Radiocrimen – 3er Grado

Radiocrimen-portadaPoderoso ritmo de producción el que se marca la formación punk bilbaína Radiocrimen, liderados por un Txarly Usher, francamente inquieto (trabajo en solitario, en Los Carniceros del Norte, Opus Tea, Casa Usher, Laseda…), con tres discos en poco más de tres años. 3er Grado sucede a Antecedentes y su debut Mátame, reforzando la esencia de su sonido, un punk de formas más hedonistas que viscerales, con guitarras y melodías rockeras, velocidad en las bases y una interpretación vocal que le da un carácter retro-after-punk que remata la magia y diferenciación de la propuesta del combo. Además, en esta ocasión vienen acompañados de una importante legión de colaboraciones que dan mayor riqueza vocal al conjunto del álbum, de trece cortes y dos bonus tracks. Divertido y de consumo rápido, aunque legal.

Su tercera entrega ha sido registrada una vez más en los Estudios Sonido XXI bajo los mandos del productor Javi San Martín, culpable en buena parte del sonido limpio de toda la grabación, especialmente en las guitarras de Luis Punk y Javi Puñales (por cierto ya fuera de la banda, para centrarse por completo en la nueva creación y gira posterior de Rat-Zinger). Placi de Segismundo Toxicómano (joder, ya se les echa de menos y no han pasado siquiera seis meses de su adiós, anunciado en RockSesión en exclusiva), Manolo UVI, Ixma de La Broma de Ssatán (de la que versionan un tema propio, ‘Ahógate en el WC’, Gartxot y Xabi de The Guilty Brigade y el propio Javi San Martín.

En lo que a trabajo gráfico se refiere, me congratula que Lucía de Andrés haya recuperado para la portada el Frankenstein que fue icono de su estreno. La música de Radiocrimen no se centra tanto en el terror-punk de serie B como Los Carniceros del Norte, pero le siente igualmente bien.

Como el tema ‘Noche de Alcohol’, el disco se abre con una apología, esta vez menos enfermiza, de las noches de juerga con ‘Alcohol Barato’. Buena carta de presentación que sirve de ejemplo arquetípico del sonido de la banda. ‘Desprogramación’ apunta a una crítica al sistema educativo con formas igual de resultonas. Por su parte, ‘Tiempos Salvajes’ tiene más al rocanrol de estribillo coral. En un corte similar, pero quizá algo más lineal, ‘Último Trago’ atempera las formas con otro estribillo rockero. En ‘El Solitario’, la rabia regresa a lomos de una batería cabalgadora en un tema ‘dedicado’ a Jaime Giménez Arbe, más conocido por el mote que da título y esa lapidaria frase de “como anarquista, expropio bancos” (¿Algo de ‘Dios salve a Ronnie Biggs’ de Rat-Zinger? Seguramente).

El siguiente tercio del álbum es el más inspirado del metraje. Rítmica y percutida, ‘Dagas’ remoza el himno del punk “dios salve a la reina” por “dios mate al rey, nosotros también”. ‘Mundo Basura’, por su parte, explota un estribillo sencillo, desde la entrada. Es la canción en la que se aprecia en mayor medida el toque retro en la forma de cantar de Usher, jugando con la tonalidad y afección en el fraseo. En ‘Saco De Huesos’ y ‘Cadenas Rotas’ encontramos dos de los mejores temas de la lista. El primero especialmente por un estribillo hilvanado con maestría, más largo y con un toque a himno callejero muy patente, combustible en su repetición final donde percusión y guitarras suenan a fin de fiesta. El segundo, además de por el mismo toque jaranero, por el concepto argumental: “los siervos hemos roto las cadenas ohhhh, y ahora os vamos a golpear con ellas”.

En ‘Mi Sangre’ vive el texto más romántico de la lista. Una declaración de amor a lo ‘tuna punk’. En ‘Ahógate en el WC’ tenemos la versión de los citados La Broma de Ssatán, con ese porte marginal y sanguinolento de muerte en el baño, “córtate las venas con un bisturí”. En ‘Aktion T4’ encontramos una de las más ácidas críticas al sistema, en este caso en su (des)atención a las personas dependientes o con discapacidad. Un asunto infrecuente que Radiocrimen recuerda a través del programa nazi. El final antes de los bonus llega con ‘Se Ve El Infierno Desde Aquí’, un tema más extenso y con hechuras de traca final de compendio y resumen “restos olvidados de lo que un día fui, no está hecho el mundo para mí”. Para los regalos extra queda la euskera ‘Segurtasuna’, virulenta y concentrada en minuto y medio y la más melódica ‘No Hay Salvación’.

Quizá en esta ocasión Radiocrimen no golpea con la misma violencia que en la anterior entrega, pero este tercer trabajo ayuda a cimentar un buen cancionero de buenas guitarras, de buena base y bien cantadas, que en el mundo del punk, no es tan frecuente.

 

En Spotify.

Tracklist:

  1. Alcohol Barato
  2. Desprogramación
  3. Tiempos Salvajes
  4. Último Trago
  5. El Solitario
  6. Dagas
  7. Mundo Basura
  8. Saco De Huesos
  9. Cadenas Rotas
  10. Mi Sangre
  11. Ahógate En El WC
  12. Aktion T4
  13. Se Ve El Infierno Desde Aquí
  14. Segurtasuna
  15. No Hay Salvación

 

 

 

Anuncios

Publicado el abril 6, 2016 en Críticas Discos y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Fulvio el turbio

    Aktion T4 es más específica que lo que comentas… se refiere al programa sistemático de exterminio que los nazis tenían para deshacerse de los enfermos mentales y discapacitados y que llevaba ese nombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: