Archivo de la categoría: Crónicas Conciertos

Fito & Fitipaldis. Almería, 15 de junio

Cuando alguien te ha hecho vibrar y sentir con intensidad con su música, uno siempre le guarda un irremediable cariño aunque, en algún momento del trayecto, tu camino y el suyo se distancien. Veinte años no son nada, dice el cantar, pero también dan para mucho. Para conexiones más o menos fuertes, momentos altos y bajos, como ocurre con cualquier interrelación personal y, por supuesto, en la relación que entablamos con el grupo en cuestión. Anoche, dentro de la selecta gira de ’20 Años, 20 Ciudades’, volvía  a ver a Fito & Fitipaldis ocho años después de mi última vez. Lo hacía esperanzado por el repertorio y con muchas ganas de reconciliarme con él. Quería volver a creer (a lo Expediente X) y me lo puso fácil. Un directo sin alarde de efectos, con una escenografía sobria pero lo bastante atractiva para que cada tema tuviera unas condiciones lumínicas distintas, una banda sin alardes de cara a la galería pero con una precisión de cirujano, un sonido de los mejores que recuerdo en los últimos años y, sobre todo, una actitud serena y agradecida, pero sin imposturas. Con la sabiduría que da el llevar más de treinta años en los escenarios y ser consciente del camino de un libro inacabado. (Fotos: Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería).

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Sílvia Pérez Cruz. Maestro Padilla. 2 de junio

Como sabéis, en ocasiones me gusta compartir en esta casa, tan contraria a los límites y etiquetas, crónicas de conciertos (u obras de teatro) que, por su inmensa calidad, trascienden cualquier tipo de cerrazón y que merecen ser conocidas por, a priori, públicos ajenos. Anoche, mientras el equipo de mi tierra se jugaba no descender a segunda división B, el trabajo me llevaba a disfrutar de Sílvia Pérez Cruz, una artista a la que tenía ‘fichada’ desde su debut en solitario, 11 de Novembre, y a la que tenía la suerte de ver por primera vez. Comparto con vosotros, pues, mi crítica de agencia. Jazz, bossa nova, flamenco, copla, música mediterránea, folclore peruano, brasileño, mexicano, venezolano, cubano, compromiso… y Leonard Cohen. Sílvia Pérez Cruz consigue enfundar con su voz cualquier tipo de canción para vestirla de una noche elegante en la que su voz ejerce de faro, mientras un quinteto de cuerda con cuatro años de trabajo conjunto la acompaña con los más elegantes y vibrantes arreglos: Elena Rey y Carlos Montfort al violín, Anna Aldomà en la viola, Miquel Ángel Cordero al contrabajo y Joan Antoni Pich al violoncelo. (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos)

Lee el resto de esta entrada

Rozalén. Maestro Padilla. 11 de mayo

Con un Auditorio que había agotado sus localidades casi tres semanas antes del concierto, Rozalén demostró anoche por qué es una de las artistas más carismáticas y valoradas de los últimos años. Confidencias sin imposturas con el público, más si cabe con las canciones de su tercer disco, en las que afronta historias familiares; bondad y transparencia por su mensaje positivista guiado por la empatía y la fraternidad; generosidad en la entrega (26 temas en dos horas y media de concierto), en la devolución del cariño de público y hasta en ofrecer un espacio a artistas noveles, como la inclusión de la cantautora almeriense Lena Carrilero como telonera. Esa comprensión de saber que cuando se empieza es necesario que te dé oportunidades. Y todavía, en el encuentro que tuvimos en la zona del backstage del concierto producido por Kuver, me confesaba, al hilo de su próxima presencia en The Juergas Rock Festival, que ella es profundamente rockera y que Soziedad Alkohólika es una de sus bandas favoritas. “Lo que pasa es que yo tengo esta voz Disney y no puedo cantar lo mismo”, bromeaba. Una noche mágica, perteneciente a la ‘Primavera Cultural’ del Área de Cultura, Educación y Tradiciones del Ayuntamiento de Almería, donde no faltó el amor a los niños y, especialmente, el recuerdo a las sensaciones universales que ya identifican para siempre la canción ‘Girasoles’ o la ausencia de Beatriz por el fallecimiento de su padre. Puro corazón.

