Radioplebe – Indomables

Radioplebe IndomablesDe la inagotable cantera del rock navarro, Radioplebe nacieron allá por el 2008 y poco más de un año después ya tenían en el zurrón Emitiendo, su primera demo. Con padrinos como Kolibrí Díaz en la producción y cameos de los omnipresentes Kutxi Romero (‘Virgencita de la papa’) y Evaristo Páramos (‘Tanto Bio Bio Tanto’), es en 2012 cuando sale a la calle su debut discográfico, Estrellados del Rock, un título que deja a las claras la actitud de la formación. Rocanrol sin concesiones sin importar que el triunfo no llegue. Esa filosofía sigue notándose en Indomables, su regreso a la escena tras unos ligeros retoques en la formación. Ocho cortes, uno de ellos instrumental, en los que el rock acelerado, con ritmos potentes y marcados y buena distorsión presiden todo el conjunto. Con sabor clásico, de romanticismo musical indómito y buenas hechuras, Radioplebe emite a piñón fijo en su frecuencia.

Grabado, mezclado y masterizado de nuevo por Kolibrí Díaz de Marea en los Estudios Sonido R-5 de Oricain entre enero y abril de este año, Radioplebe nos invitan a perder el control. Provenientes de bandas como Cuerno de chivo, Gualitxo, Buitraker o Peter Funk, la banda actualmente está formada por Jorge Pus a la voz y guitarra; Eneko Larrea en guitarra; Gaizka Berriohazard al bajo; e Iñaki Armiarmajauna en la batería.

Lo peor del disco, y es raro que empiece por lo negativo, es la ausencia de matices. Las siete canciones rebosan tanta energía que al final, tras las escuchas, lo que uno echa en falta es un par de cortes, algún medio tiempo, alguna concesión melódica para ver el verdadero alcance de su rocanrol. Y es que aunque no todos los temas están al mismo nivel, no hay lugar a dudas de que van sobrados de fuerza. ‘Indomables’ abre la lista de manera más ‘canónica’. Un rock adusto sin demasiados excesos pero lo suficientemente clarificador para que no nos queden dudas de su propuesta. Por ello fue elegido a la postre como single anticipo.

En ‘IV Reich’ encontramos ese regusto a clasicismo comentado. Tras un riff juguetón, la base rítmica del fraseo es deudora del punk británico y unas formas en la melodía vocal que bebe del punk oscuro de la década de los ochenta. Así llegamos a ‘Ley De La Traición’, mi corte favorito por su influjo Motörhead y esa muralla que levanta la guitarra rítmica. La canción evoluciona hasta llegar a un fraseo desnudo que es pura dinamita, el break se completa con otra estrofa creciente hacia una batería hardcoreta.

‘Cincomil Demonios’ arranca con un riff de guitarra muy rockero y un solo que introduce el fraseo. La canción es algo menos brillante que sus predecesoras, pero la bailona melodía principal y el gran solo de guitarra central, así como las guitarras dobladas de su parte final la diferencian del conjunto por su marcado tono más hedonista. Por su parte, ‘Palmaditas Para Todos’ nos ofrece un riff principal de corte metalero, más pesado y menos veloz, que explotan en su justa medida en contraste al rocanrol acelerado de los pasajes cantados. También de metaleo tira en algunos momentos ‘Miseria’, que al final destaca más por ser la interpretación vocal más limpia de Jorge y por tener el solo de guitarra más heavy del disco. Ya os lo dije: no hay concesiones a bajar la intensidad.

Y si hay algo parecido a ello es la introducción de ‘Eguzki Eta Ekaitza’ (Sol y Tormenta). Un tema instrumental de casi nueve minutos de duración… Una guitarra sureña da la bienvenida mientras la percusión nos evoca terrenos polvorientos. El desarrollo crece hasta desembocar en una melodía de surf que podrían firmar los mismísimos Los Coronas. Un break inesperado en el quinto minuto genera una atmósfera de calma tensa que derivará en la tempestad final, un desbarre de potencia y velocidad.

El cierre lo echa la canción más extensa del álbum (las seis primeras no bajan de los tres minutos, ni pasan de los cuatro). ‘La Balanza’ tiene un cañonazo de riff de rock aguerrido y, casi con toda seguridad, posee la mejor letra del álbum: “Justicia, qué han hecho contigo. Ya no vales nada, justicia… Maldita ciega, puta y sorda, con sangre vieja se escribe la ley”. La coda final repite la melodía con sonidos de campanas mortuorias que te recordarán sin duda a Metallica o AC/DC.

Pocas veces el título deja tan claro lo que contiene el interior. Si necesitas un chute de adrenalina rockera sin aderezos superfluos alguna ocasión, este disco está recetado para ello.

En Spotify.

Tracklist:

  1. Indomables
  2. IV Reich
  3. Ley De La Traición
  4. Cincomil Demonios
  5. Palmaditas Para Todos
  6. Miseria
  7. Eguzki Eta Ekaitza
  8. La Balanza

 

 

Anuncios

Publicado el mayo 25, 2015 en Críticas Discos y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. no dejéis vuestro trabajo…es muy bueno e interesante

  2. por Murcia “arrasaron”. recomiendo a todo oido rockero no te quedaras indiferente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: