Archivos Mensuales: octubre 2017

Tierra Santa – Quinto Elemento

Treinta años se cumplen en este 2017 del nacimiento de Tierra Santa, la banda riojana de heavy metal que, sin demasiadas estridencias pero siempre con un incesante trabajo concienzudo, se han convertido por mérito propio en una de las más asentadas del género. Y han decidido conmemorarlo con nuevo material. Un disco que representa el décimo de estudio de su trayectoria. Números redondos, como los diez cortes que lo componen. El éter aristotélico se despliega en una decena de canciones que, una vez más, nos ofrece los puntos fuertes que han caracterizado a la formación durante tantos años: riffs pegadizos, un envoltorio que siempre suena épico, especialmente por la tesitura y esa manera de masticar las palabras de Ángel San Juan y el desprendimiento más absoluto de florituras innecesarias. Sin buscar las galopadas rítmicas veloces de antaño, ni aflojar tanto el pistón como en Mi Nombre Será Leyenda, este Quinto Elemento suena potente, reposado y reflexivo. Y siempre seguro.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Blood – Psike (2004)

¿Cómo sonarían los Rammstein de Sehnsucht y Herzeleid en castellano? Esto es, ¿aquellos en los que el metal industrial no se había aún aderezado de metal gótico y sinfónico? Pues es muy probable que la respuesta a esa pregunta la tengas en estas líneas. Blood fue (anunció su despedida en 2013) una formación alicantina que bebía claramente de las fuentes de los teutones, de manera tan clara, que incluso llegaron a versionar por aquellos años uno de los temas del sexteto (‘Wollt Ihr Das Bett In Flammen Sehen’) y el outro del álbum, el segundo de su discografía, se llama ‘Tschüs’ (hasta luego). Formados en 1999 como Capitán Blood, es en 2001 cuando acortan su nombre y lanzan el novel 0.08 ATM. Yo los conocí gracias a la versión que hicieron del ‘Hermano del Rock and Roll’ incluida en el doble recopilatorio tributo que numerosas bandas de nuestro rock y heavy le dedicaron a Barón Rojo. Poco después llegó este Psike, ya en formato trío. La banda estaba compuesta por José María Maestre en el bajo y la voz, Mado Beneyto como batería y Javier Oriente en la guitarra, coros y programaciones. Valga su look siniestro como crítica remember para la próxima noche del terror.

Lee el resto de esta entrada

José Ignacio Lapido – El Alma Dormida

No es fácil la vida artística para el solista de rocanrol. José Ignacio Lapido apostó por ello al poco de darse por concluida la trayectoria de los inolvidables 091. Y desde 1999 ha despachado, con este, ya ocho discos de larga duración. Una auténtica heroicidad para haber coincidido con el declive de las ventas de discos y esas cosas de las que tantas veces nos hemos lamentado. Acostumbrado a publicar nuevo material cada dos o tres años, la inesperada vuelta momentánea de Los Cero en Maniobra de Resurrección retrasó dicha periodicidad durante un tiempo, pero al final siempre cumple con su compromiso. Lapido se ha convertido en ejemplo vivo de aquello tan temido que es lo de ‘artista de culto’, por aquello de que muchas veces se puede mutar en ‘artista oculto’. Alejado de grandes medios, de grandes titulares, de grandes recintos, pero con una clase y estilo que han marcado mucho a otros autores como Quique González, con quien compartió gira, Leiva en su forma más melódica, Josele en su lado más crudo…

Lee el resto de esta entrada

Rubén Pozo – Habrá Que Vivir

Igual que llevo como una cicatriz aquello de no haber visto nunca en directo a Platero y Tú, me ocurre algo parecido con Buenas Noches Rose, banda de la que he hablado aquí y en twitter con admiración rendida. En aquel combo estaba ya un bisoño Rubén Pozo, que después alcanzaría el éxito popular masivo con Pereza, junto a Leiva. Desde que aquella formación entrara en el sueño de los justos ambos artistas han ido labrando su trayectoria en solitario a su manera. Aunque siempre reconocí los méritos de Conejo, especialmente con su segundo disco y con su labor como productor, a mí el alma siempre me tiró más por la urgente cercanía descarnada que ofrece la voz y el texto de Pozo, y ese punto arrastrado de tocar la guitarra, sea la acústica o la eléctrica. Todo como si sonara por primera vez. De ahí que calificara de notable Lo Que Más y que me pareciera algo frío En Marcha. Y es que Nigel Walker es un productor excepcional pero que llevó al sonido de Rubén a territorios científicos y maquinales que no son los suyos. José Nortes en Black Betty recuperó la magia del golpeo directo, como con Ariel Rot, y Habrá Que Vivir es, sencillamente, un disco de rock a la vieja usanza.

Lee el resto de esta entrada

La M.O.D.A. – Salvavida (de las Balas Perdidas)

La Maravillosa Orquesta del Alcohol nos sorprendió a todos en 2013 con ¿Quién Nos Va A Salvar? Un disco que supuso su paso definitivo al castellano tras dos EP’s en inglés y al que le hinqué el diente lo bastante tarde como para traerlo como crítica de novedad en su día y demasiado pronto, claro está, como para que fuera crítica remember de los viernes. Escuchar un folk rock con banjo y acordeón en el idioma de Cervantes y que no sonora impostado era algo digno de elogio, como así recibieron el reconocimiento del público y crítica. Dos años más tarde llegaría su segunda entrega, La Primavera Del Invierno. No me pregunten por qué, porque todavía ni yo sé el motivo, ese disco de alguna manera ‘me desconectó’ de la banda. Quizá esperaba algo más, quizá me pareció demasiado heterogéneo o algo acomodaticio. El caso es que, pese a varias magníficas canciones que, a buen seguro, estarán en un futuro #Mis10de, les perdí un tanto la atención. También hay algo de rebelión estúpida en la actitud del crítico a mostrarse duro frente a modas o ante crecimientos de seguidores apabullantes. Con ese escepticismo propio del que no está consumido por el ‘fenómeno-fan’, me acerqué a la tercera entrega, este Salvavida (de las Balas Perdidas) y, ahora sí, el corazón vuelve a latir.

Lee el resto de esta entrada

Bunbury – Expectativas

La carrera del aragonés errante es tan magna y extensa que para enjuiciar cada uno de sus lanzamientos hay que hacer un doble ejercicio de análisis. Por un lado, qué representa el álbum en el contexto cronológico de su obra, pero también tomarlo como un hecho aislado, correspondiente a una necesidad expresiva vital en cada uno de los momentos concretos. Como en ‘La Soledad del Corredor de Fondo’, Bunbury maneja a su antojo los textos y sus influencias sonoras, añadiendo según considera dosis en porcentajes diversos. Así, si en Palosanto encontrábamos un mensaje mesiánico de esperanza post-redención, en Expectativas nos llega el reverso perverso del desencanto post-rendición. Con un mensaje duro, sin imposturas, guardando siempre la esperanza en el propio yo, como se reflejará (esta vez sí más clara la división) en la segunda parte de la lista de canciones. Y el ropaje sonoro responde al envite con rotundidad, con unos Los Santos Inocentes sobrios y con un toque titilante gracias al impecable añadido del saxo de Santi del Campo, que acaricia y abrasa en la misma medida. El álbum las cumple.

Lee el resto de esta entrada

La Raíz – El Lado De Los Rebeldes (2011)

Es extraño que un grupo tan joven como La Raíz protagonice mi crítica remember de los viernes. Joven, que no inexperto, pues superan ya los diez años sobre los escenarios. Pero hay motivos sobrados para ello. En primer lugar porque están a punto (ocho días) de reventar el Palacio de Vistalegre de Madrid para registrar su primer disco y DVD en directo. Es el momento porque, tras este segundo trabajo, Así En El Cielo Como En La Selva y Entre Poetas y Presos les ha hecho crecer de manera exponencial hasta convertirlos en el grupo del momento. En segundo lugar, porque este álbum lo merece. Pocos meses después de mi llegada a twitter ‘inventaba’ lo conocido como ‘tuitcríticas’ (primero de novedades, luego fueron las remember). Recuerdo que una chica aragonesa (no recuerdo el Nick, mis disculpas) me lo pidió. Escribí, en julio de 2011, lo siguiente en varios tuits: “Un disco tan fresco que podría sonar en las terrazas de verano en lugar de la tortura habitual. Este 2º disco afianza la senda y los pone en puertas del pelotazo musical, el 3º dictará sentencia”. Claro, luego en 2014, cuando me lo ‘repidieron’ dije: “Conocí el disco gracias a un tuitero. Supe que triunfarían”. A ver si al final se me va a dar medio bien esto…

Lee el resto de esta entrada

Josele Santiago – Transilvania

Sin prisa pero sin pausa, el legado discográfico que va atesorando en el zurrón el artista madrileño empieza a ser más que considerable. A la casi veintena de publicaciones con Enemigos, entre estudio, directos y EP’s, hay que sumar los que acumula en su carrera paralela en solitario del que este Transilvania es su quinta entrega, que tiene algunos elementos diferenciales con respecto a los cuatro anteriores. Para empezar es el primero tras el regreso de la banda madre. Las Golondrinas Etcétera, Garabatos, Loco Encontrao y Lecciones De Vértigo fueron álbumes publicados en un trayecto marcado por una sola vía, Enemigos descansaba sine die. Tras el celebrado regreso en forma de conciertos y también con nuevo material en Vida Inteligente, este disco vuelve a hacerle cambiar el paso y, para romper cualquier atisbo de influencia de fórmulas conocidas y cocidas en su grupo, Josele ha tirado de uno de los productores más aclamados y personales del momento, como es Raúl Refree, que lo mismo impulsa a la libertad creativa a la magnífica cantaora Rocío Márquez, que hace de la flamenca Rosalía una heroína con porte folk o se embarca en un proyecto con Lee Ranaldo de Sonic Youth.

Lee el resto de esta entrada

Los Coronas – Señales De Humo

Pioneros en el difícil arte del rocanrol instrumental con constante presencia del surf, cada nuevo disco de Los Coronas ha de ser celebrado por la perseverancia en mantener en plena forma un género que empezó como minoritario pero que, gracias a su trabajo y a otras bandas que siguieron el camino alumbrado por su llama, especialmente Los Tiki Phantoms, está, de alguna manera, totalmente ‘normalizado’, si es que un adjetivo así es apropiado para hablar de música. Sin lugar a dudas, a Los Coronas le ha venido muy bien la consolidación y triunfo de aquella locura temporal llamada Corizonas, la fusión con los chicos de Arizona Baby. Los públicos se han mezclado y han puesto orejas donde antes ponían un signo de interrogación en negrita, subrayado y en cuerpo 24. Con camino de treinta años de experiencia en este difícil arte, Los Coronas tienen tablas de escenarios y de viajes kilométricos por todo el mundo con su música. Todas esas vivencias van generando una madre, como en el vino, de su sonido y hace que cada vez sus composiciones sean más rotundas, casi perfectas diría yo. Señales De Humo es la nueva entrega, de más de una hora y de hasta 17 cortes. Sobrados.

Lee el resto de esta entrada

Manolo García – Todo Es Ahora (En Directo)

Si tuviera que hacer un leve ejercicio de memoria por los cientos y cientos de conciertos que he tenido la suerte de disfrutar en los últimos veinte años, creo que el de Manolo García en la gira de 2001, la de Nunca El Tiempo Es Perdido, estaría casi con toda seguridad entre los diez mejores que he visto nunca. Hablar de García es hacerlo del artista entregado, de conciertos de más de dos horas y media, de discos de más de una hora de duración, con extras de maquetas u otras mezclas. De la entrega de quien se considera más artesano de la música y de la palabra que artista. Perdido durante unos años en el barroquismo de las letras y la ausencia de golpeo musical, Todo Es Ahora le puso de nuevo fino y en forma en eso de desplegar una retórica por encima de la media, pero inteligible. De despachar un rock de pies en el suelo, preferiblemente sin asfalto. Ahí queda ese platino y esas más de 100.000 copias vendidas que, para los tiempos que corren, es como si fuesen 400.000 de hace una década. Sabiendo que El Último De La Fila nunca tuvo un directo grabado con plena consciencia para su edición y aunque Manolo García ya tenía algunas canciones en directo registradas en varias ‘rarezas’, me parece lógico y plausible que haya decidido marcarse un doble (con DVD) bien cargado de minutaje y temas. Con 62 años, el triunfo de Manolo es el triunfo de la anti-estrella.

Lee el resto de esta entrada