Archivos Mensuales: noviembre 2017

Berri Txarrak – Infrasoinuak

Los de Lekunberri nos traen nuevo material para alegrarnos la despedida del año, como ya hicieran con el triple Denbora Da Poligrafo Bakarra en 2014. De aquel disco triple, con triple producción, la banda ha vuelto a confiar en quien se encargó de la tercera parte, Xake-Mate Kultural Bat, Bill Stevenson, pero esta vez dándole más tiempo para grabar y procesar, con la ayuda de Jason Livermore. No es extraño si tenemos en cuenta que aquella colección de  siete canciones se empaquetó en apenas una semana, reforzando su tendencia punk (Black Flag, Rise Against, NoFX). Una vez que han roto su capacidad para sorprender (en principio, porque con Gorka Urbizu nunca se puede saber algo así a ciencia cierta), Berri Txarrak ejerce su porte de banda jefe en una liga de las estrellas en la que se sitúa desde hace años. Así, Infrasoinuak no está ni entre lo mejor ni entre lo peor de su discografía. Ni es un punto de inflexión a ningún sitio, ni su disco más oscuro ni su más alegre. Sencillamente, es otra colección de diez canciones que nos ofrece su mágico equilibrio entre melodía y potencia, entre acelerones y pasajes reposados, entre el stoner y el pop, entre el punk y lo más directo del rock.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Avalanch (All Star Band) – El Ángel Caído

He tardado porque hasta hace apenas dos o tres semanas no me atreví a escucharlo. Quizá también los contenidos planificados para esta semana lo hacían propicio. El Ángel Caído, como ya expliqué en la crítica remember que traje aquí un viernes de hace tres y años y medio, es uno de los discos más importantes de la historia del heavy metal en castellano. Sin lugar a dudas, uno, como mínimo, de los diez imprescindibles. Tampoco es que sea un reaccionario a los cambios, pero… Celebré el regreso a los escenarios del grupo. Mas el nombre de Avalanch parece condenado a la eterna polémica en sus formaciones. La salida Víctor y Ardines, la adaptación de Lage, la ruptura, los comunicados y contracomunicados, las invitaciones a desmano, etcétera. Demasiado ruido cuando lo fundamental debe ser siempre la música. El caso es que Alberto Rionda, espíritu de la banda, reunió para la ocasión a una buena combinación: Isra Ramos a la voz (quien puso sus cuerdas vocales al servicio de Alquimia con un disco sobresaliente y otro rozando el notable), Mike Terrana a la batería, Jorge Salán a la guitarra, Magnus Rosén al bajo y José Paz a los teclados… aunque después sería sustituido por Manuel Ramil, a su vez ex WarCry. Suma y sigue. La idea fue regrabar El Ángel Caído, girar con él y a final de este año grabar álbum de temas inéditos. Por el momento no hay fecha en el horizonte para ello.

Lee el resto de esta entrada

WarCry – Momentos

Dice el viejo eslogan publicitario que en las distancias cortas un perfume se la juega (realmente dice un hombre, pero no quiero en estos tiempos tan complejos que parezca que defiendo al heteropratiarcado por un comentario de rancio recuerdo). Mutando el concepto al mundo del heavy metal, podríamos decir que las bandas también tienen ante sí un importante reto de cercanía con el complejo y maravilloso mundo de las baladas. El proceso de adaptación a ellas es muy diverso. Hay quien tira de piloto automático y todas parecen cortadas por el mismo patrón. Hay quien basa todo en el amor de pareja. Los hay quienes han aprovechado el formato para llegar a públicos alejados del tipo de música, como ocurre con el más que manido, por claro, ejemplo de Scorpions. Apenas unos meses después del lanzamiento de Donde El Silencio Se Rompió… WarCry nos sorprendía, además tan sólo dos semanas antes, de la salida de un disco llamado Momentos, del que se podía inferir por las pistas que se trataba de un recopilatorio, aunque nada nos hacía pensar que fuera un viaje temporal por las baladas editadas por los asturianos, con alguna revisión, como ahora veremos, un inédito y alguna sorpresa más para los compradores del álbum.

Lee el resto de esta entrada

Saratoga. Madchester Club. 25 de noviembre

De todos los géneros musicales dentro de lo que podemos denominar el rock duro, el heavy metal es quizá el que menos se prodiga por estos lares. Y a tenor de lo visto el pasado sábado en Madchester Club, igual es el momento de que los promotores de la sala apuesten por él en mayor medida. Saratoga casi cuelga el cartel de no hay billetes en la puerta y una buena cantidad de entradas VIP despachadas para compartir un rato previo con sus héroes. (Y de paso hacerse fuertes en las primeras filas, la primera vez que pasa algo así en esta sala, lo que dificultó y de qué manera el trabajo de nuestro fotógrafo). Fenómeno fan en todo su esplendor, llevaba tiempo sin estar en un concierto en el que los menores de veinte años pudieran rivalizar en cantidad con los treintañeros… y en este caso hasta algo más. De hecho, hasta Fortu, vecino oficial ya de Roquetas de Mar, se pasó a ver a una banda con la que sacó un par de discos, con Jero Ramiro y Niko del Hierro a su diestra y siniestra. Dos veteranos a los que sigue siendo todo un placer ver sobre el escenario, con un infalible motor llamado Dani Pérez y un Tete Novoa que sigue demostrando un derroche de facultades envidiable. Y por si faltaran ingredientes… el Agotarás de principio a fin. (Fotos: Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión. Las fotos se pueden usar libremente citando la fuente y la autoría).

Lee el resto de esta entrada

TNT – Manifiesto Guernika (1983)

Me dijo una vez mi buen amigo Aitor Velázquez (vocalista y letrista de Hora Zulú y Pangloss) que para ser una ciudad pequeña, no era nada despreciable la cantidad de grupos surgidos de Granada. Y está en lo cierto porque cuando más bucea una en la historia de distintas bandas, las interconexiones de unas con otros desvelan un mapa lleno de bifurcaciones y de nexos que completan y dan sentido a las impresiones que ya se tienen sobre ciertos nombres propios. Como en una imagen de esas de 3d de las de antes, en las que tenías que ponerte medio vizco para que te saliera la silueta en relieve. A Lagartija Nick les tenía fichados desde hace más de quince años, por curiosidad conceptual hacia el disco Val del Omar, director de cine del que me maravilló su Aguaespejo Granadino. Después iría más atrás al Omega y así salen colecciones de nombres: Paco Luque, Morente, Cohen, Lorca, Antonio Arias, Jesús Arias, Ángel Doblas, José Antonio García, 091, Lapido, Eric Jiménez… No hay fin. El caso es que el último disco de los Lagartija, Crimen, Sabotaje y Creación, grupo liderado por Antonio Arias, es un homenaje en toda regla a su hermano Jesús, fallecido hace casi justo dos años. Una entidad intelectual, sin duda, con más ideas y proyectos que resultados, pero lo suficientemente influyente para que toda una ciudad lamentara su muerte, que quizá tampoco fue sorprendente.

Lee el resto de esta entrada

Lendakaris Muertos – Podrán Cortar La Droga Pero No La Primavera

Pese al nerudiano título, que nadie tema, la banda del oso panda no se ha lanzado al rock poético ni a musicar poemas de la literatura hispanoamericana. Aunque este disco (¿disco?) sí que tiene una conexión latina. Y es que fue compuesto, ensayado y grabado durante la gira ‘pandamericana’ del grupo, realizada del 30 de julio al 26 de agosto en tres conciertos en California, tres en México, uno en Colombia, dos en Chile y tres en Argentina. Casi nada para el panda viajero que, borracho de mezcal, reposado de tequila y puesto de mate hasta las cejas, le ha dado por pegarse el gusto de grabar un disco (¿disco?) de diez cortes. Diez. Efectivamente. Si como adivina el avanzado lector en la discografía de Lendakaris, sus canciones tienen una duración media de cien segundos, podrá adivinar que el montante total apenas alcanza los 16 minutos… y gracias a la intro. Es decir, la misma duración que el In-A-Gadda-Da-Vida de Iron Butterfly. Casi la mitad que Pedrá. Tres cuartos de ‘La Cantata del Diablo’ de Mägo de Oz. Y así lendakarísimos ejemplos. La historia se completa, eso sí, con un DVD en directo llamado Sin Speed Hasta Madrid. Y se puede ver por la “cara, jeta, rostro”, en youtube, igual que escuchar el álbum. Así que no podemos decir (del todo) que hayan engañado/estafado a nadie…

