Segismundo Toxicómano colgará los trastos el 26 de diciembre

Segismundo Toxicomano RockSesionLa banda de Placi, Gabi, Javi y Aritz ha culminado el objetivo. Nada de procrastinaciones. Tres Ep’s en un año con siete temas cada uno de los que se elegirán los doce que formarán su próximo disco. ¿Próximo o más bien último? En una entrevista concedida a RockSesión, Placi nos ofrece una de las exclusivas más tristes que te pueda dar un grupo, su adiós indefinido. La despedida será el 26 de diciembre en la sala Jimmy Jazz Gasteiz. Hablamos del presente, de la evolución de la banda y de otros asuntos. (FOTOS: Marina Ginés)

…En Este Infierno, Un Poco Más!!! y Ahora o Nunca… Ya tenemos en la calle la anunciada trilogía de EP’s de siete temas cada uno… ¿Qué tal las sensaciones, la experiencia?

Balance positivo. Ha sido toda una odisea ya que tienes que tener en cuenta que a la vez que íbamos componiendo, no hemos parado de tocar en directo, porque había que ir presentando y repartiendo los nuevos EP’s según iban saliendo. Ha sido un reto tanto para el grupo como para le gente que nos sigue, ya que no sabíamos si realmente nos iban a aguantar las fuerzas y la inspiración hasta el final. Quizá ha sido de lo que más orgullosos nos sentimos, de haber salido indemnes y no haber bajado el listón compositivo que marcamos con el primero, …En Este Infierno. Sí es cierto que este año 2015 hemos bajado el nivel de actuaciones para centrarnos más en el último EP. La gente opina que incluso ha ido subiendo el nivel. De haber seguido esta tónica quizá hubiésemos llegado a hacer uno bueno, jajaja.

-¿Los tres han seguido el mismo proceso de grabación? ¿O ha habido cambios durante el proceso?

Sí, eso lo hemos cuidado mucho, misma gente y estudios, guardando las memorias únicamente separados en el tiempo por seis o siete meses. Hay que tener en cuenta que al final aunque pertenezcan a distintos EP´s se iban a mezclar todos en un disco final. Como novedoso es el primer trabajo que hemos grabado nosotros mismos en el local. Esto nos ha permitido grabar más relajados y cuando nos apetecía, sin tener fechas, horarios ni carreteras que te castiguen. Luego enviábamos todas las pistas a Haritz de Higian Estudioak y allí se mezclaba. Necesitas alguien de confianza para poder trabajar a distancia. Ya hemos currado más veces con él y sabíamos que no habría fallo. El mastering también se ha cuidado, respetar la matriz para que no pierda de unos a otros. Incluso el tema de diseño estaba ya todo premeditado a tres tintas para que fueran girando el negro, el rojo y el blanco respetando el diseño original. (Teníamos ganas de una de estas). Lo que más se ha movido han sido los temas que han ido entrando en uno y otro, hay muchos del rojo que eran ya para el tercero pero molaban más que los que había, así que desechamos los descartes e hicimos nuevos para el tercero.

-¿Cuándo comenzará el proceso de votaciones para elegir los doce temas que compondrán el nuevo trabajo?

Esperaremos a que pase el verano para que se ruede el tercero y se ponga en igualdad de condiciones con el resto. Aún no está decidido, es un proyecto vivo y muchas cosas las hemos ido decidiendo sobre la marcha, para octubre o así empezaran las votaciones pero aún no hay fecha, ni hemos decidido la forma en que lo haremos. Una vez que pasen los bolos del verano nos sentaremos para hablarlo y decidir esto y la portada final, hay que dejarlo reposar de momento. El titulo esta desde el principio y se ha ido repitiendo en las letras de las cuartas canciones de los tres EP’s. Todo el mundo acertó de qué color sería el tercer EP pero nadie se había quedado con esto…….ahora es fácil….

-¿Y está previsto que dicho disco salga para cuándo?

Si todo va bien y sigue la hoja de ruta establecida el disco se estrenará y entregará en un concierto final que daremos el 26 de diciembre en la Jimmy Jazz Gasteiz. También barajamos la posibilidad de tener un detalle con todos los que voten y no puedan asistir, enviándoles el disco a su casa. Después de esto pararemos sin fecha de retorno establecida. Es algo que ya hablamos por enero, acabar lo que teníamos entre manos y dar descanso a esta historia en la que llevamos metidos 18 años del tirón salvo el descanso de un año antes de Una Bala. (Parón indefinido, sin fecha de retorno y nada de proyectos para-lelos, aclara con posterioridad)

-Como curiosidad, ¿tenéis algún tema favorito innegociable? (Yo, por ejemplo, no perdonaría que no estuviera entre los doce ‘Electroshock’).

Cada uno tenemos los nuestros y seguro que saldrían cuatro discos distintos. Pero tú tranquilo que seguro que entra! Es una de las que más gustan en directo, es un clásico, al menos en cuanto a la música ya que se cayó del primer disco de Segis en espera de la letra que merecía. No hay peligro de que quede flojo ya que las baladas brillan por su ausencia. Se respetará la decisión popular. Hay que cumplir la palabra, además la gente no suele tener mal olfato, el directo lo hacen ellos al final, otra cosa es cuando se trata de votar a políticos, que van y le dan la mayoría absoluta a la derecha y cuando ven la que han preparado nadie le ha votado ¿o tú conoces a alguien que lo reconozca? Aquí también guardamos un as en la manga y es sacar un disco doble. Uno con los 12 elegidos y otro con las 21 canciones, ya que los EP’s los iremos descatalogando poco a poco y se quedaran a nivel coleccionista.

-Estando agotado el formato disco (salvo para los románticos que aún nos gusta aquello de lo original), ¿es esta una forma de diferenciarse en un mercado saturado?

Es la forma de volver a los orígenes, a la autogestión. A nosotros nos sirve de motivación-reaccionaria. Desde que empezamos con nuestro propio sello O.D.N.I. Records Autogestión y vimos las caras de la gente al ver que les regalabas el último disco en agradecimiento por su asistencia a nuestros conciertos. No sabemos si es la mejor o la peor forma pero es la nuestra y nos ha enganchado.

-¿Internet y los programas informáticos de grabación y edición ha supuesto el fin del filtro que separaba ‘lo que vale’ y ‘lo que no’?

Ha facilitado las cosas para la gente que empieza y antaño no tendrían hueco en la industria discográfica, por no tener nombre y un mínimo de ventas aseguradas. Hay gente que se lo ha currado bien y otra que no tanto, no todo vale. Quién no ha tirado un disco por la ventanilla del coche cuando escucha una batería destartalada o un disco roto por una masterización casera. Todos tenemos un oído selectivo y no tragamos con la primera mierda que te encuentras. Tu mismo oído te exige un mínimo de calidad. Puedes permitirte el lujo de abaratar en costes y seguir tu camino con el “hazlo tu mismo” sin sacrificar calidad y en esas andamos de un tiempo a esta parte.

-Para bandas como vosotros, que ya estabais dando cera antes del ‘boom digital’, ¿cómo os ha afectado?

Ha supuesto un incentivo, un reto. Pasamos sin pensarlo de las discográficas y empezamos a hacer las cosas a nuestra manera. Son herramientas y las puedes usar. ¿Estás dispuesto a sacrificarte? ¿hasta dónde? Con los packs de estos tres EP’s nos pasó eso, los lanzamos en bandcamp, costó que entraran, pero al final todo se normaliza y la gente entiende que de esa forma está apoyando ese trabajo y el esfuerzo que supone. Se marca un mínimo precio de salida pero hay gente que incluso aporta más porque entienden que ese pequeño esfuerzo repercute directamente en la banda. Todo se vuelve más cómodo, especialmente si Segis no toca en tu pueblo o ciudad, pero tú quieres sus discos o empatizas con su ideología.

Segismundo Toxicomano RockSesion2

-Vamos con algunas más globales. ¿En qué momento crees que se encuentra Segismundo Toxicómano? En los últimos años el crecimiento ha sido espectacular en cuanto a respuesta de público.

Es un momento dulce. Hemos comido mierda como los que más, pero el esfuerzo ha merecido la pena. Sin darnos cuenta hemos pasado de ser la eterna promesa del punk a convertirnos en un jodido clásico. Hemos tenido la suerte de patearnos todas, todas las carreteras y festivales del Estado. Tan importante es la regularidad, la constancia y no querer vivir de las rentas como saber cuándo parar, y a Indurain le sobró el último tour.

-Y sin embargo, he hablado con gente de los medios, seguidores y otros músicos alguna vez de vosotros y todos coincidimos en lo mismo, si no fuera por el nombre de la banda, aún habríais llegado más lejos… (Hay quien me dijo que Segismundo Toxicómano suena a un yonki punk-autor) ¿Va por ahí el cambio progresivo en los logos y demás acortándolo a Los Segis (tipo Los Benito con Benito Kamelas)?

Jajaja. Como alguien dijo, te levantas una mañana gracioso y te acabas arrepintiendo el resto de tu vida, ¿o no? Ya hemos repetido muchas veces que viniendo de donde veníamos y el tipo de música que nos gusta tocar, queríamos un nombre feo y que no pasase inadvertido. Además con el mensaje subliminal de ‘mundo toxico’ en medio. Ahí están Soziedad Alkohólika, Cicatriz en la Matriz o La Polla Records. El nombre no hace al grupo es el grupo el que hace al nombre. Lo de Segis iba con el nuevo diseño escudo, gallos de pelea, calavera y, como siempre, la máscara. Al final todos usamos abreviaturas cariñosas tanto para los nombres personales como para los grupos que nos gustan. S.A., Cica, Los Pollos o Segis.

-¿Consideras que esa evolución de crítica y público hubiese sido la misma si no se hubiera producido ‘el crack’ de 2003 en el que Guillén es expulsado definitivamente de la banda después de que Iosu Parabellum le sustituyera un tiempo?

No te lo podemos decir. Y la verdad es que la historia a partir de ahí cambió para bien. Te subías a un escenario jodido, pero con las espaldas cubiertas porque sabias que nadie te iba a fallar, y nos dimos cuenta de que en nuestros conciertos comenzó a haber cada vez más gente. El núcleo se unió aun más al repartir responsabilidades. Ya no quedaba margen para escurrir el bulto. El ‘Escapa’ marcó un antes y un después por todo lo que se vivió durante su composición. Guillen, Josu, Guillen y al final Placi. Hay que tener en cuenta que cuando se tomó la decisión estaba el previo grabado a falta de las voces y decimos acabarlo, aunque no llegáramos a editarlo, solo para nosotros. Cuando lo escuchamos a todos nos gustó el resultado, a algunos incluso más. (¡Que me engañaron vilmente vamos!). El núcleo compositivo de la banda continuó como era desde el principio y eso la gente lo supo respetar. En ese punto había estado a punto de irse todo a la mierda. Lo único que teníamos claro es que queríamos seguir tocando los cuatro juntos. ¿Y por qué ibas a renegar de tus propias canciones? Pero al final te das cuenta de que mereció la pena continuar y dar la cara. Mirándolo desde la distancia del tiempo te das cuenta de que eran cosas que tenían que pasar para aprender y hacerte más fuerte.

-Sin embargo, aquello en su día fue tomado como una afronta por parte de los peligrosos ‘puristas’ del sonido, que empezaron a criticar vuestro paso al hardcore más allá del punk inicial. ¿Cómo viviste aquella época de cambios en los que te tuviste que poner al frente?

Más menos fue un “bueno, que ostias! pa´lante!”. Segis desde el principio hicimos un punk más acelerado con toques hardcoretas mezclado con los medios tiempos de toda la vida, quizá el cambio de voz potenciara más las melodías aceleradas. Cuando empezamos con Segis yo venía de dos grupos en los que me había tocado estar en medio, berreando. Para esta nueva historia prefería componer, hacer letras y coros pero mantenerme en un segundo plano de cara a la galería, apetecía. Después de las hostias internas que nos habíamos llevado, nos dimos cuenta de que así era como más a gusto estábamos. Lo habíamos estado evitando, pero la vida nos llevo hasta allí, así que el que hacia coros paso a cantar y los que no habían dicho ni mu, empezaron a hacer coros.

-Con la calidad y lo pegadizo de vuestro sonido y vuestro directo actual. ¿Habéis pensado en serio la posibilidad de buscar más allá del país?

Tenemos mentalidad de pueblo, vamos a lo nuestro, somos peña sencilla, currela y con familias a las que nos gusta cuidar. Salir fuera supondría largas estancias fuera de casa, es un sobresfuerzo demasiado caro que no estamos dispuestos a pagar. Nos gusta tocar, tener los pies en el suelo e irnos los lunes a currar con el buen regustillo que te deja el bolo del último fin de semana. Hemos salido varias veces a Inglaterra y Alemania a tocar en festis puntuales de fin de semana, compartiendo cartel con las bandas que más respetamos del punk, como experiencia, solo por probar cómo se las gasta la gente por ahí fuera, pero no con intención de sembrar y volver a recoger. Ya flipamos solo con el hecho de que llegues a un país extranjero por primera vez y que gente como Rancid, GBH o Cockney Rejects ya conocieran de antemano al grupo.

-La penúltima, ¿a quién ponemos de patriarca cuando se jubile Evaristo?

No hay recambio para la gente así, por mucho grupo tributo que se haga. Son auténticos y sin una fórmula para imitar. Están hechos de otra pasta. Si alguien los intenta plagiar solo conseguirá hacer el ridículo más espantoso. A Evaristo los hemos conocido arriba, abajo y arriba otra vez, sin perder la coherencia y siempre en el mismo lado, el suyo. Tenemos la fortuna de poder disfrutarlo ahora. No creemos ni queremos que se jubile nunca y si algún día lo hace su música, letras y actitud le sobrevivirán.

Un placer Placi. Te dejo que te despidas a tu gusto con el mensaje que quieras.

¡Pues nada tío!, ¡muchas gracias y aúpa Segis!

 

Anuncios

Publicado el agosto 12, 2015 en Actualidad y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 6 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: