Archivo del sitio

Antílopez. Teatro Cervantes. 12 de mayo

Mientras ultiman las canciones de lo que será su cuarto disco oficial, quinto con maqueta, Antílopez anda estirando el final de gira de su Desprendimiento de Rutina por salas, a la vez que ha apostado por lanzarse a la aventura festivalera, que iniciaron en la pasada edición del Viña Rock, donde se presentaron con banda completa. Dos puestas en escena diferentes, una más certera y convencional, dejando que hable solo la música y las canciones (recordemos que despacharon 11 canciones en 52 minutos), muy diferente a lo que es su ‘formato clásico’, ambos a solas con sus guitarras y sus aderezos y atrezzos, donde la media suele ser de 13 canciones en torno a hora y tres cuartos. Es decir, la media habla por sí sola. Y es que Miguel Ángel y Félix conjugan la brillantez de sus composiciones con largos diálogos o presentaciones que sumergen al espectador en una espiral de ‘humor inteligente’ y, lo verdaderamente elogiable, una frescura que hace que no importa cuántas veces los hayas visto. Llevo tres en ocho meses y aún queda su paso por el escenario acústico del The Juerga’s Rock en agosto. (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos, libre uso citando fuente y autoría).

Lee el resto de esta entrada

Viña Rock 2017. Sábado, 29 de abril

Después de una interesante y muy buena jornada de viernes, el sábado pintaba especialmente atractivo en su primera parte: la primera presencia festivalera de Antílopez, el estreno de Kaos Urbano en escenario grande, la vuelta de Bocanada para presentar su mejor disco hasta la fecha, Los De Marras haciendo hat-trick y avanzando terreno en el horario o el esperado regreso de Avalanch, con motivo del 15º aniversario de El Ángel Caído, con una excelente alineación, pero no exenta de polémica. Por su parte, clásicos como El Último Ke Zierre, Obús, Tierra Santa y Narco, regresaban a Villarrobledo con pocas novedades que añadir a su dilatada y contrastada solvencia, cada uno en su estilo. A la oferta habría que añadir el peor día meteorológico, sobre todo a partir de las 20 horas, en plena actuación de Avalanch, que es cuando cayó lo más parecido al diluvio universal. Recordando que la omnipresencia no es posible para mortales, así vivimos el segundo día de Viña Rock. (FOTOS: Marina Ginés. Se pueden usar libremente citando siempre la fuente y la autoría).

Lee el resto de esta entrada

Antílopez. Teatro Cervantes. 22 de octubre

antilopez-rocksesion11“Lo intentan pero no nos engañan, cantan demasiado bien para tomárselos en broma”. Con ese tuit intenté sintetizar la magia que desprende Antílopez por los cuatro costaos, la diestra y la siniestra, en decúbito y supino. Como todas las cosas importantes profundicé en su esencia por casualidad, este verano, a raíz de una petición especial para una fiesta restringida. Era hora de verlos en directo en una nueva convocatoria de Kuver Producciones y, apenas doce horas más tarde, ya estoy deseando que llegue la próxima. Una maqueta que ya circula de manera oficial (como los grandes), Ser Músico, Por Desamor Al Arte y Desprendimiento de Rutina son sus trabajos hasta la fecha aunque, como le pasaba al señor Don Javier Krahe de todas las risas, nunca los estudios pueden hacer justicia a su presentación cara a cara (que es la primera). La propuesta de ayer se desarrolló como un viaje musical, aunque pronto le dieron una patada al mapa y las canciones se hicieron valer por sí mismas. Tanto, que al final consiguieron el milagro imposible de que en puesto de merchandising hubiese hasta cola para comprar sus dos últimos discos (yo me los llevé y ya estoy buscando el primero). Que igual no valen lo que quieren cobrar, quizá algo más. (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos)

Lee el resto de esta entrada