Kutxi Romero y Terral. Recinto de conciertos de Almería. 19 de agosto

Cuanto más se le conoce en distancias cortas, más ley se le tiene. Kutxi Romero es sobre el escenario igual que cuando se baja de él. Una constante sucesión de frases que se mueven entre la broma, el cariño, el cuidado a los suyos y una ausencia de ego más allá del necesario para alguien que tiene que rendir ante quien ha comprado una entrada para verle, porque es su nombre el que figura en los carteles. Aunque ya tuvimos un fugaz encuentro en un The Juergas Rock, fue con la última gira de Marea cuando pude entrevistarle por primera vez. Hace unos meses tuvimos una segunda cita para Escenario Literario, donde compartimos charla con público, con Rafa J. Vegas, bajista de Rosendo, y anoche tocó verle de nuevo con esa kilométrica gira que le ha llevado ya por 56 conciertos celebrados desde octubre del pasado año hasta hoy. Antes del concierto, pasamos toda la tarde hablando de lo humano, porque de divinidades nadie sabe. Tendréis la charla (si todo va bien) el lunes. Ahora toca contar la crónica de una velada que abrieron los malagueños Terral y en el que Kutxi Romero, con Pete y Juanito, volvió a ejercer de patriarca poeta del rock. Confidencias y buenas canciones. Bromas y su familia en el escenario. Literalmente, además, con un par de temas cantados por su hijo Aarón, que apunta a figura. A partir de este momento, os dejo con la crónica realizada como redactor del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería. Salud. (FOTOS: Crash Music)

El Recinto de Conciertos del Ferial abrió anoche la primera de las nueve jornadas consecutivas de propuestas para esta segunda quincena de agosto con la más rockera de sus citas. El artista navarro Kutxi Romero, conocido sobre todo por ser la voz y firma de Marea, hizo escala en Almería dentro de su kilométrica gira acústica que viene desarrollando desde octubre del pasado. “Es mi concierto número 56”, diría desde un escenario en el que se mueve con la misma presteza y entrega con la que comparte con sus amigos y su familia detrás de él. Acompañado por las guitarras de Pete y su primo Juanito, Romero convence porque es tan grácil, certero y plástico con los textos como llano, directo y hasta un poco bruto con las bromas y la respuesta rápida. Quien lo conoce lo sabe y así se le quiere en el mundillo musical que le disfruta, como ocurrió anoche en la cita organizada por el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería y Crash Music.

Una velada que contó, además, con la aportación extra de los malagueños Terral, que también se presentaron en acústico, a guitarra y piano y, ante todo, la voz de Sergi que pasa por ser un derroche de matices y potencia, con las virtudes de la juventud todavía intactas. Realizaron una actuación en la que prescindieron de cualquier versión que se lo hiciera fácil al público. Seis temas propios, especialmente con protagonismo para su último Ciclón, que la pandemia, como tantas otras cosas, dejó herida su gira de presentación.

En ‘Espinas de Metal’ se esbozaron algunos de los mejores versos de su actuación: “siguen discutiendo sobre quién tiene más muertos y cuáles valen más”. Con un sonido de guitarra más lumínico en el estribillo, ‘Ilusiones’ lubrica su texto para una canción rotunda y redonda, mientras que ‘Alergias al Sol’ juega con tempos reggae. ‘Restos De Metralla’ y ‘Molinos De Cartón’ dieron paso a la despedida con ‘Ciclón’, con un toque épico y un buen solo de guitarra que terminaron de demostrar la capacidad total del dúo, que se ganó volver en formato eléctrico con banda completa.

Con apenas descanso entre una actuación y otra, Kutxi Romero aparecería en escena con sus compinches de escenario y a tres guitarras arrancaron una actuación que se abrió con tres de las canciones de No Soy De Nadie, el que viene siendo el último disco en solitario del de Berriozar. ‘Vengo Del Mercado’, donde repasa muchas de sus referencias artísticas y vitales, como precisamente Rosendo, de quien toma su apellido para el juego del título. De El Drogas a Robe, de La Paquera a Camarón –que lució en su camiseta-, Lorca y Miguel Hernández, con retazos de pasado albañil.

