Archivo del sitio

Vita Imana – Bosa

Hace poco más de un año, las redes sociales de Vita Imana informaban de un pequeño terremoto que, para sus seguidores, hacían temblar los cimientos de la posible continuidad de una de las mejores bandas de metal extremo de nuestro país. Con más de diez años de trayectoria en la formación, el guitarrista Puppy decidía dejar la banda y Javier Cardoso, su vocalista, salía también del grupo por discrepancias con el resto de integrantes. Dos pesos pesados, referentes en los directos y discos de la formación. Como si de un parto se tratara (curioso símil si tenemos en cuenta la historia narrada en el tortuoso, cruel y complejo El M4l), nueve meses más tarde la banda recuperaba las constantes vitales con la canción nueva alineación y, lo mejor de todo, con un adelanto del inminente nuevo disco, este Bosa. La nueva etapa de la banda, tras los cambios, queda como sigue, Román García y Diego López a las guitarras, Miriam Baz a la percusión y voces, Toni Mero Mero en las voces (antes en Cuernos de Chivo y colaborador habitual de Leo Jiménez), Daniel García en la batería y Pepe Blanco en el bajo y también en coros. La bestia de Vita Imana ha vuelto, con una base de sonido bastante familiar a las entregas anteriores pero con una menor ambición conceptual y complejidad en las formas.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Vita Imana – El M4l

Con una distorsión vocal entrecortada y un arrope guitarrero espeluznante se abre El M4l. Una muestra perfecta para situarnos ante un disco ambicioso, complejo, oscuro y muy tenso que deja claro una vez más que estamos ante la mejor banda de metal extremo del país. Groove, percusiones, alternancias entre la melodía y la brutalidad y, por encima de todo, una visión que va más allá de la mera creación de canciones. Si ya en Uluh el grupo coqueteaba con la conceptualidad de la influencia de la naturaleza en el ser humano y Oceanidae con la vida en un mundo sumergido bajo las aguas, en esta cuarta entrega (el debut fue En Otro Lugar, tan convencional y mazacote como también imprescindible) la intención se perfecciona creando una obra completa y unitaria en la que asistimos al desarrollo de una historia que va desde la violación inicial en ‘Génesis’ hasta el posterior lamento tras el tormento de ‘Vacío’, su último corte. Un viaje de emociones fuertes que se descongestiona al estar picado en muchos cortes (15 para 46 minutos) y con bastantes pasajes instrumentales e interludios de letras chinas referenciando a los cuatro elementos.

Lee el resto de esta entrada