Archivo del sitio

Shinova – La Ceremonia de la Confusión (2011)

 

Un 96 sobre 100 le di a este disco en la crítica que hice para uno de los primeros números de la revista Rock Estatal, por abril de aquel año. Pongámonos en situación. Shinova, como cabecera, nació en 2008 y pronto publicó su estreno, bajo el nombre de Latidos. Unos tres años después saldría La Ceremonia de la Confusión, que os aseguro me pareció tan sobresaliente como la nota que les di (tenía 37 canciones compuestas cuando entraron al estudio). No es que sea como el Peligroso de Hamlet, pero sí que, a día de hoy, y por los avatares de las trayectorias artísticas, el grupo realizó un parón de tres años y cuando volvió lo hizo con cambios en la formación y también en el estilo. Pero siempre he defendido que el cambio no es tan radical hasta el punto de renegar de sus dos creaciones en su web o canal de YouTube y perfil de Spotify. El metal estiloso de la primera época no se aleja tanto de la emoción que transmite su poética actual, donde se perciben todavía ciertos ramalazos metálicos que les distinguen dentro de la cartelería ‘indie’ donde se les ha incluido. Y el año pasado los vi en Cooltural Fest con muy buenas sensaciones. Quizá repita este noviembre en Madchester Club. En cualquier caso, una vez más, etiquetas, como las fronteras, que dividen de manera artificial. Hoy quiero recuperar tanto la crítica que le hice a aquel álbum, como la entrevista que tuve con Gabriel de la Rosa, su vocalista de entonces y de ahora. Esta es la primera crítica remember de la temporada 2019-2020. Lee el resto de esta entrada