Lee el resto de esta entrada

Lagartija Nick – Crimen, Sabotaje y Creación

Los granadinos Lagartija Nick, tras un intenso año de promoción del inolvidable Omega junto a Enrique Morente, con motivo de la edición especial por su vigésimo aniversario, acaban de publicar su decimotercer trabajo de estudio. Una muesca más donde aparecen muchos de los denominadores comunes de su obra: la aparición de referencias propias de su Granada, la sordidez poética, la querencia al flamenco, a la revisión histórica y a la densidad conceptual bien equilibrada con formas que se mantienen dentro de una accesibilidad que no los hace hostiles a los no iniciados, el punto lorquiano y Jesús Arias muy presente en todo momento, con varios textos o canciones de su autoría. Y es que Antonio Arias demuestra una vez más, desde una discreción que sorprende dado que le sobran bastante más motivos que a otros para tener el ego por las nubes, su capacidad para hacer que al final todas las piezas inconexas (a priori) encajen, que la banda de su estreno (Hipnosis, 1991) suene con la frescura de hace casi treinta años, con la emotividad y virtuosismo precisos. Una colección de canciones que los resitúa en un punto más coherente, dejando atrás del todo los devaneos experimentales de la pasada década.

Lee el resto de esta entrada

Vetusta Morla – Mismo Sitio, Distinto Lugar

Dice el aforismo que cuando se alcanza la cima de algo, el siguiente paso sólo puede ser de descenso. Después de que reventaran el Palacio de Deportes en el fin de gira de La Deriva, con más de 15.000 personas en su interior (15.151, según el título del álbum en directo), parecía que los de Tres Cantos tenían difícil volver a sorprender, volver a hacer uno de sus pequeños saltos mortales con su cuarto disco de estudio al uso (consideremos Los Rios De Alice como ‘otra cosa’). Aunque era conocido que en su año sabático ya estaban dando forma a las nuevas canciones, la llegada de este Mismo Sitio, Distinto Lugar se anunció en los estertores del verano, el primer single llegó pocos días después y el pasado día 10 veía la luz. Diez temas, dos menos que sus tres hermanos, que nos hacían encogernos de hombros una vez escuchados sus dos adelantos. Con el disco dando vueltas y vueltas en el reproductor en los últimos diez días, puedo asegurar que Vetusta Morla (Juan Pedro Martín, ‘Pucho’ –voz-, David García ‘El Indio’ –batería-, Álvaro B. Baglietto –bajo-, Jorge González -percusiones y programaciones-, Guillermo Galván  y Juan Manuel Latorre –guitarra y teclados-) sigue escalando.

Lee el resto de esta entrada

Mi Capitán – Un Tiro Por La Salud Del Imperio

Sigue creciendo y de qué manera la reunión de músicos que cada vez gana mayor entidad y cohesión como grupo bajo el nombre de Mi Capitán. Tras un más que notable debut en Drenad El Sena (que además se llevó uno de mis bronces en mis discos del año de 2015 –este año huelen también a metal-), ahora llega este sugerente y alucinógeno Un Tiro Por La Salud Del Imperio, que nos trae diez temas de sonido más limpio, de hechuras más reposadas, menos urgentes, llenos de agujas, sustancias, crítica social, fina ironía y, de nuevo, algo más de drogas y alcohol. Mi Capitán son Victor Valiente, Daniel Ferrer, Ferrán Pontón, Ricky Falkner, Julián Saldarriaga y Ricky Lavado, todos ellos liderados por un Gonçal Planas que sigue ahondando en las letras tormentosas sin caer en el melodrama pueril. Los músicos, con experiencia en bandas como Love of Lesbian, Sidonie, Egon Soda, Nudozurdo, Standstill, The Secret Society y Sampedro, se dejan las vestiduras en la puerta y, desnudos, nos invitan a un disco de una concreción magnífica.

Lee el resto de esta entrada

Los Secretos – Los Secretos (1981)

Alejado siempre de los territorios más duros del rock, alguno de los primeros recuerdos musicales de la infancia los tengo ligados al pop-rock español que mis dos hermanos escuchaban en casa. Una más de Hombres G y Duncan Dhu, el otro más de Tequila y Sabina y, como mucho Siniestro Total o el Cuéntame Un Cuento de Celtas Cortos en vinilo (y Glutamato Ye-Yé, cierto). Esos años en los que se aprende sin saberlo, marcaron que siempre tuviera en gran estima (con excepciones) a casi todo lo perdurable de esos años. Luego llegaron las primeras fiestas propias, antes de que llegara el rock duro, donde pinchar la colección de éxitos de cada uno de estos grupos era una satisfacción en toda regla. Y de Los Secretos, claro, ‘Déjame’. Aquella canción veloz, de sonoridad no tan distorsionada, de cierta afección lánguida… Era un pelotazo, pero a la vez era diferente al resto. Con el paso de los años descubrí esa nostalgia opresiva que guiaba la creación de Enrique Urquijo, que moriría hace hoy 18 años.

Lee el resto de esta entrada