Archivo de la categoría: Críticas Remember

La Raíz – El Lado De Los Rebeldes (2011)

Es extraño que un grupo tan joven como La Raíz protagonice mi crítica remember de los viernes. Joven, que no inexperto, pues superan ya los diez años sobre los escenarios. Pero hay motivos sobrados para ello. En primer lugar porque están a punto (ocho días) de reventar el Palacio de Vistalegre de Madrid para registrar su primer disco y DVD en directo. Es el momento porque, tras este segundo trabajo, Así En El Cielo Como En La Selva y Entre Poetas y Presos les ha hecho crecer de manera exponencial hasta convertirlos en el grupo del momento. En segundo lugar, porque este álbum lo merece. Pocos meses después de mi llegada a twitter ‘inventaba’ lo conocido como ‘tuitcríticas’ (primero de novedades, luego fueron las remember). Recuerdo que una chica aragonesa (no recuerdo el Nick, mis disculpas) me lo pidió. Escribí, en julio de 2011, lo siguiente en varios tuits: “Un disco tan fresco que podría sonar en las terrazas de verano en lugar de la tortura habitual. Este 2º disco afianza la senda y los pone en puertas del pelotazo musical, el 3º dictará sentencia”. Claro, luego en 2014, cuando me lo ‘repidieron’ dije: “Conocí el disco gracias a un tuitero. Supe que triunfarían”. A ver si al final se me va a dar medio bien esto…

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Nacho Cano – Un Mundo Separado Por El Mismo Dios (1994)

Que ya de niño intuyese que lo mío con la música no era normal tiene algo que ver discos como el que protagoniza la crítica remember de esta semana. Un Mundo Separado Por El Mismo Dios fue el primer disco en solitario de Nacho Cano, tras romperse el trío apenas dos años antes. Un dato del que yo no era consciente en ese momento y que me ha sorprendido al corroborarlo. Me parece demasiado cercano, más aún si tenemos en cuenta que este estreno fue compuesto ya desde octubre de 1992, hasta mayo de 1994, en Nueva York, donde los jamones son de York y no hay marcha, claro. Espero que si algo se os haya pegado de mí en todos estos años sea a no tener prejuicios musicales. Os animo a adentraros en un álbum tremendamente ambicioso y cuidado. De una complejidad más que interesante y una concepción musical que se ve y se siente. Desde el canto de una ballena herida al crepitar de una hoguera en el frío de la derrota, con gritos de Hitler, cantos judíos, cristianos, islámicos, filosofía hindú, guitarra española de la mano de Vicente Amigo, arreglos orquestales, el sonido real de un sanatorio mental… Una obra olvidada que es una enorme delicatesen. ¿Gustan?

Lee el resto de esta entrada

Los Cucas – El Ser Humano Es Raro (1999)

Sorpresa, amigos. Todo aquel que me conoce un poco desde el año de lanzamiento de este disco sabía que, tarde o temprano, iba a aparecer en la sección de críticas remember de los viernes que,  precisamente, retomo tras varios viernes encadenados en los que ha sido imposible (unos por cosas muy buenas, otros por cosas muy malas). En cualquier caso, ya anticipo que este trimestre va a ser algo raro para esta sección, toda vez que antes de que acabe el año aparecerá por aquí el Más de Alejandro Sanz por aquello de su 20 aniversario. Así es, ya dije que había espacio para todo, menos para los que ya sabéis. Reescuchando este tercer disco de los gaditanos (cuyo nombre viene en homenaje a los Beatles, a los que versionaban en sus inicios) reconozco que no todas las canciones han envejecido igual de bien, pero también sigo pensando que es un álbum en el que destaca la mezcla de la batería en la producción, donde se despacha un pop rock muy pegadizo, en ocasiones con tendencia clara a Los Rodríguez y otros referentes del género de los ochenta y noventa, que nos ha dado grupos a los que siempre he defendido, sin necesidad de tener que contraponerlos a los del rock duro. Hoy seré breve, pero lo escuché tanto en ese transcurso de cambio de milenio que tenían que estar. Así nos lo quitamos ya. Los Cucas.

Lee el resto de esta entrada

20 años sin An-Tonio, el punki del flamenco

Pese a ser una página web de firma, llevaba años intentando que el periodista gastronómico, pero también apasionado y conocedor del mundo de la música, Curro Lucas (además de gran amigo) me escribiera sobre An-Tonio, uno de esos héroes anónimos, de culto, oculto, de nuestro rock y nuestra canalla. Cuatro años después de un compromiso conseguido de manera subrepticia, llega el esperado texto sobre un artista tan inclasificable como visceral. 20 años sin An-Tonio, el punki del flamenco, por Curro Lucas.

Lee el resto de esta entrada

Café Tacvba – Re (1994)

En un mes de julio como este, pero hace 23 años, los mexicanos Café Tacvba hacían saltar la banda del rock latinoamericano con un descomunal disco, de tan magnas y espectaculares proporciones que de hecho en una primera instancia su variedad y explosividad sorprendieron a quienes esperaban en su segunda entrega una continuación de su divertido y descocado debut homónimo. Aquel folk punk sin demasiadas pretensiones fue evolucionado y de qué manera en un trabajo tan rotundo como casi inabarcable. 20 temas, una decena de referencias literarias, folclore de todos los puntos del país (que conocieron realmente en la gira del anterior disco), grunge, rock, metal industrial, boleros, bossanova, mambo, ska, ragga en una mezcla tan variopinta como certera. Todo ello guiados por el gurú de las producciones de éxito mundial (especialmente en los años noventa y principios de milenio), el argentino Gustavo Santaolla (Bersuit, Molotov, La Vela Puerca, Maldita Vecindad, Julieta Venegas, Juanes…). Re como leit motiv en todo el metraje de la vuelta a empezar, la vida circular, el ciclo eterno… Tanto como la música que contiene. Considerado como el mejor disco de rock latinoamericano de todos los tiempos y una suerte de White Album de The Beatles.

Lee el resto de esta entrada

Os Resentidos – Fai Un Sol De Carallo (1986)

Todos y cada uno de los discos que pasan por la sección semanal de los ‘remembers’ están por derecho propio pero, como ya sabéis, la elección de alguno de ellos a veces viene determinada por la actualidad. Y es que hay tantos y tantos trabajos pretéritos de los que escribir, que si alguna semana los acontecimientos facilitan la elección y, además, como en este caso hablamos de un grupo al que alguna vez he hecho referencia pero que no había estado nunca, pues miel sobre hojuelas. Os Resentidos es una banda a la que conocí, como otras muchas, gracias a los vinilos de mi hermano mayor. Tenía un Split con Siniestro Total que me volvía loco, el Surfin CCCP. Toda una delicia fruto de la devoción y el pavor social a la todopoderosa URSS en los ochenta, que siempre tenía su rollo molón por el tema espacial, la selección de basket, Karpov y Kasparov y Gorbachov y su mancha como los Cárpatos, que diría Julián Reyes en La Hora Chanante mientras le pega al vodka a palo seco en plano secuencia.  El caso es que ya casi estoy terminando el párrafo introductorio y aún no he dicho el motivo. ¿Os suena eso de las ruedas de las televisiones? Pues a Antón Reixa, su líder y cantante, lo cesaron como presidente de la SGAE por querer destapar y destripar la silenciosa ganancia de unos pocos.

Lee el resto de esta entrada

El Mondongo – Jubilandia (2002)

Mi reconocimiento a aquel lector asiduo de esta web que los conozca o recuerde. Porque yo hasta hace una semana, no. Jubilandia es el primer y único disco de El Mondongo, una banda vallisoletana nacida por casualidad de la inspiración de Fernando Su, un veterano de la escena local. Es uno de esos descubrimientos que se hacen gracias a vosotros, los lectores. Resumo, un colega de un buen amigo me habló de ellos la pasada semana, al hilo de la afición común que tenemos ambos por otro grupo de esos ‘extraños’, Bad-F-Line, ese grupo de rock-tecno del que os hablé hace unos años. Claro, con esas referencias lo primero que hice al día siguiente, el domingo pasado, fue buscar el disco y, por suerte, comprobar que está entero en YouTube gracias a que lo tiene subido, justo, un usuario llamado Fernando Su. Por los pelos, porque en Spotify no está y la cosa fue tan limitada que el álbum anda algo descatalogado. Editado por Zero y Desobediencia en 2002 al resultar ganadores de un concurso denominado Norte Rock, esta es la historia de la Jubilandia de El Mondongo: rock, electrónica, modernidad, muchas historias sobre cocaína, influencias de la Velvet, de Buffalo Springfield, de Tricky, Massive Attack, trip hop y hasta del hinduismo y las melodías orientales. Demasiado, ¿no?