“Para el dolor, dejé abierta la espita y ni siquiera así lo adormecí. No todo ha sido en vano: los gusanos chuparán estalactitas que traje por ti”, reza en ‘Mierda En Las Tripas’, más críptica, frente a la primera persona latente de ‘Nicotina y Alquitrán’, más cercana a hechuras de Marea en su tempo. La canción sobre el Alzheimer de Tahúres Zurdos y Aurora Beltrán,Silencio’, fue el primer trago prestado. Habría más. Antes pasaría por la lúcida narrativa de ‘Como Quien Pide Tabaco’, una de las más celebradas siempre o ‘La Sangre Llega Hasta El Cielo’, melancólica y doliente pese a que en directo no lleve los arreglos de saxo.

Entonces llegó uno de esos momentos mágicos, en los que no es que Kutxi olvide que está ante el público sino que, sencillamente, los coge a todos de la mano y se los lleva a su mundo, al que canta y escribe. Para las dos primeras canciones de Marea de la noche saldría a su derecha Aarón Romero, su hijo, que apunta maneras con un cuerpo de voz bastante hecho y el mismo desparpajo que su padre, cantando ‘Los Mismos Clavos’ y ‘Petenera’, tema dedicado a June, pareja de Alén, baterista de Marea, fallecida en un accidente de tráfico por culpa de un coche en dirección contraria. Imposible no emocionarse, por más años que pasen. “Siempre va por ella”.

Antes de un pequeño interludio a mitad del concierto, Kutxi y los suyos volverían al No Soy De Nadie con ‘Malnacido’, de nuevo con apuntes de autodestrucción regados en alcohol y flamenco, con el legendario Agujetas y, más desenfadadas por sus máscaras simbólicas, ‘Corazón Equino’, con caballo para Pete, y ‘El Año del Conejo’, con orejas para Juanito. La cuota de sonrisas y bromas nunca acaba.

La segunda parte del concierto fue una escala ascendente entre más reconocimientos a su equipo (Pachi, Adolfo, Pablo, Fernando….) con una suerte improvisada con ‘Por El Lado Más Bestia De La Vida’, la canción que Albert Pla versionó a su vez el de Lou Reed. Fue el tono distendido tras cantarle a Lorca con ‘Ciudad De Los Gitanos’ y glosar al ‘Pan Duro’, ambas de Marea.

Para el tramo final, dos nuevas versiones, ‘Por Salir Corriendo’, de Barricada, con el que brindaron por la inmortalidad de Boni, guitarrista fallecido el pasado año y al que pronto más de 25 bandas cantarán en un doble disco de homenaje, y ‘Qué Desilusión’, de Leño, para lo que contó con la voz y guitarra de Sergi Méndez, de Terral. Emocionante versión preparada en bambalinas apenas una hora antes. El cierre llegaría con ‘No Me Beses En La Boca’. La variación de los versos en las estrofas del estribillo, para ofrecer tres caras del mismo concepto es una de esas genialidades corrientes a las que Kutxi acostumbra. Normalizar la grandeza, sin egos, como uno más.

Repertorio – setlist:

  • Vengo Del Mercado
  • Mierda En Las Tripas
  • Nicotina y Alquitrán
  • Silencio
  • Como Quien Pide Tabaco
  • La Sangre Llega Hasta El Cielo
  • Los Mismos Clavos
  • Petenera
  • Malnacido
  • Corazón Equino
  • El Año Del Conejo
  • Ciudad De Los Gitanos
  • Pan Duro
  • Por El Lado Más Bestia De La Vida
  • Por Salir Corriendo
  • Qué Desilusión
  • No Me Beses En La Boca

Publicado el agosto 20, 2021 en Crónicas Conciertos y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: