Archivo del sitio

Hora Zulú – La Voz del Amo

Mañana, viernes, 15 de febrero, verá la luz La Voz del Amo, el sexto álbum de los granadinos Hora Zulú. Sonando los últimos días en mi reproductor, es el momento de desvelar, horas antes de su salida, cómo es el nuevo trabajo de los Aitor Velázquez, Paco Luque, Álex Bedmar y Javi Cordovilla. Partimos de la base de que es difícil catalogar en pocas palabras todo lo que es capaz de transmitir la banda tanto en lo musical, como en la expresividad de las líneas vocales y, cómo no, en los textos de su autor. Quien lo probó lo sabe y quien quiera entender que entienda. Dicho esto, y a modo de breve sinopsis, os adelantaré que tiene el sonido mejorado del SSSSNNNN, también por los arreglos de teclados que se deslizan en unos cuantos temas, pero con una agresividad más cercana al segundo y tercer disco. Todo esto dicho con mucho temor y comillas, ya saben. No vaya a ser que los que nos copian digan luego que “vuelta a los orígenes” o algo así. La lírica vuelve a estar cuidada al extremo, con los denominadores comunes de las vueltas al latín y a las referencias cristianas (paganizadas, en este caso) y una importante dosis de desahogo y liberación de inquinas, manías y advertencias contra estupideces. Audite, malum lac, in summa.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Las Sexpeares – Somos Lo Peor

Recuerdo que la crítica y entrevista que les hice en 2010 fue uno de los primeros encargos que me cayó con los primeros números de la revista Rock Estatal. Por entonces era un trío de chicas, de las que se mantienen, como fundadoras, Belén B. (voz y guitarra), María M. (batería y coros), y al que se sumó con el tiempo Aitor K (Bajo). En aquel EP maquetero se encontraba una importante dosis de rabia grunge y mucha repulsión social. Si tenemos en cuenta que se llama Qué Asco de Gente… Desde la distancia les he ido siguiendo la pista como el que cotillea las redes de un ex. Sólo que ellas siempre continuaron generándome simpatía, casi creciente con el progresivo alejamiento del grunge (género al que, como sabéis, no le tengo demasiado cariño –siempre hay excepciones, no saquen sus lanzas-). Quiso la casualidad que se presentaran al concurso de bandas de The Juergas Rock Festival el pasado año y que, tras los votos de diez profesionales del sector, resultaran las ganadoras. 8 años después las veía en directo y ‘me enteré’ de su fichaje por El Dromedario Records de Alen Ayerdí. Buen grupo y en buenas manos… Y llegó Somos Lo Peor.

Lee el resto de esta entrada

El Cuarto Verde – Siete Pecados Capitales

Desde Aurelio Prudencio en el siglo IV al Arcipreste de Hita. De ‘Seven’, con Morgan Freeman y Brad Pitt, a aquello de “otra vez quiero más, que la lujuria no es mi único pecado capital. El orgullo y la envidia, la gula, la soberbia, la pereza y la avaricia” que cantaba Roberto Iniesta en el disco de Extremoduro publicado en septiembre de 1993, ¿Dónde Están Mis Amigos? (curiosamente, la primera crítica remember de la historia de esta casa). Los pecados capitales, nombrados así por la raíz de otros pecados secundarios derivados de ellos, han sido fuente de inspiración constante en todo tipo de artes. Los últimos (por ahora) en incorporarse a esa lista es la formación rockera riojana El Cuarto Verde, de quien ya hemos hablado aquí a raíz del lanzamiento de su anterior trabajo de estudio, Metroglobina. Siete Pecados Capitales es su nuevo disco. Con siete canciones, una para cada uno de ellos. Una estructura pautada sobre la que despliegan diferentes matices de su rock que bebe tanto del clasicismo como de un cierto aperturismo cuasi indie.

Lee el resto de esta entrada

Isabel Marco – Quiero Ser Agua

Conocidas y elogiadas las virtudes del rock furioso y de tintes poéticos de Insolenzia, la formación de la que Isabel Marco es guitarrista y una de las vocalistas, la artista aragonesa ha decidido sacar a la luz su trabajo más personal, bajo su propia firma. Un proyecto que nació sin pretensión alguna, con un par de temas que se alejaban de la línea compositiva de la cabecera madre que iban a ser registrados a guitarra y voz, pero que, poco a poco, fue creciendo de la mejor manera posible. Sin agobios, sin grandilocuencias, de manera natural hasta contar con un buen lote de canciones (siete) que necesitaban ‘algo más’ que una simple acústica. Así, se apostó por percusiones, hammond, arreglos cuidados y la producción de un viejo conocido y lector de esta casa, Pablo Martínez, guitarrista y vocalista de los asturianos Desakato. Así, Isabel Marco registró este Quiero Ser Agua en los estudios OVNI y con masterización en Sonobox en el pasado verano. Un disco refrescante y amable, que ofrece una cara más accesible y, también, personal y reflexivo.

Lee el resto de esta entrada

TNT Band – Parte Colectivo

Recibo al mes muchos correos de agencias, de bandas y de músicos que, de alguna manera, quieren que escuche su material, que les dé mi opinión al respecto, que les haga una crítica o que les ayude. Me encantaría tener más tiempo para dedicarme a ellos como merecen, pero siempre explico que esto no es posible. En función de la disponibilidad o lo bueno del material, alguno de ellos acaban apareciendo en esta web, o en las noticias de Rock Estatal, igual hasta alguno acaba fichando por el sello de Rock Estatal Records si la cosa cuadra. A otros no me da la vida para responderles o tardo más de lo debido… En fin, mis disculpas por anticipado (y una vez más) a todos ellos. El caso es que en marzo de 2017 recibí uno de esos tantos correos. Pero tenía algo especial. No era de un cantante, ni de un guitarrista, ni de un baterista, ni un mánager, ni siquiera una agencia de representación… Era del padre de uno de los miembros del grupo gallego TNT Band. Decía así…

Lee el resto de esta entrada

Miss Octubre – Demasiado(s) Humanos

No era difícil imaginar que sumar a dos talentos como Agnes Castaño (Lilith), una de las mejores voces femeninas de nuestro rock, y a Alfredo Piedrafita, guitarrista de sello inconfundible y con galones curtidos durante décadas en Barricada, iba a dar un resultado de lo más satisfactorio. Así fue con Día 1, su debut, publicado en otoño de 2014. Aquel álbum fue una piedra de toque que nos daba varios regalos en forma de canción, si bien ese disco tenía mucho material que fue concebido como canciones de Lilith. Pasados cuatro años y unos cuantos conciertos, este Demasiado(s) Humanos representa mucho mejor lo que es y ofrece la banda, porque ha sido compuesto específicamente para ser lo que es. Una colección de rock estatal de toda la vida, del que se pega al riñón, pero sin que por ello haya una elogiable capacidad de ofrecer una contemporaneidad muy bien entendida. Actualizando patrones, aquí con unos coros abiertos, allá con efectos sutiles, aquí con rabia, allí con dulzura. Una colección de trece cortes que se dejan querer y mucho con el paso de las escuchas y que lo convierten en un disco de hechuras imperecederas.

Lee el resto de esta entrada

Rozalén – Cerrando Puntos Suspensivos

Canta Platero y Tú en ‘Cigarrito’ aquello de “voy a parar en el camino y en lo que dura un cigarrito, voy a pensar en estos años. Todo lo que ha pasado”. Eso es lo que hace Rozalén en este Cerrando Puntos Suspensivos. Posiblemente un disco y un libro más necesario para ella que para ninguna otra persona. Si por pura salud emocional ya es conveniente hacerlo para cualquier hombre y mujer que peleamos en esto del día a día, imaginen para una joven que en apenas cinco años ha pasado de ser rechazada en algunos bares (como explica en uno de sus capítulos) a tocar en Luna Park, a abrir para Sabina, Alejandro Sanz, hacerse unas 50 colaboraciones, despertar la admiración de quienes antes se reían de ella, tocar en festivales de todo tipo (por cierto, que se estrenará en el Viña Rock, actuando), participar en todo tipo de causas solidarias y ser imagen y voz de aquello que se ha venido a llamar “marea de la buena gente”. Con 32 años y ya “como si llevara aquí una eternidad”. El caso es que, en esa necesidad expresiva, sus seguidores encontramos una compilación interesante de una parte de sus duetos (insisto, mínima para las que atesora) y las confidencias llenas de confianza y normalidad, llaneza y lírica, contradicciones y valores férreos. Pura humanidad.

Lee el resto de esta entrada

¡Pendejo! – Sin Vergüenza

Otro caso digno de mención, como el que traía hace unos días con Dead Bronco (banda vasca con cantante americano y un pantanoso mundo de folk, banjo, mandolina y punk). El mundo globalizado nos regala a veces fantásticas alineaciones que recuperan el romanticismo musical, la pasión por el estilo en el que uno cree, que rompe cualquier tipo de limitación territorial. Con componentes de ascendencia latina, ¡Pendejo! es el nombre de una banda afincada en Holanda que les dio, hace unos años, y después de mucho amor al rock urbano español y al bandarrerío del metaleo latinoamericano, ponerse a coger los instrumentos y llevar su particular mezcla explosiva de sonidos al disco Cantos a la Vida. Ese álbum llegó a mis oídos y me enamore de su cazurra (porque algo de brutote tienen sus formas) propuesta de bombos fuertes, de stoner y metal y fanfarria de trompeta que les da el grado de explosividad festiva que les faltaba. Todo ello, en castellano. Con un par. Después llegaría Atacames y, ahora, hace unas semanas, este tercer trabajo discográfico de estudio, llamado Sin Vergüenza y que afila todavía más su autodefinido: “heavy brass, brutal riffage, pounding drums, cojones, and Spanish urban lyrics”.

Lee el resto de esta entrada

Dead Bronco – Driven By Frustration

O como poner patas arriba géneros clásicos como el country, el bluegrass y todos esos conceptos de porche y banjo que suelen tirar de espaldas al oyente alejado de ese target. Dead Bronco tiene ‘el honor’, con este Driven By Frustration, de ser el único de mis 24 discos del año 2018, con un ORO, nada menos, que no tenía la crítica realizada y, claro, era una deuda que había que saldar en este arranque de mes de enero. (Ya saben los asiduos al lugar, uno maneja los tiempos como puede o le dejan y un disco que salió en febrero puede acabar quedándose sin crítica).  Mandolina y banjo lubricando con actitud punk y bandarra. Dead Bronco es una banda ‘extraña’ que viene dando muchas alegrías desde su fundación hace algo más de cinco años. El disco es una nueva descarga de sonidos de ‘american sludge’, tan oscuros como divertidos, tan pantanosos como repletos de fuegos artificiales, que presentan una evolución con respecto a sus entregas anteriores, que les hace más universales. Para los neófitos, como si La MODA fuesen gremlins y los mojas o les das de comer después de medianoche. Una auténtica delicia, concentrada en 30 minutos, con la que dejarse envenenar.

Lee el resto de esta entrada

Bones of Minerva – Blue Mountains

Por concepto, siempre he sido reacio y contrario al tema de las ‘ediciones especiales’ de los discos, reediciones con extras, material que se añade a un trabajo discográfico publicado meses atrás. Siempre lo vi un ‘abuso’ o ‘afrenta’ para el seguidor que se compra el álbum nada más salir que, con el paso de los meses, ve cómo sale una versión mejorada que incluye ya sean más canciones, caras B, colaboraciones, deuvedé en directo o cualquier otro tipo de contenido que azuza  a los ‘recién llegados’ a hacerse (ahora sí) con el disco pero que perjudican a los primeros que, en muchas ocasiones, acaban comprándolo (si son muy acérrimos) y, por tanto, pagando lo mismo dos veces, con tal de tener esos nuevos aportes. Como siempre debe haber excepciones que confirmen la regla, en este caso aplaudo esta nueva reedición del Blue Mountains de Bones of Minerva, porque gracias a ella le he metido mano a un disco del que había leído y escuchado hablar muy bien, pero que no me había parado a escuchar. Precisamente, la nueva versión con dos temas extras ha caído en mis manos y tenía que dedicarle unas líneas.

Lee el resto de esta entrada