JJ Fuentes. Teatro Apolo. 4 de febrero

Hace un par de semanas os escribía del segundo disco de este autor rockero almeriense. Anoche tuve la oportunidad de cubrir el concierto de presentación y, a partir de este momento, os dejo la crítica realizada para el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería. Salud. El roquetero JJ Fuentes fue el encargado, anoche, de iniciar la serie de conciertos de artistas y bandas almerienses que presentarán sus nuevos trabajos discográficos gracias al firme apoyo decidido del Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería, que sigue al lado de los creadores locales, más si cabe en estos tiempos de pandemia. Corazón de fuego y miel es el título del segundo álbum de JJ Fuentes, que sonó anoche en su totalidad junto con varios temas de su prometedor estreno titulado Cuestión de honor. Una noche en la que estuvo acompañado de por su productor, Ángel Peñalver en la guitarra y pedal steel, José Trujillo a la batería, Álex Martínez al bajo y Juan Antonio Hernández en coros, percusiones y acústica. Un cantautor rockero reafirmó anoche su querencia por las letras regadas de referencias literarias, cinematográficas y culturales para presentar historias de sentimientos tan universales como el amor, la pérdida, la ilusión, el desengaño o la reflexión. Después de, como tantas bandas, ver recortada la gira de presentación de su debut a causa de las primeras fases y olas de la pandemia, decidió trabajar en nuevas canciones, de las que doce se reúnen en ‘Corazón de fuego y miel’ donde gana en accesibilidad en las melodías y en los estribillos, encontrando un equilibrio con ese tono sobrio y cuidado de los textos, que le emparentan de manera irremediable con nombres como José Ignacio Lapido, Hendrik Röver de Los Deltonos o el lado más circunspecto de Carlos Tarque y M-Clan. Una música que quizá se presenta muy arquetípica en las formas pero con un resultado que admite muy pocas pegas.

La velada arrancaría del mismo modo que el disco, con ‘Cerca del paraíso’ y ‘El mundo parece una canción de Lapido’. La primera sirvió como piedra de toque para ajustar un sonido que permitió disfrutar toda la noche de gama de eléctricas, acústicas y pedal Steel de la vieja escuela, la segunda desplegó sus hechuras hímnicas y referenciales del guitarrista y compositor principal de 091. El voraz inicio se completaría con el country rock acelerado de ‘Tu miedo’.

Era el momento de cambiar de tercio y lo hizo al coger Fuentes la acústica y Peñalver el pedal Steel en ‘Que el olvido se apiade de ti’. Poco a poco, JJ se fue haciendo al escenario y, con ello, compartiendo secretos compositivos sobre las canciones, como ‘En la acequia’, una canción “dedicada a toda la gente que es de pueblo, porque sin los pueblos y su gente no tendríamos la sociedad de la que podemos disfrutar en nuestros días”. Todavía habría otra entrega reposada, como el tequila mexicano que se evoca del medio tiempo arrancherado ‘Si no es contigo’.

Las referencias literarias se hicieron más explícitas si cabe con ‘Rimas’, un tema rockero en el que lleva a la música las rimas 13 y 38 de Gustavo Adolfo Bécquer con una solvencia irrefutable. ‘Si quieres que nos conozcamos mejor’ ofreció espacio para un par de brillantes solos por parte de Peñalver. Recordando conversaciones de madrugada en noches de fiesta de tiempos universitarios sonarían ‘La manzana prohibida’ y ‘A los pies de la Alhambra’, que avanzó que será el segundo single del último disco.

Entrando en el tercio final, JJ Fuentes recuperaría el tema que daba título al debut, ‘Cuestión de honor’, con una interesante y más oscura línea de bajo y con el rocanrol descarado de ‘¿De verdad te casarás con él?’, tan descarada como ‘El perro del hortelano’. Para cerrar, ‘Orgánico’, un tema que renovó en su versión de estudio con la colaboración especial de Jesús Cifuentes de Celtas Cortos, y ‘Ave Fénix’, dedicada a las personas que padecen de cáncer en su día internacional pusieron el cierre oficioso.

Y es que todavía quedaban un par de bises que fueron para la versión de ‘Madre, anoche en las trincheras’, que se incluía en su debut y que anoche interpretó de manera cruda a guitarra y voz solamente, para despedirse de manera definitiva con el canto de amor a la tierra de la misteriosa ‘Miss Almería’, culminando así una noche de rock de autor sobrio y atemporal.

Repertorio – setlist:

  • Cerca del paraíso
  • El mundo parece una canción de Lapido
  • Tu miedo
  • Que el olvido se apiade de ti
  • En la acequia
  • Si no es contigo
  • Rimas
  • Si quieres que nos conozcamos mejor
  • La manzana prohibida
  • A los pies de la Alhambra
  • Cuestión de honor
  • ¿De verdad te casarás con él?
  • El perro del hortelano
  • Orgánico
  • Ave Fénix
  • Madre, anoche en las trincheras
  • Miss Almería

Publicado el febrero 5, 2022 en Crónicas Conciertos y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: