La Pegatina – Revulsiu

La Pegatina RevolsiuA nuevo disco cada dos años, la formación catalana se ha convertido en el mejor exponente de la música festival y bullanguera hecha en nuestro país. Es cierto que un sector del público rockero con el que coinciden en numerosos festivales tiende a minusvalorarlo, pero ya se sabe que cuanto mayor es el triunfo, mayor es la proporción de haters. (Que le pregunten a Extremoduro, si no…). Revulsiu es el quinto trabajo en estudio de La Pegatina, viene de nuevo con Marc Parrot a los mandos de la producción, pero esta vez a lo grande. De difundir gratuitamente su música en su web, a Kasba Music y ahora… Warner. Una escalada que va en consonancia con una proyección internacional consolidada y aún imparable. ¿Pero qué demonios tiene La Pegatina?

Pues sobre todo dos cosas: mucho trabajo detrás y ganas de juerga casi de forma perenne. De hecho, doce de los trece temas que componen su nueva entrega están hechos para ser bailados en sus ritmos musicales variados, para ser vitoreados en estribillos de acceso inmediato, todo ello con trompetas, acordeones, percusiones, jaleos y muchas colaboraciones. Hasta siete y todas ellas aportando más bullicio si cabe. Entre ellos Pul-Pul de Ska-P y Capitán Cobarde (parece raro a priori, pero ojito como clava la fiesta el sevillano).

La lista se abre con ‘Heridas De Guerra’, una canción que esconde una letra amarga y alcohólica en su interior y que también destaca por la pulsión eléctrica de la que echan mano por primera vez. Buena piedra de toque si el futuro pasa por endurecer algo más la fiesta. ‘Ni Chicha Ni Limoná’ es deudora absoluta del merengue tropical de Juan Luis Guerra, hasta en la forma de algunos giros vocales en el fraseo. La canción contiene un pasaje de los bosnios Dubioza Kolektiv, que abren la puerta de los cameos. Casi consiguen que el lenguaje eslavo suene a brasileño… ‘Nada Que Decir’ es el corte en el que aparece el viejo Albertucho y hasta que no aparece, no podemos creernos que sea verdad pero, como decía, el Capitán se viene arriba y ofrece una faceta dinámica casi desconocida hasta la fecha. Además, tiene la suerte de participar en, posiblemente, la mejor letra del conjunto, referencia a ‘La Llorona’ incluida.

Otra de las colaboraciones populares viene en ‘Una Mirada’, con la inconfundible voz aguda del cantante de los vallecanos Ska-P. Es la que contiene a la postre el riff trompetero y síncopas ska más puras. Clave además en la mayoría de los estribillos, el juego onomatopéyico en la repetición de las palabras, en esta ocasión “os vayáis”. En las anteriores “ah ah” o “oh ma, ma, ma”.

‘La Sombra’ es una pseudo-conga que ofrece otro de esos textos que tienen un sabor agridulce, que parecen meterse más adentro cuando vienen revestidos de papeles de colores. Ese contraste la salva de una línea musical más monótona. Por su parte, y antes de llegar al ecuador del álbum, ‘No Som D’Aquí’ es pura fiesta gracias a su fraseo limpio, a un estribillo que huele a azufre y una buena melodía musical tras él. El citado centro viene con el tema que da título al álbum, que arranca con protagonismo de percusión y coros, con cierto aire chamán y, de nuevo, un buen aporte de distorsión en la guitarra eléctrica. Además, refleja ese carácter internacionalista de la banda, al contar con la colaboración de los mongoles Hanggai y los japoneses Turttle Island.

‘Apagafuegos’ destaca sobre todo por el aporte de la rapera canaria Ms Maiko, que le da un punto diferente al sonido del grupo. (¿Quizá falta una mujer en los coros de manera constante o las florituras de Rubén Sierra son suficientes?). En la constante búsqueda de hacer bastardo su sonido y recoger multiinfluencias planetarias, ‘La Marée Monte’ recoge elementos del cabareteo circense con el toque del acordeón y el porte de chanson française de Romain Renard. ‘Celestina’ destaca por la camaradería del estribillo etílico y la colaboración de otro MC pujante, Rayden (el popular personaje es interpretado en la canción por una botella, queda claro).

En el último cuarto del álbum ‘Malafeta’ abruma por la velocidad y la eléctrica, aunque quizá acabe siendo de las más discretas… o quizá es que el ritmo constante ya nos tiene los oídos algo cansados. Porque con ‘Bananeres’ ocurre algo similar. Esta contiene la última aportación de invitados, en esta ocasión, los también catalanes Oques Grasses. El cerrojo lo echa ‘Y Se Fue’, a la postre la canción más diferente de la familia. Un tema de querencia reposada que, demonios, se agradece.

Media Europa, Canadá, Japón, China, parte de Latinoamérica. El triunfo de La Pegatina es indiscutible. Es cierto que se echa en falta algo más de dinámica y no tener siempre ni conciertos ni discos siempre por el techo (La Raíz sabe mucho de esto) pero la fórmula les sigue mereciendo. Quedará comprobar si podrán mantenerlo en el tiempo y a dónde nos llevan esos escarceos eléctricos en las seis cuerdas.

 

En Spotify.

Tracklist:

  1. Heridas De Guerra
  2. Ni Chicha Ni Limoná (con Dubioza Kolektiv)
  3. Nada Que Decir (con Capitán Cobarde)
  4. Una Mirada (con Ska-P)
  5. La Sombra
  6. No Som D’Aquí
  7. El Revulsiu (con Hanggai & Turttle Island)
  8. Apagafuegos (con Ms Maiko)
  9. La Marée Monte
  10. Celestina (con Rayden)
  11. Malifeta
  12. Bananeres (con Oques Grasses)
  13. Y Se Fue

 

 

 

Anuncios

Publicado el mayo 27, 2015 en Críticas Discos y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Bastante de acuerdo con la crítica. A mi me ha parecido un buen disco, las colaboraciones buenas (sobretodo me ha encantado la de Dubioza, la mejor canción del disco). Como bien dices son alegres y rapidamente accesibles, a la segunda vez (a veces a la 1a xD) que escuchas una canción de ellos ya se te queda letra y melodía.

    Por cierto, que no se ha dicho: la presentación del disco en youtube, excelente. Una especie de videoclip divertido por cada canción del disco, con la letra y con los acordes en el vídeo para quien quiera tocar cada canción Ojalá todos los grupos hicieran eso, bravo.

    Yo no creo que el público rockero los desprecie, simplemente es que no pegan en un festival de Rock. Como no pegarían mucho un grupo de thrash en un festival con la Pegatina, Bongo Botrako, La Raiz y la Gossa por ejemplo.

  2. Me gustaría saber cómo interpretáis vosotros la canción “Y se fue”. No me queda claro si el pescado vuelve o no, ni si la persona espera que vuelva o quiere que se vaya definitivamente. Es para un proyecto…
    Gracias!

  1. Pingback: Guía Previa Viña Rock 2017. Domingo, 30 de abril | RockSesion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: