Medina Azahara – Las Puertas Del Cielo

159 Medina Azahara LAs Puertas Del Cielo“Solo esperamos que sólo haya sido casualidad, que esto no sea el principio de nada”. Así terminaba mi crítica de ‘La Memoria Perdida’, el disco anterior a este nuevo lanzamiento de Medina Azahara. Ahora que tengo en mis manos su sucesor, respiro aliviado. Los cordobeses vuelven al tajo con un tesón encomiable después de que Manuel Martínez y Paco Ventura lleven más de 35 años en la escena. Hay muchos grupos con esa edad en nuestro país, pero ninguno con la capacidad de publicación de ellos. Es lo primero que hay que reconocerles, aunque unas veces estén más atinados que otras. No es que me desagradara ‘La Memoria…’, pero sí que las colaboraciones, el cambio de formación, de sello y sobre todo el contenido, de tempo lento… Hacían temer una cierta continuidad a la baja. Por suerte ‘Las Puertas del Cielo’ consigue varias cosas que nos hacen recordar que esta es una de las bandas más grandes que ha dado nuestro rock.

Lo primero que destaca de ‘Las Puertas del Cielo’ es su sonido. Es intachable, casi perfecto. No hay estridencias agudas, los agudos no suenan chillones, las percusiones no se comen las melodías, la voz de Manuel está tratada con una elegancia destacable, así como el gran trabajo de coros que se ha realizado en todo el disco. En todo ello tiene mucho que ver el hijo del propio Manuel, Mart, vocalista de Estirpe, que ha aportado su contrastada solvencia demostrada en el imponente ‘Neurasia’. El álbum fue grabado en MartEstudios y Estudios Panamá Records de Córdoba entre el 1 de agosto y el 22 de septiembre por Manuel Martínez (voz), Francisco Ventura (guitarra y coros), Manuel Ibáñez (teclados y coros), Juanjo Cobacho (bajo y coros), Nacho Santiago (batería). Además han contado para la ocasión con Domi Gómez (guitarras acústicas), Manuel Angel Mart (coros), FaiÇal Kourrich (violín), Jaouad Bengarehe (percusiones) y Kawtar Mouj (voz narrativa en “Juegos a media luz”).

Otra de las cosas que llaman poderosamente la atención es la ausencia, en esta ocasión, de grandes sobresaltos en el global de las catorce canciones. Hay temas más veloces, medios tiempos, baladas pero por lo general, la línea de sonido es muy similar. Es difícil encontrar fisuras (salvo dos descartes personales), pero tampoco, a priori, temas de enorme relumbrón, que sepas que vayan a aguantar en el repertorio más allá de esta gira. Entre los peros, el principal viene de las letras, no ya por su forma sino por su enfoque. De nuevo niños víctimas de las guerras, de nuevo una canción sobre gracias por estar ahí, de nuevo cantos pizpiretos de revolución o de pasados felices, “en aquel tiempo fui feliz, son momentos que viví”. Es cierto que con más de 200 canciones en el zurrón es complicado, pero debería centrarse el esfuerzo en ello, porque es que la música les sale sola.

Por lo general el disco rezuma un toque arabesco generalizado, esta vez sí una verdadera vuelta a los orígenes. Un mezcla entre el ‘Árabe’ y el ‘Tánger’. La intro ‘Latidos’, ‘Juegos A Media Luz’, ‘Eres Estrella Errante’, la más acusada, con una melodía vocal imposible en el fraseo, como también lo es la de ‘Somos Ángeles’ en el estribillo (otra de mis favoritas, por cierto), incluso ‘Un Grito De Amor’ con su riff oscuro y sus reminiscencias a la melodía de ‘La Tierra Perdida’ en el estribillo.

‘Aprendimos A Vivir’ tiene un estribillo que es un auténtico cañón y, a la postre, viene por ser otro de los mejores temas del álbum, a caballo entre la línea filosófica de actitud vital y la protesta, más explícita en ‘Grita’ (totalmente desechable por mi parte, la melodía cantarina de teclados me parece demasiado desubicada para el porte de la banda. En la misma línea, tampoco me hago con ‘Hoy Quiero Vivir’, con ese estribillo tan previsible que citaba más arriba) o la más circunscrita a nuestros días ‘¿Por Qué Nos Mienten?’ con una gran entrada y un buen desarrollo de fraseo. Desahucios e injusticias guían el texto. El estribillo tiene un aire hard muy acusado.

Los toques más duros vienen de ‘Niños De Cristal’, musicalmente intachable, ‘Déjame Soñar’, con la mejor línea de bajo de todo el disco, y ‘Gracias A Vosotros’, el tema que cierra de forma clásica la lista. Entre las baladas, ‘Morir Junto A Ti’, ‘Ángel de Amor’ y ‘La Voz del Poeta’, me quedo sin duda con la última, por esa entrada semi acústica que recuerda a pasajes como ‘Otoño’ y otras grandes leyendas.

Una piedra más en el camino de una banda legendaria que sin duda vale mucho la pena. No en vano, es el disco más completo desde ‘Aixa’, de 2003. Casi nada, esta banda es eterna.

PD: Remember de ‘Sin Tiempo‘.

 

En Spotify.

Tracklist:

  1. Latidos
  2. Juegos A Media Luz
  3. Aprendimos A Vivir
  4. Niños De Cristal
  5. Somos Ángeles
  6. Hoy Quiero Vivir
  7. Morir Junto A Ti
  8. Déjame Soñar
  9. Eres Estrella Errante
  10. Un Grito De Amor
  11. Ángel De Amor
  12. La Voz Del Poeta
  13. Grita
  14. Por Qué Nos Mienten
  15. Gracias A Vosotros

 

 

Anuncios

Publicado el noviembre 17, 2014 en Críticas Discos y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: