Fe De Ratas – El Irremediable Camino A La Violencia

61 Fe De Ratas El Irremediable Camino a la ViolenciaPese a los años de parón y las entradas y salidas que frenaron el ritmo de producción y, lo que es más importante, la creatividad del grupo asturiano, El Irremediable Camino A La Violencia es el décimo disco de Fe De Ratas. El octavo en estudio si exceptuamos los dos directos. Once nuevas canciones que llegan cuatro años después de su último trabajo con temas propios, Antiimperialista (2009), ya que Abeerraciones (2011) era un disco de versiones. Ha visto la luz después de un exitoso proceso de crowdfunding, mecenazgo, microfinanciación o como se le quiera llamar, lo que al menos genera un respaldo y confianza en lo que vas a grabar.

Así, en la nueva entrega de Fe De Ratas no encontramos casi nada nuevo bajo el sol. Sería buena señal si estuviéramos hablando de una continuidad de aquel excepcional momento de Tus Demonios y Yo, con Rafa Kas revolucionando y guitarreando el sonido Fe De Ratas, y el directo Al Borde Del Abismo, incluso En La Democracia De Mi Ombligo, aun siendo inferior, mantenía un nivel aceptable. Yendo por pasos, hay que dejar claro que el disco tiene un sonido y producción notable. Ha sido mezclado en los estudios Distrito Federal de Oviedo y masterizado en los Estudios Mastertone de Alemania.

El contenido son once canciones en las que Fe De Ratas y Maxi como letrista apunta a la situación actual de la crisis mundial, de los fascistas o las racistas, de la sociedad (de mierda) o de los políticos (de mierda). Sí. Todo eso se dice y sí, sabemos que tiene toda la razón del mundo, pero tanta concreción y explicitud en treinta minutos de metraje que dura el álbum, se hace monótono, previsible y hasta sacia por maniqueo. No es que haya que exigirle a Fe De Ratas un ejercicio de lirismo que trascienda el mensaje, pero por lo menos antes se decía lo mismo, con más arte.

El disco se abre con ‘Ignorante’, precisamente una poderosa canción que por su música acaba siendo de lo más destacado del disco. Una doble intro a violín y banjo da paso a un brillante “Yo soy chino, soy rumano, soy marroquí, soy latinoamericano, y tú solo conseguiste ser un racista ignorante. Soy gay, soy lesbiana, soy transexual, soy lo que me da la gana. Y tú solo conseguiste ser un fascista ignorante”. Brillante ejercicio rimado con velocidad que se suma a una especie de polka-folk en el que los ignorantes parecen dar las palmas y taconazos.

Entre otros aspectos destacados, la inclusión de vientos en la menos explícita (cómo ganan) ‘Tan Frágil’, que incluso se permite un pequeño solo de saxo. También el ritmo marcado de batería, la guitarra pesada y la voz distorsionada de Maxi en la homónima ‘El Irremediable Camino A La Violencia’, donde por cierto, se ejemplifica un vicio adquirido de Maxi, que tiene a cantar como Evaristo en los fraseos violentos. No es grave. ‘Quién Fue El Cabrón’ es posiblemente el mejor tema del disco por la melodía vocal en puente y estribillo, por el desarrollo de guitarras durante toda la canción con un Rafa Kas de nuevo influyente y porque da un toque evolutivo que se agradece.

‘Los Hijos y La Memoria’ y ‘La Ratuka y El Miedo’ andan a medio camino. La primera destaca por otro ritmo de guitarra diferente a todo el disco, y la segunda por una gran melodía vocal y un estribillo con coros que recuerda a épocas pasadas de Fe De Ratas. ‘Si Alguien Tiene Que Morir’, ‘Y Sigue Lloviendo’ y ‘Mafia’, entran dentro de esa denuncia explícita y machaca de música. De hecho la primera tiene una estructura tan irregular que la canción acaba por sorpresa con una estrofa que ni siquiera rima… Y la palma se la lleva ‘Cantarín’. Una canción de 1.17 que se desarrolla a todo trapo arrancando con “Obama me la mama” y da un repaso a la crisis, borregos, discoteca, toros, procesiones, Rajoy, Fraga, iglesia, guardia civil, La Roja (“nos roba las palabras”), gol de Torres y “yo soy un mongol”. Un desbarre incendiario que sintetiza lo que comentaba más arriba.

Para cerrar el álbum, ‘Otra Asquerosa Canción De Amor’. Un intento de joya desafinada (como sí lo es ‘Querida Clara’) en la que unos teclados orgánicos llevan todo el peso de la canción. Un oasis que refleja que es posible otros Fe De Ratas, más completos, pero que de momento, y quizá por aquello del crowdfunding, ha tirado a donde la mayoría de sus seguidores esperaban. Habrá que ver cómo siguen en directo en el Aúpa Lumbreiras.

 

Tracklist:

  1. Ignorante
  2. Y Sigue Lloviendo…
  3. La Ratuka y El Miedo
  4. Los H.I.J.O.S. y La Memoria
  5. Tan Frágil
  6. El Irremediable Camino a La Violencia
  7. Cantarín
  8. Quién Fue El Cabrón
  9. Si Alguien Tiene Que Morir
  10. Mafia
  11. Otra Asquerosa Canción De Amor

 

El disco entero, aquí:

 

 

 

Anuncios

Publicado el mayo 22, 2013 en Críticas Discos y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: