Tenpel – Todo Gira y Vuelve

Tenpel Todo Gira y Vuelve“En esta caja encontrarás fallos, voces desafinadas, ruidos, aullidos, golpes fuera de tiempo, solos malsonantes, encontrarás defectos tan reales como lo que somos. Sin filtros. En esta caja encontrarás a Tenpel. Disfruta”. Así reza la ‘advertencia’ que encontramos en la contraportada de Todo Gira y Vuelve, el primer DVD en directo grabado por la formación madrileña, en lo que fue la última parada de la gira de Ciclos, en la sala Arena el 11 de enero del pasado curso, en una noche en la que estuvieron acompañados por Aphonnic (otra de las bandas que tengo marcadas en seguimiento desde su ‘Héroes’) y Catorce. Producido por Roberto Peromingo de LittleClip, recoge algo menos de hora y cuarto de directo que evidencia una banda con mucho potencial, con bastantes territorios comunes (Hamlet, Estirpe…, Deftones o Faith No More) pero con una forma de hacer las cosas que contagia e impregna visión y escucha.

Formados a finales del 99, Tenpel es una banda que ha coqueteado con toda la gama del rock-metal más rudo en su debut Areté Despierta, con ciertos influjos heavys en La Sangre de Pegaso (el disco con el que los conocí) y que terminó concretando su épica instrospectiva en Ciclos, álbum grabado casi en su totalidad en directo en el estudio, con apenas ciertos retoques en guitarras y voces y con dos referentes del género como Carlos Santos (Sadman Studios) y Mika Jussila (Finnvox Studios). Entre ellos, salpicados, un buen número de EP’s que habla de la constante inquietud de la banda por tocar, probar, grabar, disfrutando de lo que hacen, que es lo que queda plasmado a la postre en este DVD alejado de producciones o medios grandilocuentes, pero lo bastante atinado como para recoger la viveza de un concierto en sala normal y corriente. Y este es precisamente uno delos grandes valores de esta grabación, que en ningún momento parece ‘un día D’. Todo es tan normal y sencillo que parece un concierto más. Te convierte en un espectador más que ha comprado su entrada para ver una parada más en el camino.

Juan A. Soler ‘Kantz’ como vocalista; Juan Cano a la batería, Raúl Fernández y Jacobo Caballero a las guitarras; Oscar Vila ‘Mosz’ en teclados y voces; y Alejandro Sánchez al bajo componen el sexteto que, desde la entrada salen con las pilas desbordantes de una energía pegadiza. Aunque todo esto se quedaría en nada si no estuviera sustentada por las solidez de las canciones. Y es ahí donde Tenpel se hace fuerte en este directo. La contundencia sonora despliega pasajes que van de lo más mazacote (sobre todo cuando ‘Kantz’ tira de grito) a ciertos toques progresivos, arabescos o intimistas que se deslizan a cuenta gotas, pero con la suficiente evidencia para que los efectos de sorpresa se consigan.

La primera parte del recital es un ciclón desde el inicio. ‘Kharma’ y ‘Meiyo’, tan cercanas, con esa repetición en el estribillo del “todo gira y vuelve” que representa la carga filosófico y conceptual (pero sin agobiar) de los textos del grupo, la segunda de ellas con una intensidad creciente elogiable. En medio se intercala ‘Seréis Vosotros’, donde destaca ese ligero toque hinduista del fraseo en los teclados y los gritos certeros de ‘Kantz’. Tal y como reflejan los componentes del grupo en la entrevista de 20 minutos que incluye el DVD, ‘Redimelancolía’ es una de esas canciones que es difícil que abandonen el repertorio algún día, aunque se nota que su composición corresponde a los primeros tiempos, por ese recurso de fraseo limpio y guitarras dobladas. Por su parte, ‘Monótona Languidez’ aporta una mayor dosis de tranquilidad y melodía, si bien pocas canciones de Tenpel se escapan de una coda final potente. Por su parte, ‘La Verdadera Historia’ se diferencia por el gran peso de los teclados en el tema. Permite abrir el concierto a otros ritmos como los de ‘Pasajeros’, con ese final que permite al público sumarse a los coros o ‘Contigo Sí’, una de las más románticas.

El segundo tramo del repertorio comienza con ‘Salvaje’, tema compacto y aprehensible desde el primer momento y continúa ‘Espigadores’, una de las joyas de la banda. Reconocimiento al esfuerzo diario con inicio acústico pero con el sentimiento a flor de piel con el avance del minutaje. La segunda parte se hace más dinámica con más espacio para otros terrenos menos duros. ‘Y Pide Perdón’ se mueve en la línea de ‘Salvaje’, mientras que ‘Lobo Doméstico’ coquetea con el hard rock más adusto. Antes del último apretón final  ‘Sin Condiciones’ pone de nuevo una dosis de sentimiento y ‘Vita-Cora’ ofrece su lado melódico y coral. Otra de las más aplaudidas por parte de un público bastante entregado a la causa durante toda la noche.

Para cerrar, ‘El Último Hombre’, tan reafirmante y poderosa: “no existen rejas para gritar libertad” y, cómo no, ‘Pegaso’, que encierra la épica que destilaba su segundo disco, con pomposidad preciosista y de interpretación vibrante, que pone el colofón a un DVD que pone en valor a una banda que tiene suficientes ingredientes de calidad y diferenciales para dar algún paso más en la escalera de nuestro rocanrol.

 

Tracklist:

  1. Kharma
  2. Seréis Vosotros
  3. Meiyo
  4. Redimelancolía
  5. Monótona Languidez
  6. La Verdadera Historia
  7. Pasajeros
  8. Contigo Sí
  9. Salvaje
  10. Espigadores
  11. Y Pide Perdón
  12. Lobo Doméstico
  13. Sin Condiciones
  14. Vita-Cora
  15. El Último Hombre
  16. Pegaso

 

 

Anuncios

Publicado el octubre 5, 2015 en Críticas Discos y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: