Soziedad Alkohólika – Sistema Antisocial

Desde la entrada del nuevo milenio viene tomándose con calma la banda vitoriana eso de la publicación de nuevo material. Seis años distancian este Sistema Antisocial (de título tan previsible como definitorio) del anterior larga duración (El EP Caucho Ardiendo no tuvo demasiado recorrido, ni siquiera se cantó en directo). Si Mala Sangre (2008) limpió el hardcore punk desarrollado desde los inicios y Cadenas de Odio (2011) reforzó y de qué manera las tintas de su thrash metal cada vez más técnico, en esta nueva entrega la banda parece haber vuelto a aligerar un tanto las formas para conseguir un equilibrio entre ese golpeo punk tan añorado y sus guitarras densas, de desarrollos intrincados y complejos, fruto de una mayor evolución a la hora de darle músculo a las canciones. (Ya me lo decía Uoho, “si con los años no aprendes nada, es que ya venías ‘tocado’ de fábrica”). Como novedades destacas, el primero con Alfred Berengena a las baquetas y la colaboración infernal de Mark Barney de Napalm Death).

Víctimas desde hace tiempo, pese a tener sentencias favorables, de un estigma que no ha podido con ellos, nombrar a Soziedad Alkohólika viene a ser casi como nombrar al maligno. Una imagen que siempre ha venido a reforzar la dureza de su sonido, su puesta en escena de habitual complejidad lumínica para los fotógrafos, su actitud directa y sin demasiadas licencias a la chanza. Con todo, no hay banda de metal contundente más grande que ellos, ni que meta 60.000 personas viéndolos. Y todo lo han conseguido sin dar concesiones a levantar el pie, ni hacer ‘más de lo que funciona’. Es decir, jamás han intentado repetir la fórmula del éxito.

Sistema Antisocial se desarrolla siguiendo esa premisa. No hay urgencia, no hay concesiones a ‘intentar agradar’. En todo momento se percibe que la banda hace lo que le viene en gana y las canciones de este álbum siguen en esa senda. Y esta vez les ha salido, como apuntaba al inicio, algo compendioso.

‘Causas Podridas’ entra con virulencia con fraseo entrecortado al tempo, con un riff apretado y una brillante dualidad argumental entre el integrismo islámico y el poder multinacional. Dos caras de la misma moneda. ‘Fugitivos’ descabalga veloz recordando a ese sonido algo abandonado en las dos últimas entregas. Siguiendo el recorrido, el tercer corte es ‘No Olvidamos, 3 de Marzo’ (recordemos que el disco, casualmente, también salió ese día), recordando la masacre de Vitoria de 1976. Una ‘deuda histórica’ de la banda que más de una vez había desechado la idea al no quedar satisfechos con el resultado. Así, tras Betagarri, Hachazo, Zarama o Lluis Llach, S.A. también suma una nueva canción en la que intercalan grabaciones originales de las patrullas responsables de la carga de la Iglesia de San Francisco de Asís.  Musicalmente es la canción más heterogénea de la lista, en ocasiones con una melodía de guitarras épica y emotiva.

Considero que ‘Alienado’ es uno de los mejores cortes del disco. Además de una gran interpretación de Juan, el tema refleja la capacidad del grupo para generar grandes atmósferas opresivas, ambientales, como ya demostraran en ‘Niebla de Guerra’. También por temática, siempre preferí las canciones más introspectivas que las explícitas y esta va a medio camino. Por su parte, ‘Cuentas Pendientes’ es uno de los temas más cercanos a Cadenas de Odio, si bien hay un puente instrumental mucho más limpio que equilibra la balanza. Un tema algo más innovador que al final se agradece en las sucesivas escuchas y que concluye con un “odiopsicofónico que puede alterar tus latidos si te pilla desprevenido con los auriculares.

Resurgir’ sorprende con un riff limpio y repetido, muy rockero. Después vendrá el doble bombo y la base rítmica tan marca de la casa. El estribillo es muy melódico y abierto, con cierto aura coral, recordándome ligeramente a incursiones similares de gente como Boikot. La intro de sitar de ‘Más Ruinas’ tiene su punto, si bien el punto oriental quedará reducido a un riff ligeramente serpenteante.  En ‘Policías En Acción’ encontramos la colaboración de Mark de Napalm Death, cantando en castellano con una virulencia y rugosidad que Juan casi parece un cantante heavy. Exagero un poco, pero para que os hagáis una idea. Es un tema bandarra y apunkado, directo como lo explícito de la letra, haciendo referencia al programa televisivo.

También explícito, pero vaso en mano, llega ‘Alkohol’, una sencilla loa divertida y trotona dedicada a la bebida. Casi sorprende tanta algarabía, concluida con el ‘gora gu eta gutarrak’ propio de los brindis en euskera. Desde el ‘Escapada‘ de Polvo En Los Ojos no recordaba tanta distensión. Aunque la canción no será un himno, la intención la hace simpática (como el ‘Amistad’ de Warcry, por ejemplo). Más thrasher despliega sus alas ‘Farmacocracia’, con mucho más acertada música que letra, un caso similar a ‘Siervo de Derechas’.

Llegando al final aparece la canción que da título al disco. ‘Sistema Antisocial’, que destaca especialmente por el solo de Jimmy, cada vez más en peligro de extinción. Para cerrar, ‘Desconocido Habitual’ es un tema de dos partes. La primera es de una velocidad explosiva, incluso con los platillos al tempo, en el que el texto aborda en segunda persona el problema de los refugiados. La segunda parte, en la entrada del tercer minuto, podría considerarse un outro instrumental que concluye con el sonido del mar ahogando el sonido.

S.A. sigue pues su firme camino, sin nunca desviarse demasiado de sus cánones, ofreciendo un resultado que va variando en función de los porcentajes que echen de cada ingrediente sonoro en la mezcla. Habrá que ver qué canciones del disco y cómo aguantan en los repertorios pero, por el momento, el lanzamiento les ha valido para entrar en algunos festivales que le habían sacado en los últimos años.

 

En Spotify.

Lista de canciones – tracklist:

  1. Causas Podridas
  2. Fugitivos
  3. No Olvidamos, 3 de Marzo
  4. Alienado
  5. Cuentas Pendientes
  6. Resurgir
  7. Más Ruinas
  8. Policías en Acción (con Mark Barney de Napalm Death)
  9. Alkohol
  10. Farmacocracia
  11. Siervo de Derechas
  12. Sistema Antisocial
  13. Desconocido Habitual

 

Anuncios

Publicado el abril 5, 2017 en Críticas Discos y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Tremenda reseña, como de costumbre. Una vez más, mi admiración hacia su prosa genio.

  2. Puedes añadir a tu lista sobre el 3 de marzo del 76:

    “Tres de marzo” de Silikonay

    “76martxoak3” de El Trono de Judas

  1. Pingback: Guía Previa Viña Rock 2017. Domingo, 30 de abril | RockSesion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: