un ‘ángel’ por desarrollar. Las referencias están claras, de Despistaos a Belo y Los Susodichos, de Extremoduro a La Fuga, o Forraje, o Fito. El tiempo y, especialmente, el próximo álbum marcarán la longitud de la hoja de la ruta.

Lee el resto de esta entrada

Antílopez. Teatro Cervantes. 12 de mayo

Mientras ultiman las canciones de lo que será su cuarto disco oficial, quinto con maqueta, Antílopez anda estirando el final de gira de su Desprendimiento de Rutina por salas, a la vez que ha apostado por lanzarse a la aventura festivalera, que iniciaron en la pasada edición del Viña Rock, donde se presentaron con banda completa. Dos puestas en escena diferentes, una más certera y convencional, dejando que hable solo la música y las canciones (recordemos que despacharon 11 canciones en 52 minutos), muy diferente a lo que es su ‘formato clásico’, ambos a solas con sus guitarras y sus aderezos y atrezzos, donde la media suele ser de 13 canciones en torno a hora y tres cuartos. Es decir, la media habla por sí sola. Y es que Miguel Ángel y Félix conjugan la brillantez de sus composiciones con largos diálogos o presentaciones que sumergen al espectador en una espiral de ‘humor inteligente’ y, lo verdaderamente elogiable, una frescura que hace que no importa cuántas veces los hayas visto. Llevo tres en ocho meses y aún queda su paso por el escenario acústico del The Juerga’s Rock en agosto. (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos, libre uso citando fuente y autoría).

Lee el resto de esta entrada

Luber Jack – Llegó La Hora (2012)

Esta es una de esas semanas en las que la elección de la crítica remember de los viernes viene determinada por la actualidad. A veces la decisión viene marcada por algún aniversario celebrado, otras viene por la reunión de un grupo que estaba de parón y otras, como este caso, provienen del peor motivo posible, el fin del camino. Luber Jack ha decidido poner fin a su trayectoria conjunta, si bien tanto Luis Solo como Roberto Crespo seguirán por sus proyectos personales. Para el recuerdo dejan este Llegó La Hora, producido por Iñaki Antón, y con la mano de Carlos Markina y Ricardo Cantera completando al dúo en directos y estudio. Estamos ante un tratado de rocanrol limpio, sencillo, sin el más mínimo de sombra. Puro corazón y actitud, voces melódicas, riffs diáfanos… Un manual de estilo clasicista para que nunca se olvide cómo fueron las raíces de este invento.

Lee el resto de esta entrada

Tracción – Renacer

La banda navarra regresa tras tres años de silencio y casi dos de inactividad con su tercer trabajo discográfico. Lo hace con sangre nueva, que no fresca, puesto que el nuevo vocalista es Tol, quien fuera encargado de poner voz a los añorados y divertidos Sujeto-K. La base rítmica de su rock, con matices de punk y también ahora de metal, sigue siendo atronadora y potente, como ya evidenciaran en Virgen de las Tinieblas (2012) y Rotos y Quemados (2014). Este Renacer viene además de la mano de El Dromedario Records, sello que poco a poco va haciendo crecer su nómina de bandas. El sonido, como decía, se perfila más hacia terrenos metaleros (deduzco que Tol tira al monte) pero ha ganado en cierta limpieza y entereza gracias a los mandos de los otras veces alabados en RockSesión Iñaki Llarena y Leyre Aranguren de Estudios Aberin. Un disco aguerrido que nos ofrece una media entretenida y con momentos de mayor brillantez.

Lee el resto de esta entrada

Mala Reputación – El Arte de la Guerra

Hace ya unos años que los asturianos Mala Reputación optaron por la senda de no ser un grupo más o, más bien, no repetir la fórmula que les hizo hacerse un sitio en el punk rock patrio. Cuatro discos repletos de rabia e inmediatez en cinco años (2001-2006) los llevaron a un estatus de aceptación que no les ha acomodado, sino que les ha hecho más valientes, tal y como demostraron en el pasado Viña Rock, primera piedra de toque de este nuevo trabajo. Y es que si ya Carácter apuntaba a canciones más pausadas y con otro tipo de sonoridades, Eternas Promesas fue una apuesta en firme por un rock mucho más abierto y moderno y este El Arte de la Guerra es la perfección final de un formato tan generoso y trabajado en matices como vacuo de etiquetas. Es muy probable (porque los reaccionarios a los cambios/evoluciones musicales siempre existirán) que por el camino se queden los que buscan placer inmediato, proclamas directas y sencillez formal, pero la sensación de plenitud con este álbum es tal que Mala Reputación juega ya en otra liga.

Lee el resto de esta entrada

Viña Rock 2017. Domingo, 30 de abril

Después de la intensa lucha entre música y diluvio el sábado, la jornada del domingo se antojaba mucho más tranquila y, siendo la última, garantizaba un buen sabor de boca para concluir la vigesimosegunda edición por todo lo alto. Más de 200.000 asistentes, según la organización, con 17 millones de euros de ingresos para los vecinos del pueblo y la provincia, y unos 1.500 puestos de trabajo generados, directos e indirectos, en torno al festival. Fríos números y una pica ya clavada en el horizonte, la próxima edición. Será del sábado al lunes, 28 al 30 de abril, aprovechando la festividad del 1 de mayo en martes para que los viñarockeros vuelvan a casa. En el último día, mi camino marcado me llevó a Mafalda, Mala Reputación, Cero a la Izquierda, Desakato, Leo Jiménez, al que a mitad de concierto dejé para ver a Whisky Caravan, Hora Zulú, Soziedad Alkohólika, Sôber y Def Con Dos. Que me perdonen Los Manolos, los que cantan, no los otros, que ellos sí que no tienen perdón. (FOTOS: Marina Ginés. Se pueden usar libremente citando siempre la fuente y la autoría).

Lee el resto de esta entrada

Viña Rock 2017. Sábado, 29 de abril

Después de una interesante y muy buena jornada de viernes, el sábado pintaba especialmente atractivo en su primera parte: la primera presencia festivalera de Antílopez, el estreno de Kaos Urbano en escenario grande, la vuelta de Bocanada para presentar su mejor disco hasta la fecha, Los De Marras haciendo hat-trick y avanzando terreno en el horario o el esperado regreso de Avalanch, con motivo del 15º aniversario de El Ángel Caído, con una excelente alineación, pero no exenta de polémica. Por su parte, clásicos como El Último Ke Zierre, Obús, Tierra Santa y Narco, regresaban a Villarrobledo con pocas novedades que añadir a su dilatada y contrastada solvencia, cada uno en su estilo. A la oferta habría que añadir el peor día meteorológico, sobre todo a partir de las 20 horas, en plena actuación de Avalanch, que es cuando cayó lo más parecido al diluvio universal. Recordando que la omnipresencia no es posible para mortales, así vivimos el segundo día de Viña Rock. (FOTOS: Marina Ginés. Se pueden usar libremente citando siempre la fuente y la autoría).

Lee el resto de esta entrada