Lee el resto de esta entrada

Nacho Vegas – El Manifiesto Desastre (2008)

Decía un viejo amigo (tan viejo amigo que, de tan antiguo, posiblemente ya ni lo sea) que era un amante de defender causas perdidas. No diría yo tanto o quizá el carácter me ha vuelto más condescendiente con algunas cosas, pero el caso es que algo de eso marca muchas semanas mi elección de las críticas remember de los viernes. Sin pensar demasiado (agenda apremia) traje a Triana en el inicio de la polémica de Eduardo Rodríguez Rodway con el grupo tributo (hace un año, aunque algunos medios especializados han parecido enterarse ahora), hablé del Minage de doña Mónica tras la vengativa crónica de El País, hablé de Ramoncín en pleno juicio, hice la remember de Albert Pla en plena cancelación masiva de conciertos… Vamos, que si hay un fuego igual voy con azufre en lugar de con manguera. De un tiempo a esta parte a Nacho Vegas se le está repartiendo por los titulares que distintos medios van salpicando por ahí. Que si la derrota de clase obrera enciende a la izquierda premium, que si declararse antimadridista porque de niño recordaba la testiculina patriota de Juanito… El caso es que lo que más me enerva es ver comentarios a su música cuando, en la inmensa mayoría de los casos, ni siquiera han escuchado un disco suyo. España, país de tertulia de bar, hoguera de Twitter y de opinólogos que no son capaces de leer un párrafo, como para leer entre líneas. Hoy hablo de El Manifiesto Desastre, porque es un terrible y absoluto discazo. Tanto, que me inspiró una novela que ya casi doy por imposible.

Lee el resto de esta entrada

Surfin’ Bichos – Hermanos Carnales (1992)

Llegué tarde al momento de Surfin’ Bichos, la banda manchega a la que muchos sitúan como germen del indie en España (con esa afán que tiene el indie menos cabal en buscar un pasado lustruso), como pieza bisagra entre el pop de los ochenta y el grunge de los noventa y no sé cuántas cosas más. Llegué a ellos cuando ya conocía a sus dos escisiones, Chucho y a Mercromina, que me interesaban bastante más que los primeros. Y lo hice porque vine rebotado y cuasi moribundo, después de que la discografía de Javier Corcobado y sus Chatarreros se me clavara en cada una de las vísceras, al que llegué después de escuchar al cada vez más odiado por los extraños y ajenos, Nacho Vegas (nótese la ironía). En resumen, un momento de búsqueda de sonidos desgarradores (también Diamanda Gallas es de esa época). Claro, con el recorrido anunciado Surfin Bichos entró fácil, especialmente este disco, que me pareció extremadamente melodioso para lo truculento de sus historias, donde el incesto, la tergiversación bíblica o el derrotismo campan a sus anchas en el universo conceptual despachado por Fernando Alfaro. La banda, con motivo del 25 aniversario de este disco, se reúne de nuevo, además de reeditar su discografía con extras y ese tipo de cosas que se suelen hacer cuando alguien le echa ganas (y hay respaldo).

Lee el resto de esta entrada

Luber Jack – Llegó La Hora (2012)

Esta es una de esas semanas en las que la elección de la crítica remember de los viernes viene determinada por la actualidad. A veces la decisión viene marcada por algún aniversario celebrado, otras viene por la reunión de un grupo que estaba de parón y otras, como este caso, provienen del peor motivo posible, el fin del camino. Luber Jack ha decidido poner fin a su trayectoria conjunta, si bien tanto Luis Solo como Roberto Crespo seguirán por sus proyectos personales. Para el recuerdo dejan este Llegó La Hora, producido por Iñaki Antón, y con la mano de Carlos Markina y Ricardo Cantera completando al dúo en directos y estudio. Estamos ante un tratado de rocanrol limpio, sencillo, sin el más mínimo de sombra. Puro corazón y actitud, voces melódicas, riffs diáfanos… Un manual de estilo clasicista para que nunca se olvide cómo fueron las raíces de este invento.

Lee el resto de esta entrada