Archivo del sitio

Sandré – Gestiones Fáciles

Justo tres años después de que os trajese la crítica de Ave Muñón, el 5 de diciembre de 2019, llega ahora la de Gestiones Fáciles, el segundo larga duración de esta banda barcelonesa que hace de la furia punk su leit motiv constante. Aquellos once temas nos deslumbraron con once descargas de velocidad, acidez y animalismo sin menor concesión al resuello, reconocido por cierto entre nuestras platas de Los Discos del Año 2019. Ahora, después de descerrajar el EP Trúnel en 2020, supuestamente más refinados según han dicho ellos mismos: «Hablamos más en primera persona, es un poco menos impulsivo y a ratos tiene un aire más dark que nuestro primer trabajo, pero el humor y la ironía siguen siendo el denominador común en todos los temas», vuelven con la rabia igual de cargada. Y tanto. Sandré sigue siendo un cuarteto formado son Marc a la batería, Stefania al bajo, Rosa a la voz y Carles a la guitarra. Como el primer álbum, esta nueva entrega ha sido grabada y producida por  Borja Pérez en los estudios Ultramarinos Costa Brava de Sant Feliu de Guíxols con mezcla de  Santi García, la masterización es de Víctor García en Ultramarinos Mastering en Barcelona. La portada del vinilo es obra de David de las Heras y el diseño de Somcuore.

Lee el resto de esta entrada

Sandré – Ave Muñón

 

Seguro que voy a tardar más tiempo en escribir esta crítica que en lo que tardamos en escuchar todo el disco. Valga de referencia para el puñetazo que se ha sacado del cuerpo Sandré para su disco debut. Ave Muñón son once descargas de velocidad, acidez y animalismo sin menor concesión al resuello. Casi os diría (sin hacer demasiada memoria) que puede ser uno de los tres mejores discos de punk publicados este año en nuestra escena. Visceral, salvaje, con retranca, edulcorando la virulencia con las melodías de las voces femeninas que, eso sí, no rebajan por ello su energía. Los compartimentos estancos en los que se divide la música en nuestros días (aquí, resistiremos) me hacen intuir que, por temas de sonido o actitud, Sandré acabe entrando con mayor facilidad en los circuitos indies que en los del punk-rock al uso. Es decir, que veo más fácil que comparta cartel con El Columpio Asesino que con Gatillazo (de ahí que insista una y otra vez en que no rechacéis todo lo que sale en los carteles), pero os aseguro que la descarga vale la pena, para quienes gocen con la velocidad y lo cortante del género. No hay tregua, van a devorar al oyente en un auténtico atropello sónico que, lo peor de todo, engancha. De la portada, con en esos iconos que tanto recuerdan al libreto del ¿Cuándo Se Come Aquí? de Siniestro Total, ni hablamos. Con todos ustedes, desde Barcelona, Sandré.

Lee el resto de esta entrada