Barón Rojo – Invulnerable/Herencia Letal (1983)

Tenía bastante claro que las primeras críticas remember del año debían ser los tres vinilos (sí, digo vinilos) que os presentará esta semana y las dos siguientes. Os cuento. En el viaje-combo realizado hace unos años a Estocolmo, Helsinki, Riga (cómo echo de menos el Kristall Kummel, de efectos casi alucinógenos), Moscú y San Petersburgo conocí a una pareja de madrileños. Compartimos bastantes noches de cervezas, alcoholes y hasta algún concierto de heavy/hard rock en un garito finés, entre otras. El caso es que hace unas semanas Raúl Muñoz (pintor de arte contemporáneo, fue un placer ver algunos museos en San Petersburgo en su compañía) me escribía para regalarme tres vinilos que habían aparecido en el proceso de una mudanza. Para ser fieles a realidad, me escribió para decirme los títulos y preguntarme que qué me parecían. Fue después cuando me sorprendió al decirme que “me apetece que los tenga alguien que les guste y los valore”. Recibido el obsequio, qué menos que sean ellos los protagonistas de la sección. El primero de ellos es este ‘single obsequio’ que acompañaba al Metalmorfosis, tercer larga duración de Barón Rojo. Allá vamos.

El vuelo del Barón arrancó estratosférico. Su carta de presentación Larga Vida al Rock and Roll con esa portada de videojuego y el posterior Volumen Brutal son dos hitos indiscutibles del rock duro y heavy metal del país. Con apenas una año de diferencia de uno y otro y tras haber arrasado por las islas británicas (hecho engordado o minusvalorado según quien cuente la película), el ritmo no bajó en el tiempo y pronto llegaría su tercera entrega. Un Metalmorfosis de nueve cortes (‘Casi Me Mato’, ‘Rockero Indomable’, ‘Tierra de Vándalos’, ‘¿Qué Puedo Hacer?’, ‘Siempre Estás Allí’, ‘Hiroshima’, ‘El Malo’, ‘Diosa Razón’ y ‘Se Escapa El Tiempo’) y 44 minutos. Limitaciones de duración que hacían que sobraran dos temas. La opción fue, en lugar de reservarlas para el siguiente álbum, meterlas en la cinta y editar un sencillo de 45 revoluciones con un tema por cara, que venía de regalo con la oferta de lanzamiento: ‘Invulnerable’ y ‘Herencia Letal’.

La primera está acreditada a Armando de Castro (la única con una sola firma) y en ella encontramos un excitante corte de tempo intermedio. Donde la batería de Hermes y las guitarras de los hermanos nos reciben con un riff chispeante que se irá manteniendo como base durante el fraseo. Lo más destacado es el desarrollo con toques progresivos del puente y un estribillo donde el rocanrol y la persistencia aparecen una vez más como guía del camino: “somos duros de pelar”, expresión que después le valdría a Rebeca un éxito comercial y hasta grabar un anuncio de reparación de coches.

La cara B la protagoniza ‘Herencia Letal’, acreditado a José Luis Campuzano (Sherpa), Carolina Cortés (autora de varias de las mejores letras del grupo) y Armando de Castro. Un tema que, reconozco, había casi sepultado en la memoria y que me tiene enganchado otra vez desde que recibí el disco. La canción conjuga una base de casi speed metal que, sin embargo, se sostiene por la línea melódica de la voz de Sherpa hasta que llegamos a un estribillo estiloso y centelleante, pegadizo y glamuroso. Una equilibrio de contrastes que lo hacen tan delicioso como bien envejecido (lo que es la vida).

En resumen, un detallazo.

Continuará…

 

 

Anuncios

Publicado el enero 19, 2018 en Críticas Remember. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: