Rabolagartija Festival. Sábado, 19 de agosto

La piscina fue el gran aliado del segundo día de esta tercera edición del Rabolagartija Festival. La ausencia de conciertos durante el día y las elevadas temperaturas invitaban a darse un baño y pasearse con el pelo mojado en busca de una buena paella en los bares cercanos al recinto. Plato en mano y ensayos de fondo, los campistas recargaban fuerzas para el comienzo del último día del festival. A las cinco de la tarde, la entrada del festival recibía a mas gente de la que podía pasar con fluidez, por lo que se sucedían las colas amenizadas por las mejores frases de ‘¿camarero? ¡qué!’ coreadas por los asistentes. Poco a poco se iba ambientando el recinto que esperaba a Lágrimas de Sangre. Canciones como Blancs Wu-Tank o Voy a celebrarlo, hicieron que la gente se olvidara del calor de la tarde y disfrutaran de su rap. Así se desarrolló la segunda jornada. (FOTOS y TEXTO: Nuria Faz para RockSesión).

Saltamos de escenario hacia ‘el Rockberto’ para recibir a Mafalda. Fue un concierto que cumplió con las expectativas haciendo brincar al público, que los cogieron con ganas. La pintura de sus caras duró hasta la tercera o la cuarta canción, cuando empezó a derretirse con la energía que derrocharon a lo largo del concierto con canciones como Agua Negra o Bam Bam.

El de Aspencat fue un concierto que los asistentes cogieron con ansia. Los componentes del grupo también, y se vinieron arriba. Se notaba que era un concierto especial, teniendo en cuenta que la banda se retirará de los escenarios por un periodo indefinido tras finalizar esta gira y que estaban en su Comunidad Valenciana. Turno de los italianos Talco, que no dejaron de moverse desde el inicio del concierto con sus letras sobre el anticapitalismo o antirracismo, invitando a la conciencia social. Algunos de los temas que sonaron fueron Bella Ciao, St. Pauli o La torre, y resultaba increíble como los asistentes, a pesar de no saber italiano, se sabían todas y cada una de las letras.

Rozalén y Beatriz Romero pisaron el escenario y con ellas traían magia. Su estupenda voz combinada con la iniciativa de la traducción al lenguaje de signos consiguen un espectáculo fantástico que no se suele encontrar en festivales de estas características. Es por este motivo por el cual Rozalén agradeció haber sido llamada al evento, rompiendo con los tópicos de que los cantautores no son los que más se ajustan a este tipo de encuentros. Con sus flores rojas en el pelo y derrochando humor en la puesta en escena de algunas canciones, se metieron al público en el bolsillo. Fue un concierto que empezó poco a poco hasta acabar con algunos de sus temas más conocidos como 80 veces o su recién sacado single Girasoles, que a pesar de haber salido hace bastante poco ya todos los asistentes lo conocían y lo cantaban al dedillo.

Cabe destacar la presencia de un Punto Lila de apoyo feminista, que estuvo en el recinto del festival durante los dos días guiando a los asistentes en temas de acoso y de adicciones. Repartían pulseras que se agotaron durante la actuación de Rozalen, ya que ninguno de los presentes se quería quedar sin aportar su granito de arena a esta causa.

Guitarra, bombo, caja y demás artilugios para una actuación de Muchachito que hizo disfrutar a todos los asistentes. Durante más de una hora, el grupo montó un jolgorio en el escenario Rockberto. Un lienzo en blanco sobre el escenario en el que acabó apareciendo el castillo de Villena durante el concierto,  de manos del pintor Santos de Veracruz.

A las 23:50 los de Sufriendo & Gozando nos pusieron el que fue el plato fuerte del festival: La Raíz. De repente los asistentes al festival se multiplicaron formando una marea que ocupó la totalidad del recinto. Fue uno de los mejores escenarios montados hasta el momento, con pantallas y un juego de luces inmejorable. Los componentes de La Raíz lo dieron todo encima del escenario frente a miles de manos al aire. Entre poetas y presos, Muérdeles, Jilgueros y muchas otras canciones se escucharon durante hora y media de concierto. La hoguera de los continentes fue la canción de la noche. Los chicos de La Raíz se quedaron estupefactos al ver como el público se rasgaba la garganta cantando este tema. Emocionados miraban al foso donde se encontraban algunos de sus familiares, mientras sonaba esta canción que nos muestra que la música no tiene fronteras. ¡Qué ruede la corona! Gritaban los fans de este grupo. Y la corona rodó, cerrando el que ha sido uno de los conciertos más especiales de este festival.

Canteca de Macao se despide de los festivales en Villena, antes del retiro de los escenarios del grupo. Hasta en los últimos conciertos, Canteca de Macao se ha encargado de poner de manifiesto en sus actuaciones los problemas sociales que nos afectan en la actualidad. El grupo no bajó el ritmo en ningún momento del concierto, en el que se pudo disfrutar de los temas más característicos del conjunto.

Iratxo, Bohemian Betyars y Gomad! & Monster, fueron los encargados de cerrar por todo lo alto esta tercera edición del Rabolagartija Festival, que acabó con boda con Iratxo de maestro de ceremonias. Una edición del festival a la que no le ha faltado ningún detalle, y que ha conseguido casi duplicar el número de asistentes de los 6.000 del año pasado, a los 10.000 que se han encontrado estos días en el Polideportivo de Villena.

Galería completa en Facebook.

Anuncios

Publicado el agosto 27, 2017 en Crónicas Conciertos y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: