Archivo del sitio

Che Sudaka – Almas Rebeldes

No es la primera vez, ni seguro la última, que traigo aquí un nuevo disco de Che Sudaka desde que abrimos la persiana. La banda, expliqué muchas veces, es todo un reflejo del devenir del sistema, puesto que está formada por dos argentinos y dos colombianos, que se conocieron en Barcelona siendo inmigrantes ilegales y músicos callejeros. El triunfo de una música divertida, cimentada en la cumbia especialmente, “para pensar bailando”, como ellos dicen, ha sido aplaudido en todo el mundo, como demuestran sus giras internacionales, que los llevan a sitios tan dispares o (a priori) tan poco ‘calientes’ para esta música, como Polonia, Suecia, Noruega, Hungría, Austria, República Checa o Japón… con más de 1.300 conciertos. Embarcados en la celebración de su decimoquinto aniversario, llega este Almas Rebeldes que no viene a ser sino un recopilatorio en el que se han regrabado todas las canciones acompañados de alguna voz conocida para el gran público, como el maestro y referente Manu Chao o Amparo de Amparanoia, pero, sobre todo, por otra colección de músicos no tan populares, pero que conectan perfectamente con su filosofía más allá de fronteras o creencias. Ni siquiera son, posiblemente, las canciones que formarían parte de un grandes éxitos al uso. Pero es que, ¿aún no está claro?, ellos son Almas Rebeldes.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Cheb Balowski – Potiner (2003)

Cheb Balowski PotinerEn unos años en los que el mestizaje estaba explotando en los oídos de las radiofórmulas y dando, por tanto, productos sucedáneos de dudosa integridad y propuesta artística, Cheb Balowski era algo así como la pureza del estilo que precisamente se caracteriza por todo lo contrario, la mezcolanza más bastarda en pos de un sonido festivo y multicultural. Justo en el año de su salida cayó en mis manos este, el segundo trabajo de los tres que atesoran (Bartzeloona en 2001 y Plou Plom en 2006), y me convenció desde la entrada. La pachanga tan característica de Mano Negra con toques de rumba catalana. Ska apuntado con ragga. Aires mediterráneos, con olor a mar portuario, y balcánicos, hasta algo de raï parece colarse por algunos momentos. Es un disco no apto para todos los oídos pero que tarde o temprano, por lo mucho que lo escuché en aquel tiempo, tenía que pasar por aquí.

Lee el resto de esta entrada