Archivo del sitio

Mala Reputación – El Arte de la Guerra

Hace ya unos años que los asturianos Mala Reputación optaron por la senda de no ser un grupo más o, más bien, no repetir la fórmula que les hizo hacerse un sitio en el punk rock patrio. Cuatro discos repletos de rabia e inmediatez en cinco años (2001-2006) los llevaron a un estatus de aceptación que no les ha acomodado, sino que les ha hecho más valientes, tal y como demostraron en el pasado Viña Rock, primera piedra de toque de este nuevo trabajo. Y es que si ya Carácter apuntaba a canciones más pausadas y con otro tipo de sonoridades, Eternas Promesas fue una apuesta en firme por un rock mucho más abierto y moderno y este El Arte de la Guerra es la perfección final de un formato tan generoso y trabajado en matices como vacuo de etiquetas. Es muy probable (porque los reaccionarios a los cambios/evoluciones musicales siempre existirán) que por el camino se queden los que buscan placer inmediato, proclamas directas y sencillez formal, pero la sensación de plenitud con este álbum es tal que Mala Reputación juega ya en otra liga.

Lee el resto de esta entrada

Mala Reputación – Eternas Promesas

191 Mala Reputación - Eternas PromesasTodavía se puede leer en algún sitio que Mala Reputación es una de esas bandas jóvenes, que tal y cual… Los asturianos atesoran ya veinte años desde sus primeros escarceos como grupo y más de tres lustros como grupo consistente del panorama nacional. Eternas Promesas es la sexta referencia en estudio, que llega cuatro años más tarde de su anterior Carácter, que a su vez se separó casi cinco años de su predecesor… Es decir, tan solo dos discos en estudio en nueve años. Puede parecer muy poco bagaje para una banda que cimenta su música y su carrera en el esfuerzo propio. Pero ha sido curiosamente en esos años cuando Mala Reputación ha dado el gran salto, superando su música el encorsetado punk-rock inicial, para abrir mente y oídos a un mundo más sensible y más rico en matices. Eternas Promesas continúa la senda de manera mucho más clara.

Lee el resto de esta entrada