Lee el resto de esta entrada

Celtas Cortos. Huércal de Almería. 5 de mayo

Con la entrada de la primavera y el verano por venir, Celtas Cortos vuelve a ser, un año más y van… muchos, uno de los grupos más solicitados en las programaciones culturales de festejos de pueblos y pueblos de toda España (De hecho, ya tienen 30 fechas confirmadas). Dueños de una gira perpetua ganada a pulso gracias a la integridad incorruptible de su música, que conecta igual con público más ‘transgresivo’ que con otros más ‘convencionales’; tanto como por la voz de un Cifuentes (Jesús) que parece haber hecho un pacto con el diablo, como Jordi Hurtado con la edad, para no perder agudos; y el carácter festivo de sus matices folkies; este pasado fin de semana, después de las tres horas de concierto de Ismael Serrano, llegué a tiempo para verles desde el inicio en este impás extraño que hace que en esta gira ya toquen temas del nuevo disco, Energía Positiva, que sin embargo saldrá en el mes de septiembre. Una explanada del recinto multiusos de la localidad colindante a la capital almeriense recibió el concierto estrella de unas fiestas que tendrán ‘un bonus track’ con su desligado Candil Rock, que cumplirá el 30 de junio 31 ediciones, con Siniestro Total, Guadalupe Plata, The Excitements y un tributo a Leño. (Leña). (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión).

Lee el resto de esta entrada

Ismael Serrano. Maestro Padilla. 5 de mayo

Un año y medio después volvía a encontrarme con Ismael Serrano. Si por entonces el motivo fue la gira de su último La Llamada, en esta ocasión era por la de su vigésimo aniversario. La percepción del tiempo es siempre tan subjetiva en función de en qué pensemos que casi se antojan pocos. Porque, de alguna manera, parece que Ismael Serrano lleva toda la vida cantándonos. Quizá tenga más que ver con una suerte generacional. Aquí va mi crónica de agencia, tan irremediablemente personal como siempre. “¡Ay, cantautores!”. Esta exclamación tan genérica y empática, proferida por una rosa en una urna descubierta en el desván en el que se convirtió anoche el escenario del Auditorio Municipal Maestro Padilla, resume a la perfección los veinte años de carrera de Ismael Serrano. El artista madrileño realizó anoche en Almería una nueva celebración de sus dos décadas sobre los escenarios, en una cita perteneciente a la programación de la ‘Primavera Cultural’, puesta en marcha por el Área de Cultura, Educación y Tradiciones del Ayuntamiento de Almería para el presente trimestre.

Lee el resto de esta entrada

Viña Rock 2018. Lunes, 30 de abril

Y paso a paso, como los grandes viajes, llegamos a la última de las jornadas de la edición del Viña Rock de este año, la vigesimotercera en la cuenta general, la décima consecutiva cubriendo para Rock Estatal y RockSesión. No se han marchitado todavía las flores del muerto cuando ya la organización dio a conocer que la próxima edición se celebrará ‘tardía’, post festivo del 1 de mayo, del 2 al día 4 (jueves a sábado). El calendario es caprichoso así que, en este caso, parecía más efectivo hacerlo post- que pre-. ¿Estaremos? Casi seguro. A modo de conclusión ya, sí que parece necesario que la organización se plantee seriamente el tema del escenario Villarrobledo, el tradicionalmente destinado a grupos metaleros (metan ahí metal a secas o con otros aderezos, heavy, folk, nu, etcétera). Y digo tradicionalmente porque este año ahí ha habido más ‘ajenos’ que nunca (véase Cazafunktasmas, Mala Reputación, Konsumo Respeto, Exceso, Parabellum y, si me apuran, hasta Toundra…). Si a esto sumamos los enormes problemas técnicos que ha padecido esta pequeña ‘aldea gala’, uno tiene la sensación de que casi es mejor mandarlo arriba y que el Smoking (copado este año a más del 50% por grupos de ska-reggae-rock-mestizaje de influencias levantinas) pase abajo. Lo que está claro es que hay grupos como Saurom o Stravaganzza que, solo por lo padecido, se merecen estar en una edición sin problemas). Vamos allá. (FOTOS: Marina Ginés para RockSesión). Crónica del sábado 28. Crónica del domingo 29.

Lee el resto de esta entrada

Viña Rock 2018. Domingo, 29 de abril

Podemos llorar por un ojo y desear que en todas las ediciones haga, como término medio, el tiempo que nos ha hecho en este Viña Rock. Lluvia hubo en la madrugada del sábado, pero casi finalizando ya la jornada y en el resto de días, unas pocas gotas, pero nunca al extremo de las trombas del pasado año. Además del frío, en lo que a los escenarios se refiere, sí que pareció afectar las grandes rachas de viento registradas el domingo, porque durante todo el día en ninguno de los escenarios (al menos en los tres de abajo) se permitió montar el telón de fondo que, habitualmente, está dedicado al gran logo de los grupos. Fue un poco extraño o verbenero ver a los grupos actuar con los árboles detrás. Para el componente gráfico muy deslucido pero la prevención de riesgos manda, como debe ser. La jornada la pasé instalado entre el Poliakov y el Villarrobledo, con sólo la concesión de Rulo por Medina Azahara. A los cordobeses los he visto varias veces (aunque el dolor de no echarles un ojo ahí queda) y tenía curiosidad por ver a Rulo después de seis años sin hacerlo. (FOTOS: Marina Ginés para RockSesión. Salvo la de S.A., de Jota Martínez, organización Viña Rock). Crónica del sábado 28. Crónica del lunes 30.

Lee el resto de esta entrada

Viña Rock 2018. Sábado, 28 de abril

Dentro de las amplias posibilidades que ofrece la variedad que da contar con seis escenarios y una pista de baile, la jornada que tenía programada para la primera jornada de cartel ‘oficial’ era una de las más variadas y novedosas de los últimos años. Especialmente porque era la primera vez que iba a ver a grupos que, en sus respectivos géneros, son de lo mejor que hay en el momento, como Toundra y Aphonnic; otros a los que por fin les iba a poder ver de principio a fin, Angelus Apatrida; o el regreso de Segismundo Toxicómano desde dos años en el dique seco. También me estrenaría con el punk carismático y clasicista de Josetxu Piperrak & The Riber Band… y para completar la jugada Mala Reputación y por primera vez en muchos años –tantos que no recuerdo cuándo fue la última vez- reunidos, en el mismo día y escenario las tres bandas ‘colegas’ que protagonizaron aquella gira inolvidable que fue ‘Ni Un Paso Atrás’. Esto es: Porretas, Boikot y Reincidentes. Eso sí, la fiesta ya comenzó el día antes (jornada que siempre ‘perdonamos’ por motivos laborales y personales y que tuvo a Gatillazo como grandes triunfadores y a Poncho K como gran expediente X puesto que su actuación se interrumpió durante 20 minutos… Un presagio de lo que vendría los tres días después. (FOTOS: Marina Ginés para RockSesión). Crónica del domingo 29. Crónica del lunes 30.

Lee el resto de esta entrada

Enrique San Francisco es rocanrol. Maestro Padilla, 20 de abril

“Si a un rockero le quitas las sustancias, las mujeres y esas cosas, ¿qué te queda? Un cantautor”. Cuando un grupo te dice que se han limpiado, que han dejado las drogas, ya sabes que su siguiente disco es el peor de toda su carrera”. Anoche tuve el placer de ver en directo a Enrique San Francisco. El carismático actor del eterno rubio, los ojos saltones, la voz aguardentosa y la canalla de pies a cabeza. Él no es músico (aunque ha participado recientemente en videoclips de Loquillo, La Fuga y hasta de una de sus primeras novias, Rosario -os dejo todas las canciones al final-) pero como si lo fuera. Es una rock’n’roll y star y, oye, me da en todo el gusto que entre en las crónicas de nuestra casa.

Lee el resto de esta entrada

Skunk D.F. y Lude. Madchester Club, 7 de abril

Por suerte, el hecho de que por motivos laborales no pudiera acudir al estreno de gira y de los dos singles previos a la salida del nuevo disco de Hora Zulú se veía ampliamente compensado con el hecho de que Skunk D.F. volviera a visitar estar tierras menos de dos años después de su concierto en el VII Alberto Rock de El Alquián, donde estuvieron acompañados de Hard Shovel, Ende Neu, La Skala de Richter y Conjuro. Anoche, los compañeros de escenario fueron los murcianos Lude, con una interesante mezcla de nu y rap metal. Noche de contrastes entre la ilusión del que empieza y la profesionalidad de quienes ya tienen una dilatada trayectoria de compromiso y calidad. Curiosamente, en las tuitcríticas (en twitter) de los viernes me pedían esta semana la del disco Neo y empecé definiendo a Skunk D.F. como una banda que exige tanto como da. Y es que, quizá lejos ya de las grandes masas congregadas en el cenit de la moda del nu-metal, los madrileños se han convertido en una selecta banda delicatesen, cuya escucha sacude, llevando al extremo las emociones con una calidad compositiva y vocal fuera de toda duda. (FOTOS: Juan Jesús Sánchez Santos para RockSesión).

Lee el resto de esta entrada