Archivo del sitio

Viña Rock 2019. Viernes, 3 de mayo

Después de la siempre complicada primera jornada, necesaria para coger ritmo, Viña Rock 2019 amanecía con ese envidiable tiempo que ha habido este año (al menos, exceptuando la fiesta de bienvenida), con sol y nubes sin riesgo de lluvia. Una jornada programada como la vida, unos que vienen tras muchos tiempo, otros que se van, otros que iban a aprovechar su oportunidad, otros que no tenían nada que demostrar. Nuestro rutómetro ofrecía una combinación de todo ello (siempre en los tres escenarios ‘de abajo’), espíritu ‘tutti frutti’ que nos caracteriza, sacrificando alguna dolorosa coincidencia, que nos hizo descartar a Saratoga o Rat-Zinger. Contando que la ubicuidad es imposible y los descansos necesarios, el plan para el segundo día fue, por orden de intervención, Sínkope, Crisix, Kaótiko, Mojinos Escozíos, El Reno Renardo, Gatillazo, Berri Txarrak y La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La M.O.D.A.). Las fotos, un año más, son de Marina Ginés para RockSesión. (Se pueden usar libremente citando al medio y a la autora).

Lee el resto de esta entrada

Cooltural Fest. Sábado, 18 de agosto

Sabéis que aquí tenemos pocas etiquetas y que, ante todo, respetamos la música hecha con un mínimo afán de trascendencia. Por eso, reconozco que tras tanto rock duro, metal, punk y demás, eventos como este oxigenan oídos y también ayudan a ver el espectro musical con más perspectiva. Ejercicio sano y necesario para los oídos. Va, porque no me da tiempo a entrar en mayores diferenciaciones (quien me conoce sabe cómo tengo yo estos días), la crónica que he hecho para la agencia del Cooltural Fest. Salud. (FOTOS: José Antonio Holgado).

Lee el resto de esta entrada

La M.O.D.A. – Salvavida (de las Balas Perdidas)

La Maravillosa Orquesta del Alcohol nos sorprendió a todos en 2013 con ¿Quién Nos Va A Salvar? Un disco que supuso su paso definitivo al castellano tras dos EP’s en inglés y al que le hinqué el diente lo bastante tarde como para traerlo como crítica de novedad en su día y demasiado pronto, claro está, como para que fuera crítica remember de los viernes. Escuchar un folk rock con banjo y acordeón en el idioma de Cervantes y que no sonora impostado era algo digno de elogio, como así recibieron el reconocimiento del público y crítica. Dos años más tarde llegaría su segunda entrega, La Primavera Del Invierno. No me pregunten por qué, porque todavía ni yo sé el motivo, ese disco de alguna manera ‘me desconectó’ de la banda. Quizá esperaba algo más, quizá me pareció demasiado heterogéneo o algo acomodaticio. El caso es que, pese a varias magníficas canciones que, a buen seguro, estarán en un futuro #Mis10de, les perdí un tanto la atención. También hay algo de rebelión estúpida en la actitud del crítico a mostrarse duro frente a modas o ante crecimientos de seguidores apabullantes. Con ese escepticismo propio del que no está consumido por el ‘fenómeno-fan’, me acerqué a la tercera entrega, este Salvavida (de las Balas Perdidas) y, ahora sí, el corazón vuelve a latir.

Lee el resto de esta entrada