Archivo del sitio

#Mis10de Lone Star

Después de que El Dúo Dinámico rompiera ayer el récord de ser la crítica remember más antigua de la historia de RockSesión, era de justicia que el #Mis10de este sábado fuera para los barceloneses Lone Star. Una banda que se merece que le deis una escucha (¿alguna no?) porque es sorprendente la enorme calidad de sus composiciones y que, sin embargo, no sean tan recordados y venerados como tantos otros grupos… con bastante menos méritos. (Por suerte, todavía quedan grupos como Enemigos e Ilegales, que se pegaron una espectacular versión en una edición especial de La Hora Musa). Como todo grupo de la época, comenzaron haciéndose populares por versionar al castellano clásicos del rock y del soul anglosajón, pero con el paso de los años y a base de soberbios EP’s y singles, la banda se hizo grande con temas propios. El combo estaba liderado por Pedro Gené, todo un superclase que se dejó influenciar por todo lo que descubrió en su estancia en Inglaterra años antes. Además, con un profundo gusto, no solo por el rock, sino también por el rhythm and blues y por el jazz (lujo que explotaría en el 68 con el disco Lone Star En Jazz). Una banda de la que disfrutar con calma, conociendo sus amplios matices y reconociéndoles un mérito apabullante.

Lee el resto de esta entrada

Lone Star – Mi Calle (1964 – 1970)

 

Para la crítica remember de esta semana me permito un lujo personal, recuperar en la memoria (aunque en mí siempre están) a esta pionera formación nacida en Barcelona a comienzos de los sesenta. Como todo grupo de la época, comenzaron haciéndose populares por versionar al castellano clásicos del rock y del soul anglosajón, pero con el paso de los años y a base de soberbios EP’s y singles, la banda se hizo grande con temas propios. El que más, el que da título a esta pequeña compilación editada con seis temas de la banda, que van de 1964 a 1970. No he optado por un disco al uso, porque lo mejor de Lone Star se encuentra salpicado en pequeños formatos, así que valga esta referencia como ejemplo máximo de lo que fueron capaces de hacer en un momento donde no existía casi nada. Miguel Ríos, de hecho, no aparecería hasta 1962. Descubran a Lone Star.

Lee el resto de esta entrada