Caskärrabias – A Tu Salud

Caskarrabias A Tu SaludEs jodido llevar veinte años dejándote la piel en cada canción, en cada nota y en cada noche que te subes al escenario y que todavía haya gente del mundillo (no hablo más allá de los aficionados a nuestro rock, porque entonces ya sería más dramático) que se encoja de hombros al escuchar tu nombre. Y me pego un tiro en el pie, incluso yo mismo, porque Caskärrabias siempre han sido para mí alguien a quien tener mucho respeto, pero en los que no he profundizado demasiado con el paso de los años, de los discos, de los compromisos y la premura de atender a las novedades. Tiene mucho que ver con la limitación geográfica que parece ser una losa para tantos grupos. Y si eso pasa con la escena madrileña, véase estos Caskärrabias liderados por Kake Lago, o con Stafas de Michel Molinera, imaginad lo que puede ser para otras bandas con menos empaque o de otros territorios. A Tu Salud es de esos lanzamientos que (sin quererlo) suenan a puñetazo en la mesa. Un CD+DVD en directo y acústico que recoge la grandeza de una banda de artesanos del rocanrol. No te arrepentirás.

Conocí a la banda allá por el 98, gracias al tema ‘Extrex’, que se incluía en un inolvidable recopilatorio doble llamado ‘Resistencia’ y con el que conocí a un buen puñado de bandas en las que profundizar y a las que seguir (El Último Ke Zierre, Distorsión, Daniel y La Quartet, Matando Gratix, Tako o Los Notas). Vamos a Liarla y Una Noche Cualquiera fueron dos discos con mucho tirón, hasta el punto de girar aquellos tiempos (96-98) con gente como Ska-P o Platero y Tú. Siempre apegados a su barrio vallecano, Caskärrabias ha ido atemperado el impulso eléctrico y veloz de aquellos discos, marcados por las cicatrices que dan las decepciones, las cláusulas absurdas que provocaron retrasos y momentos difíciles para la banda, vivencias personales de quien tiene el corazón como sentido del tacto. Psicotropía y Bastante están en esa evolución que culminaría directamente con la entrada de Maite Irigoyen al violín (tras la colaboración previa de David, de Mala Reputación) y con el último trabajo en estudio, Aldente.

Solo he tenido la oportunidad de ver a Caskärrabias una vez, en el Aúpa Lumbreiras de 2012, en el escenario pequeño, claro está. Este directo reconcilia y calma las ganas de más. Dedicado a su mánager fallecido, Agustín Terrón Sánchez, es una celebración en sí misma. Grabado con público en los estudios ReviRock de Madrid el pasado 20 de marzo, la puesta en escena es cálida, naturista y encantadora. Mesas y sillas de metal como en las terrazas de los bares urbanos de vieja usanza, dos pequeñas palmeras a cada lado del escenario, una iluminación sobria para que lo que luzca sean las acústicas, el violín, las percusiones y la impecable voz de Kake, cuyo cuerpo grandullón engaña. Tiene empaque y gravedad pero también modula con maestría hacia terrenos frágiles que confieren un sentimiento aún mayor a textos que están de manera sobrada por encima de la media.

Canciones que versan sobre instantes duros. Sin dramas, sin arrepentimiento, sin victimismos. Es el momento jodido congelado, el desengaño, la pérdida o el desencanto de una vida que va rápida y sin demasiados miramientos por quienes necesitan parar para respirar. Sin embargo, son las formas musicales, tan cuidadas, las que otorgan un atisbo de luz para que la esperanza se mantenga pese a todo. Pura actitud en la aptitud.

La entrada del directo es enérgica, con la sardónica ‘Sr. Caskärrabias’ y la preciosista ‘El Viejo y El Mar’, en velada referencia a la novela de Hemingway. Dos canciones cadenciosas que sirven para pulir sonido y nervios en una banda formada por Kake Lago a la voz y guitarra, Roberto ‘Chobe’ y Juan Carlos Patón a las guitarras, JuanP Lago al bajo, Juan José Concha a la batería y Maite Irigoyen al violín. Además, echarán una mano en varios temas viejos amigos o componentes del grupo como Felipe Gambín en batería y percusión, Alicia de la Llave en los coros o Robertez en la armónica, coros y ‘performance’, realizando una emotiva presentación del grupo al final del concierto.

‘La Marquesina’ y ‘La Petra’ son dos ejemplos claros de ese urbanismo sin pastiche que transmiten. Luna de metacrilato y estrella de fugaz sensualidad con tintes cabareteros, respectivamente. Así, la banda consigue continuar con los aldabonazos de sentimientos creciendo en temas como ‘Trago a Trago’, con frases soberbias como “Y en la noche negra, una sombra me hiela las venas. Me va siguiendo despacio, vigilándome trago a trago”, o ese ‘Tocando Fondo’ que encierra fuerza abotargada a base de desengaños. También ‘¿Cómo Vas?’ presenta un protagonista consciente de sus males, que no quiere salir, tan solo lo quiere cantar. El bloque cierra con una hermosa ‘Madrugada’, con Kake a solas.

La segunda parte del directo se abre como la primera, con una animada y más distendida canción, en este caso ‘Abogado’. Tanto como ‘Me Da Igual’, que lleva la carga simbólica de estar dedicada a Agustín, y es que “ser bala perdida no es ser criminal”. Liberados claramente de un leve acogotamiento, la formación se acaba liberando con la versión castellanizada del ‘Layla’ de Eric Clapton, de la que salen indemnes, comenzando así una escalada y traca final, tampoco sin desperdicio, con la sensible y apreciada ‘La Huida’, bien enlaza con ‘Aldente’, tan sólida.

Claramente deudor del mundo Asfalto, Burning y Sabina, Kake también demuestra su querencia capitalina con ‘Madrid’, tan llena de tópicos como todas, pero tan vibrante como certera. ‘Siete’ pone las sonrisas con esa concatenación de elementos que tiene dicho número, mientras que ‘Espiral De Miel y Pimienta’ pone un cierre equilibrado, con una viveza contagiosa que hace que acabemos el concierto con una enorme sonrisa.

Uno de esos directos a los que volver con frecuencia.

 

En Spotify.

Tracklist:

  1. Señor Caskärrabias
  2. El Viejo y El Mar
  3. La Marquesina
  4. La Petra
  5. Trago a Trago
  6. Tocando Fondo
  7. ¿Cómo Vas?
  8. Madrugada
  9. Abogado
  10. Me Da Igual
  11. Layla
  12. La Huida
  13. Adelante
  14. Madrid
  15. Siete
  16. Espiral de Miel y Pimienta

 

 

Este es el único vídeo lanzado como videoclip, por el momento:

 

 

Anuncios

Publicado el octubre 1, 2015 en Críticas Discos y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: