Los Secretos. Almería. 19 de agosto

 

Parece increíble que con cientos y cientos de conciertos a la espalda haya grupos del pop-rock con los que todavía no haya tenido el gusto de coincidir en más de 20 años de dedicación casi exclusiva. Los Secretos es uno de tantos (poco a poco voy sacándome deudas y espinas personales) y, anoche, tuve la suerte poder verlos, aunque fuese en formato trío y sonoridad acústica. Un placer personal y que me lleva a compartiros la crónica que he realizado como agencia del área de Cultura municipal. Aquí os la dejo. Salud. Álvaro Urquijo en la voz y guitarra, Ramón Arroyo en la guitarra, Jesús Redondo en los teclados y en el ambiente la memoria colectiva alrededor de un grupo que está a punto de cumplir cuatro décadas al pie del cañón. Y, precisamente, fue esa memoria la que viajó en el tiempo con cada una de las canciones del imponente repertorio de Los Secretos. Una nueva cita destacada de la programación de verano del Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería y que casi cuelga, anoche, el cartel de ‘entradas agotadas’ en el acceso a la Plaza de la Constitución. (FOTO: José Antonio Holgado).

Si ya de por sí pocos grupos pueden presumir de llevar cerca de cuarenta años en la primera línea de la música, más allá de que los tiempos han cambiado las formas, que ya no se vendan las cifras de discos de antaño, la música en la televisión haya desaparecido si no es en formato de concurso y un largo etcétera. En el caso de Los Secretos su trayectoria adquiere otra dimensión y valor especial si tenemos en cuenta la pérdida trágica de su principal motor a finales del año 1999, Enrique Urquijo.

Es ahí donde Álvaro se hace gigante y, no solo mantiene vivo el legado de un grupo imprescindible del pop nacional, sino que sigue componiendo buenas canciones, como las que le llevaron a entrar en el grupo, como dijo anoche. Pero eso fue en la despedida. Antes, circularon canciones y canciones de todas las épocas, del lado más country o bluesero, como ‘No Digas Que No’, ‘Siempre Hay Un Precio’ o ‘Ya Me Olvidé De Ti’, a las que sucederían ‘Échame A Mí La Culpa o ‘La Calle Del Olvido’.

Pero no era momento de borrones en la memoria, porque Álvaro, bien escoltado por un muy certero Ramón Arroyo y un casi director de escena Jesús Redondo, se animó en la palabra y el discurso explicando detalles de la mayoría de las canciones. Como ‘Aunque Tú No Lo Sepas’, un tema compuesto por Quique González para Enrique Urquijo y a su vez inspirado en un poema de Luis García Montero, a continuación, ‘Hotel Del Amor’, en este caso al alimón con Manolo Tena o la maravillosa ‘Ojos De Gata’, versión propia que mantienen en común dos estrofas ‘regaladas’ por Sabina a Enrique en una de esas noches que nunca acaban y que el de Úbeda firmaría en ‘Y Nos Dieron Las Diez’.

Se llegó así al ecuador de un repertorio que tuvo espacio para la canción que da título al último disco de la banda, ‘Mi Paraíso’. Un momento para lamentar las reglas alteradas por culpa de la pandemia, si bien Urquijo agradeció hasta en dos ocasiones al alcalde y al Ayuntamiento su apuesta por la celebración de conciertos, dentro de la cultura segura.

También emocionó la presentación de ‘Pero A Tu Lado’, reconociendo que no “nos jodió que nos echaran de una discográfica en el 83 por no tener ‘hits’ en los discos, pero vosotros la habéis hecho vuestra para siempre y no hay mejor éxito que ese”. Las sustancias y la perdición llegarían con las tóxicas ‘Quiero Beber Hasta Perder El Control’ y ‘Buena Chica’, casi un preludio perfecto para el recuerdo más explícito a Enrique, con ‘Te He Echado De Menos’.

El concierto enfiló su recta final por ‘El Bulevar De Los Sueños Rotos’. Otra canción con historia Joaquín – Enrique ya que iba a ocurrir lo mismo que con la noche tras el concierto de los ojos de gata. Al final, en esta ocasión serían Los Secretos quienes perfilaran la música de un tema que a Joaquín no le gustó cómo le quedó, puesto que se le fue a los siete minutos y con un tempo demasiado lento. El resto es historia de la música popular. Como ‘Ojos De Perdida’ y ‘Déjame’ con la que hicieron el primer cierre de la noche.

Claro, que daban los bises y muchas canciones e historias por narrar. De entre todas, Los Secretos eligieron el clásico ‘Agárrate Fuerte A Mí, María’ y, volvemos al principio, el tema que compuso Álvaro Urquijo “y que hizo que mis hermanos me tomaran en serio y me dejaran entrar en la banda”, ‘Sobre Un Vidrio Mojado’. Un bonito colofón a una noche de historias compartidas, de canciones mágicas y de un merecido aplauso a toda una vida dedicada a la música.

 

 

Repertorio – setlist:

  • No Digas Que No
  • Siempre Hay Un Precio
  • Ya Me Olvidé De Ti
  • Échame A Mí La Culpa
  • La Calle Del Olvido
  • Otra Tarde
  • Aunque Tú No Lo Sepas
  • Hotel Del Amor
  • Ojos De Gata
  • Mi Paraíso
  • Pero A Tu Lado
  • Quiero Beber Hasta Perder El Control
  • Buena Chica
  • Te He Echado De Menos
  • El Bulevar De Los Sueños Rotos
  • Ojos De Perdida
  • Déjame
  • Agárrate Fuerte A Mí María
  • Sobre Un Vidrio Mojado

 

Publicado el agosto 20, 2020 en Crónicas Conciertos y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: