Archivo del sitio

Javier Álvarez – Tiempodespacio (2003)

 

En una semana que viene marcada por críticas de discos de corte individual (véase: Depedro, Coque Malla, Loquillo) y teniendo decididos los dos estrenos de #Mis10de para este fin de semana (que serán Miguel Ríos y Tina Turner), la crítica remember del viernes tenía que ser también para un artista que hubiese hecho camino con su nombre personal. Hete aquí que el primero que me vino a la cabeza fue mi tocayo, Javier Álvarez. Sí, puede que esté más alejado del corte rock, pero ya sabéis que en esta casa nos pegamos licencias al gusto, siempre y cuando haya una base de calidad detrás… y este es el caso y a raudales. En cuanto a la elección del disco, había muchas opciones, claro está, y creo que casi cualquiera que conozca a Javier Álvarez hubiese optado por alguno de sus tres primeros álbumes. Especialmente el debut de 1995, donde se encontraban ‘La Edad del Porvenir’, ‘Un, Dos, Tres, Cuatro’ o ‘Piel de Pantera’, o incluso el segundo, con ‘Sunset Boulevard’ o ‘Ella Diciendo Sí’. Amando esos discos, reconozco que a mí me ponen mucho más ‘los raros’ que publicó después, con aquel Grandes Éxitos (de versiones) que hizo de punto de inflexión. Las canciones dejaron de ser ‘convencionales’ para un artista que no lo era. La radiofórmula lo dejó de considerar interesante, pero para los que lo seguimos nos hicimos de su clan con este Tiempodespacio y con el exceso de Plan Be (doble, de 25 temas, algunos al límite). Un grande, con todas las letras, este JÁ.

Lee el resto de esta entrada

Javier Álvarez. Museo de Arte ‘Doña Pakyta’. 6 de abril

160407 Cultura-Javier AlvarezLas casualidad de la música son, a veces, mágicas. El pasado 24 de marzo, en plena Semana Santa, llevé a la sección tuitera de #Mis10de (en la que hago mi decálogo personal de artistas y grupos de aquí y de fuera) a Javier Álvarez. Fue la edición número 301 y más de un seguidor se sorprendía por ‘recuperar’ del olvido al cantautor madrileño, que saltó a la fama con sus dos primeros discos con apenas 25 años y cuyo impacto mediático se fue reduciendo de manera tan caprichosa como antinatural parecía aquello. “Hace veinte años mis canciones sonaban en las radios, en los conciertos no nos escuchábamos entre la banda por el griterío de la gente… Todo aquello me cogió con 25 años y no supe digerirlo. Es ahora cuando soy feliz, haciendo la música en lugares como este”. Así se presentaba anoche en el ‘concierto doméstico’ de una de las actividades previas de la segunda edición del Almería Creative Commons Film Festival, que se celebrará del 20 al 24 de abril, actividad que pretende poner en valor este tipo de licencias creativas más flexibles que el copyright. El escenario tan infrecuente como mágico, el Museo de Arte ‘Doña Pakyta’. Una casona vasca de principios de siglo XX donada para fomentar la cultura. La cuadratura del círculo.

Lee el resto de esta entrada