Lendakaris Muertos – Crucificados Por El Antisistema

Irreductibles e incorregibles, los navarros vuelven casi cuatro años después de su ‘Vine, Vi y Me Vendí’ con 17 nuevas canciones en apenas 28 minutos donde retoman su humor irredento, apuntando hacia cualquier cosa que se mueve. Hablar de su música es prácticamente inútil porque el soniquete sigue siendo su punk machacón cimentado en una batería que no deja de cabalgar ni un instante.


Es cierto que hay algún intento de melodía subida de tono, casi punteado, sobre la principal como en ‘Síndrome De Download’, y alguna mejora técnica (la producción es en esta ocasión perfecta), pero aquí lo que importa es las ganas de fiesta que transmite el álbum, más que nunca, y las ganas de reírse. Porque si algo sabe cualquiera que conozca a Lendakaris Muertos es que su fuerte es su directo feroz y estos temas parecen compuestos para eso, sin zarandajas ni añadidos. Desde las introducciones a las salidas, con multitud de coros en las canciones. Cantos y bailes.

En las temáticas, donde vuelven a provocar daño y carcajadas por igual es en su forma de enfocar la actualidad y la realidad política y social. En ‘A La Calle!’ la situación de crisis actual (“el señorito ere que ere, despedido de soltero y a la calle”), la revolución de pastel o los pasteles de la revolución en ‘Que Tiren La Bomba’, ‘Ni Sí, Ni No, Ni Todo Lo Contrario’ o ‘La Hoz y El Martini’ (“Abran paso somos la resistance, con la hoz y el Martini nadie nos podrá parar”).

En cuanto a política hay puyas tanto para la situación del País Vasco en ‘Simpatía Por El De Bildu’ (como reencarnación del mal) o al conflicto palestino-israelí en la que las mujeres palestinas deciden hacerse la ligadura de trompas (“Ahmed, Ahmed, mi chocho no es una fábrica de futuros mártires”). Pura acidez. La alta cocina en ‘Envidia Cocina’ o calificar de síndrome de Diógenes la descarga compulsiva son otras de las balas de la recámara (“Te da igual la Pantoja que los Napalm Death”).

Igualmente, reinciden en clichés ya recorridos como lo pernicioso de las drogas en ‘Satán’ o ‘Teletecho O Propofol’, los temas de apenas treinta segundos, como ‘Amor, Discos y Patadas’, ‘Pendientes de Perla’ o ‘¿Derrochas Agua?’ o su particular forma de contar el mundo musical en ‘Estamos En Esto Por Las Drogas’ o ‘Punk de Molde’.

Disco nuevo, donde lo nuevo son los chistes. La música, una excusa.

Tracklist:

  1. A La Calle!
  2. Estamos En Esto Por Las Drogas
  3. Simpatía Por El De Bildu
  4. Cómeme La Franja De Gaza
  5. Una De Rumanos
  6. Que Tiren La Bomba
  7. Síndrome De Download
  8. Pendientes De Perla
  9. Envidia Cocina
  10. Amor, Discos Y A Patadas
  11. Satán (Pasao De Rosca III)
  12. Punk De Molde
  13. Teletecho O Propofol
  14. Ni Sí, Ni No, Ni Todo Lo Contrario
  15. ¿Derrochas Agua?
  16. Mucha Presión
  17. La Hoz Y El Martini

 

Anuncios

Publicado el marzo 12, 2012 en Críticas Discos y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. no puedes parar de cantarlas 🙂

  2. ¡guau¡!!

  1. Pingback: Lo Más Leído de RockSesión « RockSesion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: