El Mondongo – Jubilandia (2002)

Mi reconocimiento a aquel lector asiduo de esta web que los conozca o recuerde. Porque yo hasta hace una semana, no. Jubilandia es el primer y único disco de El Mondongo, una banda vallisoletana nacida por casualidad de la inspiración de Fernando Su, un veterano de la escena local. Es uno de esos descubrimientos que se hacen gracias a vosotros, los lectores. Resumo, un colega de un buen amigo me habló de ellos la pasada semana, al hilo de la afición común que tenemos ambos por otro grupo de esos ‘extraños’, Bad-F-Line, ese grupo de rock-tecno del que os hablé hace unos años. Claro, con esas referencias lo primero que hice al día siguiente, el domingo pasado, fue buscar el disco y, por suerte, comprobar que está entero en YouTube gracias a que lo tiene subido, justo, un usuario llamado Fernando Su. Por los pelos, porque en Spotify no está y la cosa fue tan limitada que el álbum anda algo descatalogado. Editado por Zero y Desobediencia en 2002 al resultar ganadores de un concurso denominado Norte Rock, esta es la historia de la Jubilandia de El Mondongo: rock, electrónica, modernidad, muchas historias sobre cocaína, influencias de la Velvet, de Buffalo Springfield, de Tricky, Massive Attack, trip hop y hasta del hinduismo y las melodías orientales. Demasiado, ¿no?

Contaba Fernando Su a los cronistas de la época que todos estos temas eran grabaciones caseras instrumentales a las que a algunas fue poniendo letra Isabelino González. Eran maquetas que enseñaban a los colegas, pero nunca con la intención de que el tema fuese a más. El caso es que fueron seleccionados en la fase previa del citado concurso y, por tanto, tuvieron que montarse una banda para poder tocar en directo… y va y ganan también. Aquellas grabaciones se perfeccionaron con Paco “Loco” a la producción y la masterización en estudios West West Side Music de New Jersey por Alain Douches, que eso siempre viste mucho. La banda, además de por Fernando Su a la guitarra, samplers y percusión e Isabelino a la voz y percusión, se completaba con la batería de Pablo, los teclados de José Garrido, el bajo y coros de Alfredo ‘Chini’, la guitarra y percusión de Alberto ‘Mol’ y los vientos y… didgeridoo de Beltrán.

Con todos estos mimbres se formó un álbum de doce cortes que, sinceramente, ni tienen desperdicio ni parecen haber envejecido en estos quince años. Bueno, de hecho, para ser más justos podemos decir que no parecen tener tiempo alguno. Y si te gustan las cosas frescas, no te arrepentirás. Vamos al lío.

‘El Bar de Blanca’ y ‘Josuf El Afgano’ son dos temas de clarísima influencia arabesca y son, seguramente, los dos cortes más accesibles. El primero de ellos puede tener ciertas similitudes temáticas con ‘El Bar de Moda’ de Daniel Higiénico y la Quartet de Baño Band, solo que aquí no se deja nada a la imaginación: “las pupilas se van dilatando y la conversación se va acelerando, las pituitarias enrojecidas por el trasiego de la cocaína”. (No deja de ser curioso también que sea la crítica remember que suceda a Nacho Vegas en la sección). La melodía musical del fraseo es tan hipnótica que es imposible que no nos dejemos contorsionar cual serpiente saliendo de una cesta de mimbre. La segunda es un ejercicio más purista si cabe, cargado de una fina ironía (en la concepción me recuerda al ‘Zoraida’ de Glutamato Ye-Yé) y un vocoder en toda regla, bastante antes de que Juan Magán viviera gracias a él.

Tomate’ es el primer corte instrumental y tiene un rollo funky y potente en la base, un riff machacón de guitarra, flirteos coloristas de teclado… Vamos, que la pinchas en una fiesta de moda y mucho groove tras Moby y tienes a media fiesta con el Shazam. ‘La Granja’ (gracias Antonio por dar con el tema) tiene una entrada que es un guiño evidente al ‘For What It’s Worth’ de Buffalo Springfield, con su encanto rural no sin dosis de dobles sentidos. ‘Rayas’ es un corte instrumental al que se suma una voz machacona infantil que insiste y persiste en “tienes colección de guitarras, es que como eres músico…”. Punteos y sonoridades sureñas con algún slide, nos dan otro magnifico corte.

‘La Sirena y El Pescador’, como el cuadro de Frederic Leighton, genera una atmósfera ambiental sugerente, con una línea de bajo que, por otra parte, es para hacerle un seguimiento en todo el metraje. ‘Manga’ y ‘Los Hermanos Hanson’ son los temas con mayor base electrónica y bailable. De hecho, los dos se engarzan a través de un tramo tecno. El segundo sigue la base, mientras que percusiones a lo Safri Duo se suceden con fragmentos de la película ‘Slap Shot’ intercalándose con virulencia. Frikismo puro. Este tramo más experimental (si es que el resto no lo fuera) concluye con la suerte de medio tiempo ‘Dime’, donde teclados y sintetizadores llevan el peso.

En el último tramo, nos llega el ritmo cálido de ‘El Cafetal’. Otra divertida canción donde el son cumbianchero se ralentiza para contarnos la historia de unos niños que no tenían casi con qué jugar mientras sus padres plantaban café y que, oh albricias, sí lo tienen cuando lo cambian por el cultivo de coca. Historia con final feliz. ‘Jubilandia’ y ‘La Gran Ballena’ son las dos últimas pistas, mastodónticas, que culminan el viaje con más efectos y ritmos. Ambos tienen predominancia instrumental. En la primera aparecen algunos coros femeninos que le dan mayor encanto alucinógeno, mientras que la segunda la voz se sumerge junto al gigante cetáceo  y donde el largo desarrollo nos permite disfrutar de la batería ‘más de banda’ de todo el álbum. Como regalo y locura final, una jota de Valladolid con sonidos de la actuación del citado concurso…

La semana que viene prometo algo más normal… o no.

 

Lista de canciones – tracklist:

  1. El Bar De Blanca
  2. Josuf El Afgano
  3. Tomate
  4. La Granja
  5. Rayas
  6. La Sirena y El Pescador
  7. Manga
  8. Los Hermanos Hanson
  9. Dime
  10. El Cafetal
  11. Jubilandia
  12. La Gran Ballena

 

Anuncios

Publicado el junio 16, 2017 en Críticas Remember y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: