Archivo del sitio

Antílopez. Teatro Cervantes, 25 de enero

Condicionado por otros compromisos laborales, no deja de resultar curioso la dificultad o las coincidencias negativas que tienen algunas bandas o artistas para no ‘coincidir’ con ellos y poder verles en directo y, del lado contrario, otros casos en los que fácilmente te vas a la media docena en un corto espacio de tiempo. Seguro que todos tenemos nuestros nombres pendientes y nuestros nombres asiduos. En mi caso, del lado negativo, se me ocurre a bote pronto Love of Lesbian, Vinila Von Bismark… Del positivo, además de los que casi siempre están en todos los festivales que cubro, tenemos a Fausto Taranto o, el caso que nos ocupa, Antílopez. El dúo onubense pisaba una noche más, la del viernes 25 de enero, el siempre acogedor y embriagador Teatro Cervantes de Almería y a allí que nos encaminamos. Esta vez, con la motivación extra de ser la gira de presentación de Dibujo Libre, su cuarto trabajo discográfico, por lo que, además de las risas garantizadas y su gusto musical, había ganas de ver cómo habían remozado el repertorio y, por tanto, las nuevas presentaciones de las canciones. (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos)

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Antílopez – Dibujo Libre

Se ha hecho rogar (o al menos a mí la espera se me ha hecho demasiado larga), pero a principios del mes de septiembre llegó por fin el nuevo trabajo discográfico, el cuarto, del dúo formado por José Félix López y Miguel Ángel Márquez, Antílopez. Lo hace, eso sí, como siempre, generoso en la metralla (pocos títeres quedan con cabeza), en la medida (16 cortes enjundiosos en más de una hora de metraje) y en el viaje (por todo tipo de sonidos). Y es que el dúo se va ganando al personal, de escenario en escenario, de tal manera que los que ya los conocen, repiten, y los que no, acuden ávidos a los discos para volver a partirse el pecho… o a emocionarse, que con ellos de todo puede haber. Y es que, no por haber muchos ejemplos deja de ser complicado, consiguen con aparente facilidad el equilibrar la ironía inocente con la sorna más ácida y la cómica teatralidad con melodías trabajadas, delicadas y sutiles. Y si Ser Músico, Por Desamor Al Arte y Desprendimiento de Rutina ya eran odas a la heterogeneidad, su hermano pequeño no le va a la zaga.

Lee el resto de esta entrada