Sujeto K – Sujetrónika (2012)

En una semana de novedades que hemos cerrado con la electrónica rapera-mediterránea-latina de Zoo, que ha dado un impresionante salto de calidad en su último álbum Llepolies y coincidiendo que llevo un par de semanas hincándole el diente a la discografía de los alemanes Mono Inc., que también conjugan el metal (aunque en este caso gótico y sinfónico) con la música electrónica bailable, se me antojaba una asociación natural (al fin) traer a la crítica remember de viernes el que a la postre fue el último trabajo discográfico de estudio de los valencianos Sujeto K. La banda debutaría en 2008 con Resujetokados, un estreno en el que deslizarían ya su contundencia rítmica y su gusto por los tempos maquinales. Guitarrazos que iban y venían también en la intensa segunda entrega, suministrada, cual medicamento, bajo el título de Sujetokaína, lanzado en 2010. Quizá demasiado pronto, quizá sin todavía habituar al público a un registro, el grupo apostó fortísimo y valiente en su tercer disco, este Sujetrónika, pese al salto de repercusión del segundo disco. Una explosión de estilos que iban del metal al hardcore o el rap, del reggae hipervitaminado al rock al uso, letras combativas, incluso un medio tiempo con toques poéticos, hasta una incursión aflamencada y un punto hedonista reforzado con una carga considerable de música electrónica de los años 90, con ese techno inconfundible y muy melódico. Pocos discos más ambiciosos y ricos en matices fueron tan incomprendidos por los oyentes ‘de palo’ que, en una gran mayoría, dieron la espalda al grupo tan solo por la portada. Aquí siempre le tuvimos cariño. También por esa puesta en escena como fichas de parchís. Va nuestro recuerdo para Sujeto K.

Sujetrónika fue la evolución normal que supuso la entrada definitiva de Pau Quiles (Pa-Wet) al grupo, formado por Tol a la voz y bajo, Novo y Suayo a las guitarras y Kapo a la batería. El disco fue grabado y mezclado en estudios Caramelo en la localidad valenciana de Moncada, con Raúl Abellán y Arturo Torres (de la banda hip hopera Art2), que también se haría cargo de parte de la producción, con la colaboración en dicha tarea del propio Kapo.

La lista se abre con ese ‘Trance’ que vino a ser la falla definitiva y a que a mí me sigue pareciendo un auténtico cañonazo, como esas fusiones que después haría Skrillex o Pendulum, pero más lumínica y ácida. ‘Dame Más’ reforzaba el estribillo musical con una sonoridad similar, pero las guitarras y la base rítmica clásica seguían soportando todo el peso. Un tema tan lúbrico que hasta contaron con una pareja de actores de cine x para el vídeo. Como curiosidad, en directo a veces decían las rimas ‘de verdad’, en eso de “en verano y en otoño” y “cuando el invierno sea duro”.

Hija de la crisis provocada por el estallido de la burbuja inmobiliaria, ‘Mane Chao’ canta al dolor del desempleo continuado, con escarceos sincopados y percusión trip en el fraseo. El estribillo conciencia de quien lo ha pasado, “bienvenido al desespero, bienvenido al desasosiego”. Para hacer honor al título, se deslizan sampleados, tempos o guiños en la letra al bueno del artista gallego-francés-global, con aquello de “Washingtón” (con tilde). El trabajo de guitarras es notable, como también tiene su punto el rap-metal combativo de ‘Estúpidos’, con un estribillo que bien podría firmar cualquier referente purista del género.

Algo de metalcore y más electrónica en el estribillo en espiral de ‘Píntxamelo’. La cosa se afilaba más con ‘Vício’, con un fraseo de guitarras industrial, que nos puede conectar en seguida con Rammstein, hasta en los puentes de las estrofas. ‘Luna’ es la canción más acelerada del conjunto, con una batería hardcoreta que vuela a toda velocidad en contraposición a la presentación del texto, taimada con aires reggae. ‘Canción De Cuna (Barlovento)’ es ese ejercicio poético donde las guitarras ceden la distorsión para moverse en una elegancia y registro inesperado.

Para el tercio final, ‘Technología’ es el segundo gran tema electrónico del álbum, de nuevo con un punto en el que no es complicado imaginar a Lindemann cabeceando o a Fear Factory haciendo de las suyas. El punto robótico casi parece anticipar aquello de ‘Yoni, El Robot’ de Narco. De una grande a un experimento fallido. No por purista sino porque el resultado no es tan redondo como pretendían, ‘Droguemos Al Señor’ busca algún guiño aflamencado y rumbeado pero que no termina de estar conseguido.

Eso sí, ‘R.E.I.’ eleva otra vez el nivel con buenas guitarras y un estribillo combinado en las voces. Por cierto, las siglas significan República Española Independiente, retomando además frases políticas como el “puedo prometer y prometo”, para desembocar en el estruendo metalero y descabalgado de ‘En Pie’, donde no faltan cortes de verdad, como el consabido ‘España va bien’, cortes de informativos con la detención de Iñaki Urdangarín o la inauguración de aeropuertos sin aviones. Muy de la época todo.

Al final, la sensación que da la escucha hoy de este álbum es que la banda quiso ir más rápido de lo que suele ser habitual y al final ‘el cuerpo festivalero’ les dio un tanto la espalda por ser demasiado bacalas para los rockeros, demasiado rockeros para los raveros, demasiado punkis para los metaleros y viceversa. Un terreno de nadie que les perjudicó y que ‘nos robó’ a un grupo que era, cuanto menos, valiente y con numerosas ideas por delante.

Aquí siempre tendrán un bonito recuerdo, porque las dos veces que los vi en directo también me convencieron, rompiendo oídos de madera por un lado y atronando con guitarras a los “zombis boquituertos y masca-chapas”. Contra la ansiedad, música. Nunca te abandonará a tu suerte. Salud.

Lista de canciones – tracklist:

  1. Trance
  2. Dame Más
  3. Mane Chao
  4. Estúpidos
  5. Píntxamelo
  6. Vicio
  7. Luna
  8. Canción de Cuna (Barlovento)
  9. Technología
  10. Droguemos Al Señor
  11. R.E.I.
  12. En Pie

Publicado el abril 9, 2021 en Críticas Remember y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: