Bonnie Tyler. Recinto de Conciertos de Almería. 27 de agosto

Llegamos a meta. La labor de cronista municipal llegaba ayer a puerto después de una verano intenso de principio a fin (realmente, desde que La Pegatina abrió la contienda de Cooltural Go! a finales de mes de mayo) donde he vuelto a cubrir una treintena de conciertos. Una veintena de Cooltural, Festival de Flamenco e, intensificados, ocho de nueve noches con motivo de lo que se ha venido a denominar ‘no-feria’ en la ciudad. Tras Kutxi, doble Cooltural con Dorian y Viva Suecia, espectáculo infantil, Camela, Happy Moy Fest y el tributo sinfónico a The Beatles, ayer era el momento (ahora, como diría Robe, que es la siguiente doble parada en Granada y Madrid) de cerrar por todo lo alto: con la artista galesa Bonnie Tyler. Una de esas leyendas que uno escucha desde niño (creo que ‘Holding Out for a Hero’ es una de esas canciones que me flipaban tanto que ahí fui descubriendo que la música para mí iba a ser algo más que un pasatiempo) y que jamás se imagina ver a apenas dos metros de distancia. A sus setenta recién cumplidos Bonnie Tyler no va sobrada como hace treinta años, pero su inconfundible voz sigue teniendo un poder hipnótico que no importa que quizá se pasaran demasiado con los teclados rítmicos, demasiado envolventes. Fue un concierto grande, épico. A partir de este momento, os dejo con la crónica realizada como redactor del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería, a través de Pisadas En La Luna. Salud. (FOTOS: José Antonio Holgado).

Que los tiempos estaban cambiando era algo de lo que Dylan ya avisaba desde hace más de 50 años. En el mundo de la música y con los nombres estelares dejó de ser ‘suficiente’ presentarse a solas con banda, luces y sonido, ante el público. Comenzó a ‘hacerse necesario’ impresionar con grandes efectos, montajes escénicos, sorpresas, aderezos varios para hacer que el producto sea más llamativo. Purpurina para lograr el efectismo deseado. Pero, a veces, esa magia, esa espectacularidad viene de algo tan natural como una voz inconfundible. Y eso es lo que atesora Bonnie Tyler que, anoche, con una banda de lo más engrasada, arrasó el Recinto de Conciertos del Ferial en la última cita especial de agosto programada por el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería. Un concierto eléctrico comandado por la reina de la voz rasgada.

Antes de que Bonnie Tyler eclipsara cualquier astro más rápido que la velocidad de la noche en busca de un héroe, el pianista y cantautor Álvaro Hernández fue el encargado de amenizar la espera con un concierto potenciado por una banda completada con Danilo a la guitarra, Pau al bajo y Víctor a la batería. Temas como ‘La Última Canción’, ‘Por Volver a Verte’ o ‘Sin Motivo’ dieron muestra del potencial de un joven que aprovechó la oportunidad para agradar al público que iba ocupando sus asientos, cumpliendo los parámetros de la #culturasegura. Antes de la aparición de Bonnie Tyler, el concejal del Área de Cultura y Educación, Diego Cruz, dio la bienvenida a la artista y animo a disfrutar de un concierto que sería de lo más intenso de principio a fin.

La ascendencia country de ‘Flat On The Floor’ la encargada de abrir la contienda de una noche que combinó, por un lado, canciones de sus tres últimos discos, con los grandísimos éxitos que todos esperaban escuchar. Con Matt Prior a la guitarra, Ed Poole al bajo, John Young a los teclados y Alex Toff a la batería, la exitosa primera toma de contacto tendría continuidad con el medio tiempo creciente de ‘Hold On’, con esos arreglos ligeramente gospelianos en los coros.

No tardó demasiado en salir lo que en la Lotería de Navidad llamaríamos ‘uno de los grandes premios’. Tras invitar a “realizar un viaje a los setenta’,It’s a Heartache’ fue cantada por tramos por un público almeriense y, también, bastantes turistas. La vitaminada revisión del ‘Have You Ever Seen The Rain?’ de John Fogerty y la Creedence Clearwater Revival. Tras ella, Tyler se felicitó por volver a pisar los escenarios “gracias a la ciencia y al descubrimiento de la vacuna del Covid”.

Era el momento entonces de dar salida a varios temas de su último disco hasta la fecha, ‘The Best Is Yet To Come’, como ‘When The Lights Go Down’ o el mensaje feminista de ‘Stronger That a Man’, entre las que ubicaría la también joven ‘Let’s Go Crazy Tonight’, muy bien entrelazadas. Precisamente el tema que da título al último álbum de estudio cerraría el bloque para encarar la primera escalada final del concierto.

Total Eclipse Of The Heart’ enamoró una vez más al público con su emocionante fraseo, puente y estribillo, perfectos en sí mismos. Imposible no derretirse, como también lo era no evadirse ‘Between The Earth and The Stars’, que llevó a la interpretación más salvaje de la noche, la de ‘Faster Than The Speed of Night’, con sus hechuras sinfónicas y casi wagnerianas, obra del compositor y guitarrista Jim Steinman, fundamental para el desarrollo de su sonido, fallecido hace apenas cuatro meses. La coda acelerada sobre unos impresionantes teclados cabalgó como si una progresión de heavy metal se tratase. Con esta furia, llegó la primera despedida al ritmo de ‘Simply The Best’, una canción que grabó primero Bonnie Tyler, pero que popularizaría Tina Turner.

En el tramo de los bises doble querencia bluesera con ‘Turtle Blues’ y ‘Slow Walk’. Muy enérgica la primera, con espacio hasta para el solo con la guitarra detrás dela cabeza de Prior y más estiloso y canónico el segundo. Entonces sí, las campanas tocaron a rebato y el arreón final vendría con ‘Holding Out For a Hero’, una de esas canciones que marcan una década y a toda una generación. Como despedida, la declaración de intenciones y personalísima ‘Older’, con todas las lámparas de los móviles encendidas, en la que se pudo ver el brillo lacrimoso en los ojos a una gigante Bonnie Tyler, ovacionada con justicia.

Un canto de amor a la música con triunfo y bajada a los infiernos incluida, pero superando todo hacia la madurez, “because you light up the dark. Just by being who you are. I haven’t changed, I still feel the same. ‘Cause a love like this doesn’t get colder. It just gets older. We just got older”. (Porque tú iluminas la oscuridad solo por ser quien eres. No he cambiado, todavía siento lo mismo. Porque un amor como este no se enfría, simplemente envejece. Acabamos de hacernos mayores”).

Repertorio – setlist:

  • Flat On The Floor
  • Hold On
  • It’s a Heartache
  • Have You Ever Seen The Rain?
  • When The Lights Go Down
  • Let’s Go Crazy Tonight
  • Stronger That a Man
  • The Best Is Yet To Come
  • Total Eclipse Of The Heart
  • Between The Earth and The Stars
  • Faster Than The Speed of Night
  • Simply The Best
  • Turtle Blues
  • Slow Walk
  • Holding Out for a Hero
  • Older

Publicado el agosto 28, 2021 en Crónicas Conciertos y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: