Archivo del sitio

Quique González. Maestro Padilla. 8 de febrero

 

Quique González lleva tiempo jugando en otra liga. Con nueve discos de estudio y dos directos en su haber, donde apenas hay el menor borrón, el madrileño mantiene un idilio constante con unos seguidores que le adoran. Que no será todo lo masivo que son muchos otros cantautores del rock (permítanme, bastante menos inspirados), pero que tiene ya su nombre grabado entre los mejores letristas y compositores de nuestro país. Diez discos en los que la poesía hace gala de historias casi siempre melancólicas, casi siempre taciturnas, pero nunca derrotadas. El encanto de la fragilidad de una humanidad que sabe transmitir en sus acordes, en su voz y sus estrofas, sin dejar de lado también una faceta rockera más directa (aunque no por ello sin perder su firma elaborada) que convive con naturalidad con otros escarceos por el blues, el country, los arreglos de cuerda, el sonido Nashville, la vida en la calle. Y no contento con el cuidado de sus propias creaciones y textos, se suma su último disco, con letras del poeta Luis García Montero, Las Palabras Vividas. En el marco de esa gira pude verlo anoche y esta es la crónica realizada para la agencia del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería. Queda la espinita de no haberle podido hacer la entrevista previa, otra vez será. Ahora, pónganse cómodos. (FOTOS: José Antonio Holgado).

Lee el resto de esta entrada

El Drogas. Teatro Cervantes de Almería. 25 de enero

No hay nada como escuchar al autor de las canciones hablar con pasión de su nueva creación como para entender lo cruel o injusto que puede ser el comentario acomodaticio que se esconde detrás de la falta de atención. Tampoco hay nada como ver su defensa sobre un escenario para que dichos temas adquieran otra dimensión. El Drogas hacía escala en Almería en la noche del sábado, 25 de enero, en lo que supone la primera parte de la gira de presentación de su último trabajo discográfico de estudio, el quíntuple Solo Quiero Brujas En Esta Noche Sin Compañía. (Oro en mis discos del año). Un primer bloque de fechas en las que, buscando siempre la inquietud artística de dar sentido a su inagotable creatividad, incluye en el repertorio las 25 canciones (‘La Noche de la Lechuza’ es la excepción) que dan vida a los primeros tres timbres del álbum (Timbre Acústico, Europa Timbre Oxidado y Timbre Canalla y de Bullanga). Y aunque sobrados actos de valentía pueblan la discografía de Enrique, hay que serlo y mucho para hacerlo, cuando el público más despistado siempre espera la sota, el caballo y el rey de la baraja. Tras tener por la mañana más de una hora de entrevista con él, un placer y un maravilloso aprendizaje, que me llevo para siempre, acudimos al concierto con otros ojos y otra luz. (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión).

Lee el resto de esta entrada

León Benavente. Almería. 24 de enero

 

Me tenían ganados con un par de temas, pero desde que los vi en directo en 2017, están en mi podio de ser una de las mejores bandas que se pueden ver en directo. Anoche lo volvieron a hacer. Escribí ya con su tercer disco (medalla en mis discos del año) que no traicionan la autenticidad que les ha encumbrado, con un sonido que combina tantas cosas que es imposible encasillarlo por más que lo intenten. Y solo hay que poner una dosis mínima de atención a sus canciones (sin prejuicios) para darse cuenta de ello. Si a su imponente ejecución, con César Verdú a la batería y percusiones, Luis Rodríguez a la guitarra y Eduardo Baos al bajo y sintetizadores, se le suma la gran capacidad lírica de Abraham Boba (voz, órgano, percusión…), el resultado es el que es. Que es una de los grupos más recomendables de toda esa escena en el saco sin fondo que se ha dado por llamar indie. Es un fallo y falla de ese sistema porque son muchísimo más. Gente que está ahí como podría estar en cualquier otro sitio. Espíritus libres y creíbles. Os comparto, a partir de este momento, la crónica realizada como agencia del Área de Cultura: Treinta segundos. Ese es el tiempo exacto que tardó el público que abarrotó anoche el Auditorio Municipal Maestro Padilla en levantarse de sus asientos y ponerse a bailar con la energía musical de León Benavente. Un concierto que, enmarcado en la gira de presentación de su último trabajo discográfico de estudio, el tercero, ‘Vamos a Volvernos Locos’, también pertenecía a la programación del Invierno Cultural puesta en marcha por el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería y a las actividades que Cooltural Fest desarrolla a lo largo del año. (FOTOS: José Antonio Holgado).

Lee el resto de esta entrada

Eskorzo y No Potable. Teatro Cervantes, 21 de diciembre

 

Cuando la gente de Kuver Producciones anunció la fecha, ya se intuía que ‘el calorcito’ que suele acompañar los conciertos de Eskorzo iba a venir muy bien para el penúltimo fin de semana del año. Pero es que el horrible fin de semana de viento lo hizo más agradecido si cabe. Los de Granada andan dando carpetazo a su gira enmarcada dentro de su último trabajo discográfico de estudio, la Alerta Caníbal que tan bien nos sentó al cuerpo en su momento, tal y como (d)escribimos en su momento. Todos tenemos nuestros grupos ‘malditos’. Esos que por más que se crucen en tu camino, nunca puedes disfrutarlos de pleno, o verlos enteros, o, siquiera, poder asistir. Era mi caso con Eskorzo hasta el pasado sábado, en el que ni siquiera la coincidencia con el grandísimo Pablo Milanés pudo minar mi determinación para verlos en el Teatro Cervantes. Y confieso que el lugar igual tuvo mucho que ver, ya que sabía que le daría una connotación especial. Y el público respondió también a la llamada. Llevaban varios ‘entradas agotadas’ en pequeñas salas de la ciudad y reunieron a más de 700 personas. Les acompañó en la velada No Potable, banda local con hechuras de mucho más, a tenor de su último disco, Mucho Ruido. Del que también dimos buena cuenta aquí. Les favoreció un ambiente predispuesto al baile y a la jarana. Todos ganaron. (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión. Se pueden usar libremente citando autor y medio).

Lee el resto de esta entrada

Saratoga y Nocturnia. Madchester Club. 30 de noviembre

 

Noches de heavy metal de altos vuelos las que se están viviendo y viendo en la gira conjunta que están ofreciendo Saratoga y Nocturnia por casi una decena de ciudades de toda España. Los primeros, una banda que lleva siendo la primera la línea de la escena desde tiempo inmemoriales. La segundo, un grupo que, de alguna manera y entiéndase la forma de expresarlo, llevan siendo ‘eternos aspirantes’ a meterse en esa primera línea del frente. Tras Granada y Sevilla a comienzos del pasado mes de noviembre, Almería tuvo la suerte de ser la tercera ciudad de ver dicha gira, que todavía tiene por delante otras cinco ciudades: Vitoria (13 de diciembre, Sala Urban Concept), Donosti (14 de diciembre, Sala Doka), Madrid (11 de enero, sala La Riviera), Barcelona (17 de enero, sala Salamandra) y Castellón (18 de enero, sala Opal). Hubiese sido interesante que, al menos, los vocalistas compartieran un tema de cada banda, a  modo de colaboración pero, aviso a navegantes, no hay cruce de artistas en toda la velada. Quizá con la cosa más rodada pueda ser viable. Sea como fuere, no fue una noche fácil ni para unos ni para otros puesto que ambas bandas tuvieron problemas técnicos con algunos de sus instrumentos. Batería en el caso de Nocturnia y guitarra acústica en el caso de Saratoga. Pecata minuta, en cualquier caso, cuando las canciones son las que son.  Las fotos son de Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión.

Lee el resto de esta entrada

Morgan. Teatro Apolo. 30 de noviembre

 

Si hay algo por lo que me empeño en mantener las peticiones de tuitcríticas en la cuenta de Twitter es por la ventana que siempre tengo abierta a descubrir nuevas cosas, nuevas aportaciones, bandas que arrancan y que gracias a los seguidores me ponen en la pista, en la situación correcta. Pasó en su día con La Raíz y pasó también con Morgan. La petición del tuitero me hizo escuchar North, el debut de la banda madrileña y desde entonces están marcados en rojo para seguir cada uno de sus movimientos. Lo que no podía esperar entonces es que aquella propuesta, de alguna manera de hechuras minoritarias, acaba triunfando por pura calidad de sonido. Y nos beneficiamos todos de ello porque a curva ascendente, más conciertos, más ciudades y, así, he tenido la suerte de verlos dos veces antes de que se despidan ‘sine die’ para componer su tercer álbum. La primera en un festival donde, objetivamente, andaban algo descuadrados (Rozalén, Amparanoia, Bely Basarte), y la segunda en un hábitat mucho más natural, el Teatro Apolo de Almería, con más de 300 almas al unísono en una comunión musical trascendente. Así que comparto la crónica realizada para la agencia, como Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería. Las fotos son de Juan Jesús Sánchez Santos. Salud.

Lee el resto de esta entrada

Hora Zulú. Industrial Copera. 16 de noviembre

 

Entre todos hemos ido matándola, pero todavía no está muerta del todo. Para los que nos gusta la música en directo jamás puede ser lo mismo, ni cercano a ser comparable. Las sensaciones, el calor (pese a estar a pocos metros de una Sierra Nevada haciendo honor a su nombre), el sonido, la duración… La magia de un concierto en una sala jamás puede ser sustituido por el de un festival. Por eso, aunque se me acabe el tiempo para contaros todas y cada una de las veces que los he visto, se me puso a tiro la opción de ver a Hora Zulú en su casa y en sala, en su Granada, y no podía desaprovecharla. La estocada vino con la confirmación de la presencia de Sho-Hai y Soziedad Alkohólika, para echarse unas coplas. Así que RockSesión cogió rumbo a la Industrial Copera para asistir a la presentación oficial de su último disco La Voz Del Amo  del que, por desgracia eso sí, no suenan demasiadas. Y pasados los efluvios de la emoción instantánea, hay que concluir que no podemos dejar que el circuito de salas se muera. Sí, hay bandas a los que no es posible ver de otra manera que no sea en un festival, sobre todo para los de provincias pequeñas, pero es la pescadilla que se muerde la cola. Los grupos punteros se hacen las grandes ciudades, los pequeños apenas pueden salir de su radio de 100 kilómetros. Id a las putas salas, nos duele la boca de decirlo. Aquí la crónica del sábado (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión).

Lee el resto de esta entrada

Derby Motoreta’s Burrito Kachimba. Madchester Club. 5 de octubre

 

Lo malo de cuando un grupo tiene un solo disco es que es imposible dibujar sobre el papel una línea evolutiva que permita identificar una dirección, un recorrido, una trayectoria que nos ofrezca más matices, más argumentos… más canciones para tener una visión más plena. Las bandas con un solo trabajo en la calle son una fotografía congelada. Un instante. Una única bala. Una propuesta que tomas o dejas. Y la de Derby Motoreta’s Burrito Kachimba (DMBK) nos fascinó desde la primera escucha por sus fuertes vinculaciones con el rock de raíces, andaluzas, con guiños orientales por la vía Zeppeliana y otras muchas más cosas, como, dicho está por todas partes, King Gizzard & The Lizard Wizard. Decir que un sonido tan enjundioso ‘está de moda’ es un poco atrevido. Lo que sí es cierto que la sustancia que transmite su propuesta y su directo se va expandiendo como el líquido viscoso y psicodélico que sale del tubo de escape del coche de la portada de su debut epónimo. Por eso celebré al máximo que DMBK apostara por pegarse una buena tanda de fechas extra antes de ponerse a grabar lo que será su segundo disco y, entre ellas, que pasara por la siempre olvidada (para estas cosas) Almería. Y dudaba de la respuesta del respetable, pero fue una fantástica entrada en Madchester Club. Si hasta ellos parecían sorprendidos, imaginadme a mí, que conozco el percal. El mejor resumen que se puede decir del concierto es el final: una gran cola para adquirir el disco o vinilo de la banda. Algo también poco frecuente en estos tiempos del streaming. (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión. Se pueden usar libremente citando autoría y medio de comunicación).

Lee el resto de esta entrada

Rozalén, Amparanoia, Morgan y Bely Basarte. Almería, 23 de agosto

 

Cuando terminando junio ideé la historia de las reediciones diarias de #Mis10de para el mes de julio, tenía claro que agosto ‘lo tenía cubierto de contenidos’, dada la amplia agenda que por motivos laborales tenía en cartera. Que si el Juergas, que si Cooltural Fest, con mayores reponsabilidades, el concierto de Marea (y su entrevista, que llegará el lunes) y, también, el festival ‘100 Por Ciento Mujer’. Una marca creada con el objetivo de visibilizar a la mujer en el mundo de la música y que en el cartel tenía cuatro nombres propios tan conocidos como, quizá dispares: Bely Basarte (a quien no conocía demasiado y superó lo esperado) Morgan (mi gran atractivo del cartel porque era mi primer encuentro con ellos) Amparanoia (con su solvente fiesta latina) y Rozalén (que ya tiene sitio preferente en RockSesión y, spoiler, será la primera artista de la nueva temporada de #Mis10de). Pero la música tiene una magia, como las hadas, que puede con todo y anoche, de alguna manera, se vivió una noche mágica en el recinto de conciertos del Ferial. Allí estuvimos y aquí os comparto la crónica firmada como agencia del Área de Cultura. Nos vemos el lunes con la entrevista a Kutxi Romero y después nos iremos un tiempo. No es un parón indefinido, pero será un parón inusual para esta casa. La casa de todos. (FOTOS: Jose Antonio Holgado, Contraportda, Área de Cultura).

Lee el resto de esta entrada

Marea, Bocanada y Vuelo 505. Almería, 22 de agosto

 

Era consciente de que iba a ser una noche especial, por muchos motivos, y al final superó con creces lo que uno podía pensar. Después de hablar con él hace tres años, tuve la oportunidad de entrevistar a Kutxi Romero en camerinos, era el día en el que se cumplían seis meses de la muerte de mi padre y sabía que ‘Pájaros Viejos’ dolería… Hablamos de ello en los tres cuartos de hora de conversación. Lo que no podía imaginar es que Marea, en la presentación del tema, explicara que viene por Ventura, el padre de Kolibrí y que además me incluyeran en la dedicatoria. Tampoco podía imaginar que uno de los amigos de esta casa, harto de pedirme que hiciera camisetas nuevas, se hiciera una versión ‘2.0’ y que me regalara una. Y así, entre unas cosas y otras, todo fue una celebración de sentirnos vivos. Sentir que vivir es el mejor homenaje que se puede hacer a los que ya no están, de los que venimos. Con las emociones a flor de piel me reencontré con Marea once años después y se volaron de un plumazo también las dudas sobre afinaciones, sobre estados de forma y sobre otras cuestiones. Sí, más de 3.000 personas celebramos ayer sentirnos vivos. (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión).

Lee el resto de esta entrada