Raimundo Amador. Festival Alamar. 26 de julio

Raimundo Amador Rocksesion4Pese a que ha pululado cerca en numerosas ocasiones, resulta que después de haber visto centenares de conciertos en los últimos quince años, nunca había ‘cuadrado’ agenda con este genio, este rey, del flamenco-blues. (Curiosamente también me he dado cuenta de que no le hecho crítica remember -aunque el ‘Noche de Flamenco y Blues’ ha estado cerca en más de una ocasión- ni le he dedicado #Mis10de pese a llevar cerca de 300). Por fin este domingo y gracias a la programación del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería a través de Alamar, un festival veraniego dedicado a músicas del mundo, por fin se alineaban los astros. Con su halo de genio despistado y travieso que le ha acompañado desde los inicios, Raimundo Amador sentó cátedra y mandó callar (metafóricamente) a todos aquellos pequeños artistas españoles que intentan abanderar el blues. Una cátedra en toda regla. Así quedó patente con una Plaza Vieja que congregó a más de 2.000 personas para disfrutar del flamenco, blues y rock de Amador y el resto de su banda.

Raimundo Amador Rocksesion1

El concierto comenzó con poco más de media hora de retraso debido a que “tocamos ayer (en Zahara de los Atunes, provincia de Cádiz) y hemos tenido problemas en la carretera”, se disculpó Raimundo Amador tras realizar la prueba de sonido ante una Plaza ya expectante. La espera se vio compensada enseguida con los primeros acordes de ‘Pa’ Mojar’, tema que abría la citada grabación en directo en Las Ventas ‘Noche de Flamenco y Blues’ de 1998 y que hizo lo propio en la velada almeriense. Una banda llena de virtuosismo, desde el propio Raimundo, hasta el inconfundible bajista Pepe Bao (O’Funk’Illo, Medina Azahara, Obús, Estirpe y un larguísimo etcétera), el baterista David Bao, el guitarrista Ricardo Marín y la percusión de Raimundo Amador Jr. todos ellos al servicio de la maestría fusionada entre el flamenco, el blues y el rock.

Raimundo Amador Rocksesion3

Tras ‘Candela’, al tercer tema, Raimundo se permitió la licencia de versionar a Lenny Kravitz y su ‘Always On The Run’, no sería la única de la noche. Hubo un amplio espacio para los desarrollos instrumentales para las varias ‘jam’ de improvisación en las que se divirtieron los músicos, equilibradas siempre entre los temas más demandados por el público, como ‘Hoy No Estoy Pa’ Nadie’ o ‘Ay Qué Gustito Pa’ Mis Orejas’, con texto de Pablo Carbonell.

Después de otra extensa pieza instrumental, donde los dedos de Raimundo Amador dieron clases magistrales de blues, sonaron otros dos reconocimientos logrados a Jimi Hendrix con ‘Little Wing’ y a Prince con una calorífica revisión de ‘Purple Rain’, intercalando entre ellas la vacilona ‘El Blues De Los Niños’, con esas irreverentes preguntas infantiles. Antes de la primera despedida hubo espacio para el flamenco más puro. Raimundo Amador presentó por sorpresa a Farruca, madre de Farruquito, que tiró de experiencia bailando al compás de la guitarra.

 

Para los bises y ante un público más que satisfecho, el guitarrista reservó la legendaria ‘Pata Palo’, que popularizara Kiko Veneno, y ‘Bolleré’, que quitó las pocas penas que aún pudieran quedar entre los congregados que disfrutaron durante casi dos horas de un gran espectáculo.

Una pequeña deuda saldada. Suma y sigue. Toma y obliga.

Raimundo Amador Rocksesion2

Anuncios

Publicado el julio 27, 2015 en Crónicas Conciertos y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: