Archivo del sitio

Döria – Despertar (2011)

Los divorcios también afectan al mundo de la música. La historia de nuestra pasión está repleta de ejemplos en los que los desencuentros entre componentes de grupos acaban con escisiones casi nunca entendidas por los seguidores… o al menos al cien por cien, generando ya para siempre un punto de inflexión para la banda madre y una eterna división de opiniones entre quienes prefieren los caminos posteriores de una u otra parte. Pero hay casos más extremos, en los que esa disputa y desavenencia acaba hasta en los juzgados. El caso más reciente es el de la banda barcelonesa Döria. Un grupo en el que su fundador, Martí Doria (que tiene su parte de guasa que siendo el nombre la formación una adaptación de su apellido) ha tenido que llegar a los tribunales para quedarse con el derecho de la cabecera. Es como si a Izal le quitan su propio nombre… aunque no olvidemos que está ahí el caso de 037, puro Leo (Jiménez) y tuvo que finalmente doblegarse a una sinrazón. El caso es que a Döria, precisamente, los entreviste y critiqué (de hacer crítica del disco, se entiende) en su día para la edición empresa de la revista Rock Estatal, con este Despertar, que me resultó bastante pintón e interesante. El ruido encadenado de los juzgados, coartada para hablar de él este viernes de críticas remember.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios